Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

28 oraciones y frases con vela

Las oraciones con vela que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar vela en una frase. Se trata de ejemplos con vela gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar vela en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Abre un poco la puerta que comunica las dos ha-bitaciones, coge una vela encendida y colócala, primero, en la parte superior de la abertura de la puerta, después en la parte inferior (a ras de suelo) y, finalmente, en el centro.

  • Además, la filosofía posibilita la reflexión ética que vela para que los productos de la ciencia no se utilicen con el fin de destruir el planeta ni la propia dignidad del ser humano.

  • Así, el término cabo se usa para referirse a un miembro del Ejército, pero un cabo también es el extremo de una vela y un accidente geográfico.

  • Brillo graso Si brilla como una vela de cera.

  • Brillo vítreo Si brilla como un objeto de cristal Brillo nacarado Si brilla como el botón de una camisa Brillo graso Si brilla como una vela de cera.

  • Cuando arde una vela, lo único que se observa es que se va consumiendo lentamente.

  • Cuando coloques una vela encendida debajo, comenzará a girar.

  • Ejerce la función ejecutiva: vela por el cumplimiento de los tratados y la aplicación de las decisiones comunitarias, gestiona y ejecuta la política de la UE y presenta las propuestas al Parlamento y al Consejo Europeo.

  • El Defensor del Pueblo: vela para que sean respetados los derechos y las libertades de todos los ciudadanos y para que la Administración del Estado realice correctamente su tarea.

  • El mismo razonamiento resulta aplicable a la combustión de una vela, la madera, el butano y el gas natural.

  • El tema del Buen Pastor es uno de los más frecuentes desde los comienzos del arte paleocristiano, ya que toma como modelo al Mercurio protector de rebaños y le asigna un nuevo significado, como Cristo protector de la Iglesia y salvador de almas —el buen pastor que vela por su rebaño—. Se le representa de diversas formas, pero la más frecuente es con un cordero sobre los hombros.

  • El transporte marítimo El transporte marítimo experimentó en el siglo xix profundas transformaciones, tanto en la mejora de los puertos, como en el desarrollo de la navegación, primero a vela y después a vapor.

  • Haz un agujero con un clavo en una de las bases de vela vacías, justo del tamaño de la caña.

  • In ictu oculi («en un abrir y cerrar de ojos» imagen superior) la Muerte porta un féretro, una mortaja y una guadaña, y con su mano derecha apaga la vela de la vida en un abrir y cerrar de ojos.

  • Interesa más desvelar el significado oculto de numerosos elementos supuestamente triviales, pues en la pintura flamenca y en la obra de Jan van Eyck lo sagrado se manifiesta en escenarios cotidianos y los objetos de la vida cotidiana aluden a cuestiones sagradas: la vela encendida del candelabro simbolizaría a Cristo, que todo lo ve y santifica el matrimonio; el perro, la fidelidad; los rosarios de cristal y el espejo, la pureza (una de las imágenes asociadas a la Virgen es la de espejo sin mancha); las frutas, la fertilidad.

  • La obra puede incluir referencias o símbolos codi fi cados cuyo signi fi cado no es evidente a primera vista Por ejemplo, en el Renacimiento, una vela encen-dida solía representar a Cristo; un perro, la fi delidad, etcétera.

  • No obstante, la vela pervivió hasta fi nales de siglo con los famosos clíperes, cuya gran velocidad les permitía competir en las travesías oceánicas con los barcos de vapor.

  • Observa que cuando la vela está colocada en la parte superior de la puerta, la llama se inclina hacia la habitación fría, cuando está situada a ras de sue-lo, se inclina hacia la habitación caliente, y cuando está colocada en el centro, no se inclina.

  • Observa que una vela, una astilla de madera o un fragmento de carbón pueden estar en contacto con el aire sin que pase nada.

  • Pero, ¿por qué basta con el calor de una cerilla o con una pequeña llama para que la vela, la madera o el carbón reaccionen con el dioxígeno hasta consumirse del todo?

  • Pon una vela dentro de la lata y enciéndela.

  • Por ejemplo, el hielo se funde al calentarlo (decimos que cambia de estado físico); la Tierra gira alrededor del Sol (cambia de posición en el espacio); las plantas verdes transforman el dióxido de carbono y el agua en materia propia; una vela encendida se va consumiendo poco a poco.

  • Si repetimos la experiencia introduciendo una planta, la vela permanecerá más tiempo encendida.

  • Si repetimos la experiencia pero en la oscuridad, la vela se apagará más rápidamente.

  • Si se pudieran pesar, por un lado, los gases que se difunden y, por otro, el oxígeno que ha reaccionado, se comprobaría que la masa de los gases es igual a la suma de la masa de la vela más la del oxígeno consumido.

  • También puedes poner una vela.

  • Vela por el encuadre, el enfoque de la cámara que tendrás delante y el sonido.

  • Volvamos a una de las preguntas formuladas al principio: ¿Por qué una vela, un trozo de madera o el carbón pueden estar en contacto con el aire sin que pase nada y, sin embargo, basta con iniciar la reacción con el calor de una cerilla para que la vela, la madera o el carbón reaccionen con el oxígeno del aire hasta consumirse por completo?