Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con ventanales

Las oraciones con ventanales que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ventanales en una frase. Se trata de ejemplos con ventanales gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ventanales en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Alzado de tres pisos: arquería de separación de las naves laterales, triforio y ventanales con vidrieras.

  • Alzado en tres pisos: arquería de separación de las naves laterales, triforio y ventanales con vidrieras.

  • De este modo se hace innecesaria la tribuna y el peso de la cubierta ya no recae exclusivamente sobre el muro, pudiéndose abrir en él amplios ventanales con grandes vidrieras polícromas que inundan el interior de una abundante luz irreal.

  • El juego de luces y sombras, estas siempre hacia la izquierda, en correspondencia con la fuente de luz real de la capilla a que iba destinado el políptico, iluminada por ventanales situados a su derecha.

  • El muro ya no tenía por qué ser tan sólido como en el románico y se podían abrir amplios ventanales.

  • El piso de ventanales.

  • El piso principal del cuerpo central lo ocupan el Salón de la Paz y el de la Guerra, en los extremos, y entre ellos la Galería de los Espejos (tercera imagen), una de las estancias más espectaculares de todo el palacio, con diecisiete ventanales abiertos al parque, a los que corresponden otros tantos espejos en la pared de enfrente.

  • En cuanto a la pintura mural, tendió a a a desaparecer en las iglesias en favor de la vidriera, en la misma medida en que el l muro fue sustituido por los grandes ventanales.

  • En cambio, el alzado sigue el mismo modelo en tres niveles (arquerías, triforio y ventanales), así como el sistema de cubrición con bóvedas de crucería cuatripartitas en todas las naves.

  • Esto permitió abrir en los muros de las capillas amplios ventanales, en concordancia con la declarada predilección del abad por la luz.

  • La utilización del metal en el armazón del edificio, las columnas y las cubiertas permite la creación de un espacio interior amplísimo, y al mismo tiempo luminoso por la apertura de amplios ventanales, posibles debido a que el muro ya no cumple ninguna función sustentante.

  • Los muros exteriores carecen de función sustentante, por lo que a partir de un basamento de cuatro metros de altura se suceden dos series de ventanales: una primera de veinte metros y, por encima de ella, otra de diez metros.

  • No se abren grandes ventanales con vidrieras que obliguen a reducir la superficie mural, por lo que se mantiene viva la tradición de la pintura al fresco.