Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

28 oraciones y frases con solía

Las oraciones con solía que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar solía en una frase. Se trata de ejemplos con solía gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar solía en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Los sistemas existentes están hechos de materia, energía e información», solía explicar el científico fallecido, que cuando hablaba de sistemas se refería a los ecosistemas y a los seres vivos, pero también a las máquinas.

  • A ellas seguía siempre una negociación con los banqueros afectados, que solía consistir en sumar a la deuda principal los intereses no pagados, con lo que el endeudamiento de la monarquía era cada vez mayor.

  • Aunque su estructura más característica se verá en el apartado dedicado a la pintura, adelantaremos que solía dividirse en paneles con escenas independientes, normalmente relacionadas dentro de un programa iconográfico general.

  • C.) El teatro romano derivaba del griego y, como este, tenía gradas semicirculares y en pendiente ( cavea ), pero se diferenciaba del griego en varios aspectos: solía estar construido sobre galerías abovedadas –el griego, sobre un desnivel del terreno–, por lo que se accedía a las gradas a través de vomitoria ; la orchestra o espacio central era semicircular –en el griego, circular–; y tenía una grandiosa arquitectura al fondo de la escena, de la que carecía el teatro griego.

  • Como en el arte paleocristiano, el aspecto exterior del edificio no preocupaba y solía ser de ladrillo, macizo y sin adornos.

  • Con motivo de esta ceremonia se solía construir un arco bajo el cual pasaba la comitiva.

  • Con motivo de esa ceremonia se solía erigir un arco de madera, bajo el cual pasaba la comitiva.

  • Con él se inició la práctica del valimiento o delegación de las labores de gobierno en manos de un hombre de confi anza –el privado, favorito o valido –, con el que el rey solía mantener una estrecha relación de amistad.

  • Con frecuencia, encima solía ponerse una capa de tierra y arcilla, e incluso fijadores vegetales como el lirio.

  • El interior era suntuoso: el suelo solía ser de mármol o mosaico, las paredes se decoraban con frescos, se ornamentaban las vigas y todo estaba lleno de estatuillas y piezas de cerámica.

  • El broche de la cota era de un valor muy superior al del resto de la armadura, pues era obra de Helicón el mayor y obsequio de la ciudad de Rodas, que le había hecho aquel presente: solía también llevarlo en sus batallas.

  • El hombre se solía casar cuando tenía unos treinta años, y la mujer, cuando tenía aproximadamente dieciséis.

  • En cuanto a su estilo, Canaletto solía destinar grandes superficies del cuadro al cielo y al agua, creando así una vaporosa e intensa luz, a veces muy contrastada, que otorga un carácter aún más pintoresco a la ya de por sí curiosa ciudad.

  • En las ciudades marítimas se solía situar al lado del puerto.

  • En los monasterios más importantes un maestro solía impartir una enseñanza básica (leer y escribir, canto y cálculo elemental) a grupos de niños destinados en su mayoría a convertirse en monjes.

  • Este dígrafo se solía escribir de forma abreviada mediante una sola n y con una rayita encima, un signo del que salió esta letra, que también adoptaron el gallego y el vasco (en catalán, en cambio, se representó con el dígrafo ny ).

  • Este organismo solía reunirse en diversos comités, según la naturaleza de los asuntos que debía tratar.

  • La ciudadanía se solía conceder individualmente, o incluso a un pueblo entero, casi siempre como premio y, en general, a todo aquel que, sin ser ciudadano, hubiera servido al ejército.

  • La iconografía se inspiraba en gran medida en la bizantina y cada tema se solía ubicar en lugares específicos de la iglesia o el monasterio, por ejemplo: En las portadas de las iglesias, zona de tránsito del espacio exterior profano al interior sagrado, predominaban la Visión Apocalíptica de Cristo y el Juicio Final, ambos relacionados con la creencia en la segunda venida de Cristo.

  • La obra puede incluir referencias o símbolos codi fi cados cuyo signi fi cado no es evidente a primera vista Por ejemplo, en el Renacimiento, una vela encen-dida solía representar a Cristo; un perro, la fi delidad, etcétera.

  • La organización de la portada solía ajustarse casi siempre al mismo esquema: El tímpano, a menudo dividido en bandas horizontales, acoge el tema principal.

  • Los rasgos formales de esta escultura en relieve eran consecuencia de su concepción religiosa y su finalidad didáctica, pues preocupaba más la transmisión clara y sencilla del mensaje que la belleza aparente y la corrección formal: Es, ante todo, una escultura antinaturalista; no obstante, solía estar pintada, siguiendo la tradición clásica.

  • Luego, aunque no era obligatorio, se solía enviar a los hijos masculinos a alguna escuela, que era simplemente la casa de un maestro privado, sin título alguno, al que se había que pagar.

  • Mosaico y pintura mural en ocasiones aparecen juntos, y en esos casos se solía reservar al primero los espacios principales y a la segunda el resto.

  • Por el tipo de soporte, la pintura se divide en mural y portátil, esta última también conocida como pintura de caballete, por la tradicional armadura de madera donde se solía colocar el cuadro mientras se pintaba.

  • Por último, conviene recordar que la escultura solía estar pintada para dotar de mayor realismo a las figuras.

  • Se trata de un tipo de cerámica en forma de campana, con decoración geométrica similar a la de la cestería, obtenida mediante la aplicación de un peine o una ruedecilla dentada al barro; en las incisiones así realizadas se solía incrustar una pasta blanca que daba gran vistosidad al vaso, una vez cocido.

  • Y tras la rendición de una plaza, se solía establecer una capitulación respetuosa con los vencidos, salvo en el caso de Málaga, que pagó con el cautiverio de todos sus pobladores su enconada resistencia y los daños ocasionados a las tropas cristianas.