Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

15 oraciones y frases con tengo

Las oraciones con tengo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar tengo en una frase. Se trata de ejemplos con tengo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar tengo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Algo similar ocurre con el ver y la vista: si yo puedo ejercitar la operación de ver es porque tengo antes una facultad (la vista), aunque no la utilice.

  • Cuando me alimento, tengo que destruir lo ingerido para adquirir la sustancia nutritiva.

  • De este modo, si tengo delante a un necesitado, puede ser que me dé lástima y lo socorra.

  • Defensa de las imágenes, frente a los iconoclastas «Cuando no tengo libros, o mis pensamientos me torturan por gustar de la lectura, me voy a la iglesia, que es asilo abierto a todas las enfermedades del alma.

  • Dividid la clase en dos grupos: • Grupo A: este grupo defenderá que la sociedad lleva a cabo un esfuerzo para vuestra formación y que, por lo tanto: «Debo estudiar porque tengo una deuda con la sociedad».

  • Eso tengo que verlo.

  • La fe del centurión Al entrar Jesús en Cafarnaúm, un centurión se le acercó rogándole: «Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho».

  • Mis amigos y amigas surgirán de entre las personas que tengo cerca: en la escuela, en el barrio, en el pueblo.

  • No tengo padre ni augusta madre […] ‘Oh Héctor!

  • Para justificar por qué algo es mi deber, tengo que dar razón de los valores en que se basa.

  • Pero tengo hoy la firmísima convicción de que serían estériles mis esfuerzos e irrealizables mis propósitos.

  • Por el contrario, una acción del alma se convierte en una pasión para el cuerpo, como sucede cuando recuerdo que tengo un examen mañana y noto pesadez de estómago.

  • Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve”, y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado: “Haz esto”, y lo hace».

  • Tengo cuatro hijos hermosos, una esposa a la que adoro, estoy vivo y gozo de cada momento de mi vida».

  • Y porque los reyes son obligados en cuanto en sí fuere a quitar los impedimentos temporales que estorban la salvación de sus súbditos [se solicita la constitución de una junta de teólogos y juristas de todos los Consejos, para que] se vean y examinen las conclusiones que yo tengo aparejadas para ello.