Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

67 oraciones y frases con signi

Las oraciones con signi que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar signi en una frase. Se trata de ejemplos con signi gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar signi en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Esto qué signi fi ca?

  • ¿Qué signi fi ca el término androide ?

  • ¿Qué signi fi ca la expresión «eléctricamente neutro»?

  • ¿Qué signi fi ca que un sistema de numeración es «posicional»?

  • ¿Sabes distinguir entre signi fi cados objetivos y subjetivos? b)

  • Abstraer signi fi ca separar; en este caso, se re fi ere a la acción del intelecto agente por la que separa la forma inteligible de las formas sensibles.

  • Además, en el caso hipotético de que todos entendieran lo que signi fi ca en la esencia de Dios, aún debería aceptarse que nuestra idea de la e Dios ha de existir también fuera del pensamiento, lo cual no Dio admiten los ateos.

  • Ahora bien, ¿cómo puede la fi losofía determinar el signi fi cado de las proposiciones?

  • Ahora bien, el ser en sí adquiere cierta signi fi cación por medio de la conciencia.

  • Aristóteles llamó homeomerías (que signi fi ca ‘partes semejantes’) a los arjés propuestos por Anaxágoras, porque, aunque se pueden dividir de un modo ilimitado, cada parte resultante es cualitativamente idéntica a sí misma.

  • Así se produce el paso del mito al logos — logos signi fi ca ‘razón’ en griego—, es decir, de las respuestas mitológicas a las racionales.

  • Así, una sociedad está conformada por elementos con signi fi cado que se integran en un sistema, con la fi nalidad de garantizar la comunicación.

  • Así, se puede leer en el Contrato social: «Para que el pacto social no sea una fórmula vacía, contiene este compromiso tácito, que solo puede dar fuerza a los demás, y que consiste en que quien se niegue a obedecer la voluntad general será obligado por todo el cuerpo: lo que signi fi ca que se le obligará a ser libre» (I, cap.

  • Aunque existen signi fi cativas diferencias entre los fi lósofos empiristas, es posible señalar algunos puntos comunes: El deseo de hacer una filosofía nueva que, a semejanza del proyecto racionalista, sirviera para despejar todas las dudas y proporcionara un conocimiento seguro.

  • Comentar una obra de arte no consiste únicamente en decir si nos ha gustado o no: es descubrir el mundo de signi fi cados y relaciones que encierra.

  • Con Descartes se produjo un giro idealista, que signi fi caba el abandono de la realidad como punto de partida y su sustitución por la conciencia.

  • Cuando pensamos o decimos —oralmente o por escrito— la proposición «El ser humano es racional», no pensamos ni decimos que el término «ser humano» sea racional, sino los individuos representados o signi fi cados por ese término.

  • De este modo mostraba que el término ser es análogo: por una parte, mantiene un signi fi cado fundamental (todas las cosas son) y, por otra, se aplica a la vez a muchas realidades (ya que todas las cosas son de modos distintos).

  • De este modo, sustituyó el principio de veri fi cación por el principio de falsación: un enunciado tiene signi fi cado si se puede falsar empíricamente.

  • El concilio determinó de fi nitivamente algunos puntos de la doctrina católica; además, sus decretos disciplinares signi fi caron la revitalización de la fe de los fi eles, cuyo debilitamiento al fi nal del Medievo facilitó la ruptura protestante.

  • El neoplatonismo convivió con los primeros siglos del cristianismo y ejerció una enorme in fl uencia en signi fi cativos autores cristianos: Agustín de Hipona y el Pseudo-Dionisio.

  • El radio que une el centro de cada planeta con el centro del Sol barre áreas iguales en tiempos iguales; esto signi fi ca que la velocidad de los planetas al recorrer sus órbitas no es constante.

  • El ser Este no es más que un concepto abstracto que signi fi ca «todos los seres particulares», pero que no se diferencia de ellos ni es participado por ellos.

  • El signi fi cado de estas obras es controvertido y se han elaborado diferentes teorías, aunque es muy difícil demostrar la validez de ninguna de ellas.

  • El único criterio, según el positivismo lógico, es el principio de verificación: solo es posible conocer el signi fi cado de una proposición si se sabe cómo se puede veri fi car, es decir, si cabe determinar qué es lo que permite que la percibamos como verdadera (su valor de verdad).

  • En la Crítica de la razón pura, Kant había tratado de exponer los presupuestos racionales de la ciencia físico-matemática, con la que Newton había avanzado signi fi cativamente en su tarea de explicar las leyes de la naturaleza.

  • En realidad, el lenguaje, para él, es un sistema de diferencias: las palabras solo signi fi can aquello que no signi fi can las demás.

  • Es el signi fi cado ma-terial, lo que la obra representa o describe.

  • Es la organización social más signi fi cativa para Aristóteles; consiste en la agrupación de aldeas, organizadas bajo un mismo gobierno.

  • Escribe el signi fi cado de las siguientes siglas en inglés y explícalo con tus palabras: En esta secuencia de El señor de los anillos: El retorno del rey ( Th e lord of the rings: Th e return of the king) dirigida por Peter Jackson y basada en la novela de J. R. R. Tolkien, se encienden las almenaras de Minas Tirith, situadas en las atalayas de las montañas blancas.

  • Esta postura signi fi caba la pérdida del ideal más característico de la cultura medieval —plasmado por las grandes síntesis del siglo xiii —: la unidad del saber.

  • Esto signi fi ca que la esencia de la justicia, es decir, lo que tienen en común todas las acciones justas, se hace patente mediante su de fi nición.

  • Esto signi fi ca que lo que uno piensa que debe hacer aquí y ahora —máxima de conducta— es lo que se debería hacer siempre —ley universal—, sean cuales sean las circunstancias o los intereses particulares.

  • Esto no signi fi ca que Gadamer reivindique los prejuicios: constata que integran la comprensión humana y que el hombre no puede vivir al margen de ellos.

  • Esto signi fi ca que el ser les ha sido dado, es decir, que han sido creados sin que haya habido nada previo.

  • Esto signi fi ca que los hablantes pretenden que su acto sea verdadero desde el punto de vista de su referencia al mundo, correcto desde el punto de vista de las normas y veraz.

  • Esto signi fi ca que, aunque todo nuestro conocimiento comienza con la experiencia, no todo él procede de ella: existen unas formas a priori, que son puestas por la razón del sujeto que conoce.

  • Esto, según las leyes de la época, signi fi caba que sus titulares podían disponer libremente de sus frutos o de las rentas que generasen, pero no podían desprenderse ellas.

  • Gracias a su poder absoluto, Dios puede ordenar o prohibir cualquier acto, pero esto no signi fi ca que sea un déspota arbitrario, porque por su poder ordenado ha establecido una determinada ley moral.

  • Hasta la llegada del Renacimiento, las teorías físicas y asH tronómicas de Aristóteles y Ptolomeo (siglo ii d. C.) se t habían aceptado a lo largo de la Edad Media, sin la introh ducción de avances signi fi cativos.

  • Heidegger se re fi ere a esa revelación como verdad o aletheia (palabra griega que signi fi ca ‘desvelamiento’).

  • La fi losofía ayuda a desentrañar el signi fi cado de la obra de arte, y el arte nos ayuda a visualizar cuestiones fi losó fi cas de gran alcance.

  • La libertad signi fi ca, por lo tanto, que el ser humano puede querer o no dirigirse hacia el bien, pero no puede decidir lo que es bueno, ya que la perfección que le es propia está inserta en su modo de ser (esencia o naturaleza), tal como ha sido creada por Dios.

  • La obra puede incluir referencias o símbolos codi fi cados cuyo signi fi cado no es evidente a primera vista Por ejemplo, en el Renacimiento, una vela encen-dida solía representar a Cristo; un perro, la fi delidad, etcétera.

  • La solución que adoptó el positivismo lógico fue admitir como signi fi cativas y con sentido las proposiciones de la física.

  • La supremacía de la agricultura entre las actividades económicas de la España del siglo xix se puede demostrar con algunos datos signi fi cativos: al fi nalizar el siglo, las dos terceras partes de la población activa trabajaba en el campo; la agricultura generaba más de la mitad de la renta nacional ; y los productos del campo eran predominantes también en las exportaciones .

  • Las palabras eran signos que poseían la misma realidad que lo que signi fi caban.

  • Los signi fi cados, de esa forma, no solo son diferenciadores, sino que también mantienen una referencia implícita a algo que se encuentra más allá de ellos mismos y que se resiste a ser aprehendido por la razón.

  • Los sindicatos y organizaciones obreras reclamaron la entrega de armas para defender la República, pero Casares Quiroga –presidente del gobierno en el momento de la rebelión– se negó a ello porque eso signi fi caba traspasar de hecho el poder del Estado a los dirigentes sindicales y a los responsables de los partidos obreros.

  • Muchos de ellos tenían la función de albergar enterramientos colectivos, pero otros ofrecen numerosos interrogantes sobre su verdadera fi nalidad o signi fi cado.

  • No obstante, en esta primera fase de la República su papel era todavía poco signi fi cativo.

  • Ortega sostuvo que el hombre posee una naturaleza histórica, lo que signi fi ca que su vida consiste en desenvolverse de un modo dinámico y libre hacia el futuro.

  • Otra circunstancia signi fi cativa de este período fue la desunión religiosa.

  • Para Baudrillard, lo más signi fi cativo de un código es que permite reproducir objetos de modo inde fi nido, si bien esa reproducción no genera copias, sino que diluye la diferencia entre lo original y lo simulado.

  • Para referirse a él, Anaximandro acuñó el término griego ápeiron, que consta de la partícula negativa a y la palabra péras, que signi fi ca ‘límite’; por tanto, se puede entender como lo que no tiene límite o es in fi nito, de modo que todo lo que existe, a pesar de las diferencias, puede encontrar en él su origen y fundamento.

  • Pero, como este pierde su vínculo objetivo con lo real, se hace manipulable y las palabras pierden su signi fi cado.

  • Por otro lado, también alcanza a la pretensión —más cercana al segundo Wittgenstein— de analizar el signi fi cado de los términos fi losófi cos conforme a su uso o contexto y que, en de fi nitiva, busca aclarar, depurar y precisar los términos y las palabras.

  • Que la hermenéutica posea valor existencial signi fi ca, por tanto, que es una experiencia humana universal.

  • Resulta signi fi cativa su concepción del proceso de conocimiento.

  • Se produjo en Gran Bretaña y en el norte de Europa una vez que se generalizaron la maquinaria textil y la máquina de vapor; signi fi có la aparición de grandes centros industriales y de importantes transformaciones sociales y económicas.

  • Se trata de un término que proviene de la palabra griega que signi fi ca ‘comadrona’.

  • Si hubiera más de un ser, cada uno tendría que distinguirse de los demás, lo que signi fi caría que no es lo mismo que el resto y, por tanto, sería y no sería, lo cual es imposible.

  • Signi fi ca que mi vida, mi realidad, me incluye a mí y a todo lo que no soy yo, es decir, todo lo que me rodea: el mundo físico, el mundo social, el pasado o la historia, el cuerpo, la psique, etc. Mi vida concreta no es una simple suma del yo y las cosas, sino que consiste en la inseparable unidad de ambos.

  • Sin embargo, no parece que el mentor de Alejandro apoyara su política expansionista, porque signi fi caba la eliminación de las ciudades-Estado dentro de su vasto imperio.

  • Solo atendiendo a su uso, es posible establecer su signi fi cado.

  • Un ejemplo muy signi fi cativo de las aportaciones cientí fi cas de Al Ándalus fue la difusión al mundo cristiano del actual sistema de numeración, de origen indio y basado en el valor posicional de la cifra y la utilización del cero, mucho más simple y operativo que el romano.

  • Wittgenstein se percató de que el lenguaje no cientí fi co también poseía sentido y signi fi cación.