Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

57 oraciones y frases con sensibles

Las oraciones con sensibles que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar sensibles en una frase. Se trata de ejemplos con sensibles gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar sensibles en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Las plantas son sensibles a la acidez del agua?

  • Abstraer signi fi ca separar; en este caso, se re fi ere a la acción del intelecto agente por la que separa la forma inteligible de las formas sensibles.

  • Al mismo tiempo, el auge de las ciencias empíricas hizo posible la difusión de una actitud positivista que relegó a la metafísica y redujo la realidad a los hechos sensibles.

  • Algo parecido ocurre a las personas que son extremadamente sensibles a la electricidad y a los campos electromagnéticos.

  • Así, cuando juzgamos un conjunto de impresiones sensibles de color, fi gura, tacto, etc., inmediatamente lo referimos a un concepto que les da unidad y que se une a otros conceptos para formar un juicio.

  • Aunque Epicuro, según parece, consideró que los placeres intelectuales eran superiores a los sensibles, sus discípulos terminaron por identi fi car la felicidad solo con estos últimos.

  • Concluyó, de este modo, que el conocimiento intelectual es el resultado de una segunda síntesis entre las intuiciones sensibles en el espacio y el tiempo, que son lo dado por la sensibilidad (la materia del conocimiento), y las categorías, que son lo puesto por el entendimiento (su forma).

  • Contiene emulsiones sensibles a la luz.

  • De hecho, el hombre virtuoso se desliga del cuerpo ya en la vida mortal, pues no se deja arrastrar por los deseos sensibles.

  • Distribuidas por toda la retina se hallan multitud de células sensibles a la luz, los conos y los bastones, los primeros sensibles a los diversos colores y los segundos, a la luz, es decir, al blanco y al negro.

  • El arjé es el elemento que permanece tras los cambios y las apariencias sensibles, su fundamento último.

  • El corte de los territorios por diversas infraestructuras y áreas humanizadas representa, de hecho, una separación de las poblaciones en áreas de menor ex tensión y un aislamiento genético de estas subpoblaciones de modo que se empobrecen en recursos genéticos, se vuelven más sensibles a las enfermedades y pierden poder evolutivo.

  • El fi lósofo de Königsberg estimó que las categorías son condiciones necesarias para el conocimiento de los fenómenos empíricos, pues solo mediante ellas cabe uni fi car la pluralidad de las intuiciones sensibles.

  • El hombre es hombre porque participa de la idea de hombre; lo mismo sucede con todas las demás realidades sensibles.

  • El pensador ateniense sostenía que todos los hombres desean las cosas buenas y la felicidad, pero con frecuencia sucede que no saben distinguir los bienes verdaderos de los bienes aparentes; muchas veces desconocen en qué consiste el bien y confunden el objeto de la verdadera felicidad con realidades imperfectas, como los placeres sensibles, las riquezas o los honores.

  • El proyecto de analizar el entendimiento humano para descubrir el proceso por el que se forman ideas complejas en nuestra inteligencia a partir de las percepciones sensibles.

  • En consecuencia, el nuevo método cientí fi co —a diferencia del antiguo— solo debía valorar los aspectos cuantitativos de los fenómenos sensibles, es decir, aquellos que son susceptibles de recibir una explicación matemática.

  • En él destacó Sexto Empírico (siglo iii d. C.), que a fi rmó que lo único que podemos conocer son los fenómenos sensibles y, además, solo podemos saber de ellos que aparecen ante nosotros, pero no si realmente existen fuera de nuestra mente.

  • En la cabeza presentan unos tentáculos sensibles al tacto, al olfato y a la visión, y una especie de lengua erizada de dentículos, llamada rádula, con la que desmenuzan el alimento.

  • En la Estética trascendental, Kant se ocupó de estudiar la primera facultad de la razón, que es la sensibilidad o facultad de tener percepciones sensibles.

  • En la extensión y mejora de los servicios públicos y de las prestaciones sociales, y por citar solo los ámbitos más sensibles, en estos años se ha proporcionado cobertura sanitaria a seis millones más de ciudadanos, y se han más que duplicado los recursos destinados a la sanidad.

  • Estas son la síntesis de las impresiones sensibles con el espacio y el tiempo; dicho de otro modo, son nuestras sensaciones estructuradas en las coordenadas espacio-temporales.

  • Estos humedales son muy sensibles a la contaminación y la desecación, por eso, la mayoría de las marismas de la tierra se encuentran incluidas en convenios internacionales de protección.

  • La caída de estas sustancias acidifica los lagos y ríos matando las especies más sensibles, penetra en el suelo destruyendo las raíces de los vegetales y quema los brotes de los árboles, que terminan muriendo.

  • La categoría de sustancia, por ejemplo, nos hace entender determinadas impresiones sensibles, mientras que estas le otorgan contenido a esa categoría.

  • La metafísica se había fundamentado en la antítesis realidad-apariencia (noúmeno-fenómeno): había llegado la hora de eliminar esta oposición. y apariencia, porque la apariencia lo es todo; en otras palabras, la realidad del mundo consiste en su apariencia y no hay nada más allá de los fenómenos sensibles.

  • Las cosas sensibles y corpóreas En uno de sus diálogos de vejez, Timeo, Platón se detuvo a re fl exionar sobre el mundo sensible y corpóreo.

  • Las ideas son únicamente una débil copia de las impresiones sensibles.

  • Las plantas también son muy sensibles al ozono ya que afecta de manera notable el rendimiento de la fotosíntesis.

  • Las retinas de las águilas, los halcones y los buitres tienen cinco veces más células sensibles que las de los humanos.

  • Las virtudes morales son las que mueven al ser humano a la excelencia en relación con las inclinaciones de los apetitos sensibles y del apetito racional o voluntad.

  • Los buenos bioindicadores para la contaminación atmosférica (líquenes y musgos) son sensibles a los contaminantes, presentan una amplia distribución geográfica, y tienen gran longevidad.

  • Los conceptos son sustancias reales de las que participan todas las cosas sensibles individuales.

  • Los datos más sensibles son los números de tarjeta de crédito, DNI, dirección personal, etc. Existen programas para prevenir el phishing, pero la mejor estrategia es no dar nunca estos datos por Internet a no ser que estemos seguros de su autenticidad.

  • Los ratones más sensibles trabajan con un rayo láser invisible al ojo humano.

  • Los sentidos internos: el sentido común, que tiene la función de uni fi car los cinco sentidos externos de manera que se aprecie el objeto sensible en su unidad; y la imaginación, que permite conservar las percepciones sensibles y reproducirlas cuando no están presentes.

  • Los tejidos cancerosos, que se desarrollan a una velocidad anormal, son, en general, más sensibles a las radiaciones que los tejidos sanos.

  • Los valores sensibles y el interés por las situaciones y ambientes pintorescos, propios del Romanticismo, eran más difíciles de trasladar a una escultura cuyo tipo dominante seguía siendo la tradicional estatua sobre pedestal.

  • Para llegar a ellas, el alma se sirve de imágenes de cuerpos sensibles y formula supuestos (hypothesis) a partir de los cuales trata de alcanzar conclusiones.

  • Perfeccionan la parte apetitiva del alma (es decir, ayudan a realizar bien los actos de los apetitos sensibles y de la voluntad).

  • Pero solo es posible juzgar si se utilizan conceptos que uni fi quen los fenómenos sensibles.

  • Platón emplea este vocablo para señalar que las cosas sensibles imitan o copian imperfectamente las ideas, que son sus modelos.

  • Platón defendió que las ideas son realidades más plenas y más perfectas que las cosas sensibles que las imitan.

  • Por conocimiento sensible entendió la captación de formas sensibles, que están en las cosas; por ejemplo, colores, sabores, fi guras, movimiento, etc. Este conocimiento es común al ser humano y a los animales, y se realiza a través de los sentidos externos e internos.

  • Por medio de ellas, las facultades sensibles se ordenan a las racionales y se dirigen de modo habitual hacia el bien y la perfección.

  • Por otro lado, Platón admitió que hay numerosas ideas, tantas como esencias de los objetos sensibles.

  • Ptolomeo, siguiendo a Aristóteles, hizo una descripción del universo que parecía dar una buena explicación de las apariencias sensibles.

  • Reflexionaron sobre las regularidades, leyes o principios que la razón humana puede descubrir bajo las apariencias sensibles de la realidad material.

  • Según san Agustín, las verdades inmutables —universales y necesarias— no se pueden encontrar en los datos sensibles, pues las realidades empíricas son cambiantes y contingentes.

  • Sensibilidad: primer nivel de la facultad de conocer; unifica las percepciones sensibles en el espacio y el tiempo.

  • Sin embargo, consideró innecesario a fi rmar la realidad de «otro mundo» para garantizar la inmaterialidad de las formas que dan esencia a las cosas sensibles.

  • Sin embargo, para Kant, no son propiedades de las cosas (accidentes), sino formas que la sensibilidad del sujeto aplica a las impresiones sensibles.

  • Singular: cosas sensibles singulares no presentes.

  • Sobre estos cuerpos, el campo magnético ejerce fuerzas análogas a las que ejerce el campo eléctrico sobre las cargas eléctricas.• Las fuerzas entre el imán y los cuerpos magnéticos son siempre fuerzas de atracción.• No todos los cuerpos son sensibles al campo magnético.

  • Son sistemas sensibles a las variaciones de temperatura y a la suciedad.

  • Todo eso está presente cuando entro en contacto con el mundo real a través de mis sentidos; por eso no percibo un flujo caótico de cualidades sensibles, sino un mundo ordenado que mi inteligencia descubre lleno de sentido y racionalidad.

  • Usualmente, la teledetección se entiende como adquisición de infor mación de la superficie terrestre y de la atmósfera mediante aparatos sensibles a las radiaciones electromagnéticas.