Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con tesoro

Las oraciones con tesoro que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar tesoro en una frase. Se trata de ejemplos con tesoro gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar tesoro en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Cada día se escogía por sorteo para presidir el estado ateniense y custodiar las llaves del tesoro y el sello del Estado.

  • Custodiaban el tesoro, seguían al ejército para pagarle y eran los tesoreros de las provincias.

  • De ahí que se asuman como un valioso tesoro heredado de los padres.

  • Detrás de la naos está el partenón o cámara de las vestales, lugar donde se guardaba el tesoro de la diosa y el tesoro público.

  • El núcleo central o espacio interior del templo, que podía tener hasta tres estancias: la naos –o cella, como la denominaban los romanos–, sala principal que albergaba la estatua del dios; el pronaos, pórtico que la precedía; y el opistodomos, sala añadida al otro lado de la naos para dar un carácter simétrico al edificio y utilizado en ocasiones para guardar el tesoro o los objetos de culto.

  • El tesoro lo construía una ciudad en el santuario de otra, para depositar en él sus exvotos u ofrendas.

  • En cambio, destacan las piezas de orfebrería y en particular las coronas votivas en oro y piedras preciosas, como la corona de Recesvinto, perteneciente al denominado Tesoro de Guarrazar.

  • En el tesoro de los atenienses se guardaba el botín obtenido en la batalla de Maratón.

  • En el foro romano hay una serie de edificios característicos: uno o varios templos ; la basílica, edificio de planta rectangular donde se impartía justicia, además de ser el centro de la vida económica; el tesoro ( aerarium ) y el archivo ( tabularium ), donde se guardaban los documentos importantes de la ciudad; la curia, con funciones legislativas, donde se reunía el Senado; ante la curia estaban las rostra, tribunas en que los oradores se dirigían al pueblo; las tiendas ( tabernae ), que se encontraban a lo largo del foro, y el macellum o mercado.

  • La datación de este Tesoro de los Atenienses no es segura, probablemente de finales del siglo o comienzos del a.C., aunque, según Pausanias (viajero del siglo d.

  • La naos tiene la peculiaridad de estar dividida en dos partes incomunicadas entre sí: la mayor, en la parte oriental, albergaba la estatua de la diosa Atenea; la menor, en la parte occidental, era el recinto del tesoro.

  • Los hidratos son, por tanto, un importante tesoro energético, pues suponen una reserva de gas natural que se podría extraer del mar y utilizar.

  • Pero la arquitectura griega alcanzó su momento de plenitud y máxima perfección en el periodo clásico, del que es una muestra excepcional el conjunto de la Acrópolis de Atenas, de la segunda mitad del siglo a.C. Asimismo, con el desarrollo de las polis, surgieron edificios nuevos de carácter público: bouleuterion (sede de reunión del Consejo o Boulé), gimnasios, estadios, teatros, tesoros, etc. De todos ellos, el teatro y el tesoro se configuraron como tipos arquitectónicos, sin alteraciones esenciales a lo largo del tiempo.

  • Pero, gracias a ellos, redescubrimos dónde se encuentra el verdadero tesoro de la vida humana: en el espíritu de servicio, en la entrega desinteresada y en la dedicación a los otros.