Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

25 oraciones y frases con sujeta

Las oraciones con sujeta que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar sujeta en una frase. Se trata de ejemplos con sujeta gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar sujeta en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A la izquierda, un esclavo sujeta los materiales de escuela de uno de los niños.

  • Asimismo, según Marx, Feuerbach tampoco había sido capaz de concebir la naturaleza como materia sujeta al desarrollo histórico.

  • Con la mano izquierda sujeta la empuñadura de su espada, símbolo de su misión como defensor del país, y en su derecha sostiene un papel o memorial, símbolo de su labor de gobierno.

  • Con una mano se sujeta la empuñadura y con la otra se hace girar la manivela que queda fuera del eje.

  • Con una mano se sujeta la empuñadura y con la otra se hace girar la manivela, que queda fuera del eje.

  • Conecta un borne de la pila con el tornillo que sujeta el pulsador a la base.

  • El conjunto de estas palas y la pieza central que las sujeta, llamada buje, constituye el rotor.

  • El primer postulado es la libertad de la voluntad, pues la voluntad solo se puede cali fi car como buena o mala si no está sujeta a la necesidad del mundo fenoménico.

  • En cualquier caso, se puede concluir que nunca entendió el mundo de las ideas como un conjunto de átomos aislados, sino como una unidad sujeta a un orden.

  • En una mano sujeta la carta en la que su asesina solicitaba la entrevista; y en la otra, la pluma, que como símbolo de las ideas se contrapone al puñal homicida caído a su lado.

  • Es importante comprobar que la cabeza esté bien sujeta al mango para evitar posibles accidentes.

  • Es una pieza sujeta por uno de los extremos a un émbolo o pistón, que realiza un movimiento en línea recta, y por el otro extremo, a un cigüeñal, una manivela o una rueda.

  • Haz el agujero por el eje de rotación del sujetador de la pala y sujeta el tornillo pasador de este tercer eje de movilidad.

  • La aguja administra dosis líquidas con gran rapidez y precisión, evitando a los investigadores una tarea tediosa sujeta a errores.

  • La voluntad se sujeta a normas estables.

  • Las raíces de los vegetales forman una red que sujeta los materiales del suelo, evitando que el agua de la lluvia lo erosione, sobre todo en zonas de fuerte relieve.

  • Los personajes, de belleza idealizada, se vinculan entre sí a través de las miradas y los gestos de las manos: la Virgen sujeta por detrás a San Juan Bautista niño, que está adorando a Jesús mientras este, situado a un nivel más bajo y protegido por un ángel, le bendice con la mano derecha.

  • Para comprobar que el centro de gravedad es correcto, practica un orificio en el punto de intersección correspondiente y sujeta el objeto mediante un lápiz introducido en el orificio.

  • Por otro lado, la ciencia está sujeta a la verdad y, en muchas ocasiones, en la verdad reside su limitación: la ciencia no puede tratar con rigor realidades que no sean materiales (que no se puedan ver con un microscopio, que no estén en un tubo de ensayo, etc.): el pensamiento, el alma, la experiencia estética… Algunos científicos, por encima de sus atribuciones, llegan a afirmar que lo que no se puede comprobar (lo que no es objeto del conocimiento científico), sencillamente, no existe.

  • Se ha insinuado que pudiera ser un autorretrato (obsérvese que sujeta la copa con la mano izquierda, que sería en realidad la derecha reflejada en un espejo).

  • Sujeta con las manos uno de los extremos del material y coloca en el otro extremo un peso conocido.

  • Sujeta el material por un extremo al tornillo de banco y coloca un peso en el otro extremo (el mismo peso para todos los materiales).

  • Sujeta el taladro con ambas manos.

  • También resulta confusa y sujeta a disquisiciones la doctrina aristotélica acerca de la inmortalidad del alma humana.

  • Todo va bien mientras la razón gobierna al hombre, pero cuando el deseo de placeres se desboca, la razón pierde el control, se quiebra la unidad del alma y esta queda sujeta al mundo sensible.