Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con telas

Las oraciones con telas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar telas en una frase. Se trata de ejemplos con telas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar telas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A esa misma tradición veneciana se debe también la variedad cromática, así como la riqueza y el lujo de telas, joyas y objetos.

  • Aracne, humillada, se ahorcó y Atenea la convirtió en araña, para que tejiera eternamente las telas más finas.

  • En vez de ejecutarlas sobre caballete, extendía las telas en el suelo y aplicaba los colores mediante la técnica del «dripping».

  • Este efecto solo tiene interés en las telas y es prácticamente nulo en los rostros y el fondo.

  • La política industrial de la monarquía Los nuevos monarcas se propusieron potenciar la producción industrial española, para lo cual llevaron a cabo una política económica que básicamente se puede resumir en tres medidas : a El proteccionismo de la industria española, por el cual se prohibía, por ejemplo, la importación de telas de Asia.

  • Las arañas tienen unos bultos, llamados hileras, por donde segregan el hilo de seda para fabricar sus telas.

  • Las superficies presentan un modelado suave, sin acusados entrantes y salientes, que se limitan a ciertos detalles del cabello de ambas figuras y a los pliegues de las telas.

  • Por ejemplo, en el cuadro de Ghirlandaio, el color rojo de la ropa del anciano, en esa época era indicio de riqueza, ya que las telas rojas eran de las más caras.

  • Por otra parte, la industria catalana, fundamentalmente la textil, se vio favorecida también por la política proteccionista de la Corona, que prohibió la importación de ciertos productos extranjeros, como las telas de Asia, para evitar que pudieran hacer la competencia a los españoles.

  • Se usa para purificar el agua, esterilizar el aire y blanquear telas, ceras y harina.

  • Una muestra de ello fue el interés por las llamadas «chinerías» (porcelanas, telas y objetos lacados con decoración oriental), muy de moda debido al intenso comercio con Oriente durante este siglo.