Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

26 oraciones y frases con semejantes

Las oraciones con semejantes que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar semejantes en una frase. Se trata de ejemplos con semejantes gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar semejantes en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Al estudiar las propiedades físicas y químicas de los elementos y sus compuestos, los químicos del siglo descubrieron propiedades semejantes entre algunos de ellos.

  • Al observar que las nuevas especies procedentes de América se parecían más a algunas del Viejo Mundo que a otras, pensaron que debía de existir un parentesco, es decir, que las especies más semejantes procedían de un antepasado común.

  • Aristóteles llamó homeomerías (que signi fi ca ‘partes semejantes’) a los arjés propuestos por Anaxágoras, porque, aunque se pueden dividir de un modo ilimitado, cada parte resultante es cualitativamente idéntica a sí misma.

  • Así, todas las especies semejantes se agrupan dentro del mismo género, todos los géneros semejantes se agrupan en una misma familia, etc. Cada categoría taxonómica (Especie, Género, Familia, Orden, Clase y Filum ) engloba elementos semejantes entre sí.

  • Así, los animales carecerían de un principio intrínseco de vida —como había a fi rmado Aristóteles— y serían semejantes a máquinas o mecanismos autómatas, constituidos por partes materiales que mueven a otras partes.

  • Compasión: pasión buena que impulsa al hombre a sentir disgusto por el sufrimiento de sus semejantes y que lo lleva a convivir con ellos sin odios ni luchas.

  • Cuando el sol empieza a caer y no aporta tanta energía, la marinada pierde fuerza, hasta que desaparece cuando la temperatura del mar y la de tierra son muy semejantes.

  • Dentro de una misma especie se pueden distinguir grupos de individuos con características semejantes entre sí y distintas a las de otros grupos.

  • El amor hacia los desfavorecidos exige que el cristiano viva el desprendimiento, ya que la virtud de la pobreza libera el corazón del hombre para que pueda amar más a Dios y a sus semejantes.

  • En contraste con la concepción clásica aristotélica, Rousseau concibió al ser humano natural como un ser asocial, que vivía libre y feliz, aislado de sus semejantes.

  • En el período de formación moral, aparece la voz de la conciencia, que es un sentimiento interior que nos hace semejantes a Dios.

  • Esta riqueza se debe a que, mientras en una parte del país hay ambientes de clima atlántico y otros con climas semejantes a los centroeuropeos y boreales (parte de Portugal, Galicia, el Cantábrico, los Pirineos y otras zonas de montaña), la mayor parte tiene un clima mediterráneo con diversas variantes, lo que propicia que se haya desarrollado una flora heterogénea adaptada a estas condiciones.

  • Estado de naturaleza: situación del hombre primitivo, que vivía aislado, libre y en paz con sus semejantes, ejercitando dos pasiones buenas: el amor de sí y la compasión.

  • Estado social: situación del hombre asociado con sus semejantes.

  • Este cuerpo común recibe diversos nombres: Estado, cuando es pasivo; soberano, cuando es activo; poder, cuando se compara a sus semejantes.

  • Estos pueden ser iguales o solo semejantes a los progenitores.

  • Igualmente, se descubren propiedades semejantes en el grupo formado por el flúor, el cloro, el bromo y el yodo.

  • La situación bioclimática de España hace que algunas zonas de su territorio soporten unas condiciones de aridez y escasez de lluvias semejantes a las existentes en áreas subdesérticas del cercano continente africano.

  • La relación del hombre con la naturaleza y con sus semejantes por medio del trabajo, constituye en el marxismo la base de la historia.

  • Las estructuras metálicas sostienen el edificio y con frecuencia quedan a la vista, como en las cubiertas de vidrio, semejantes a las aplicadas a fábricas o estaciones.

  • Pero el hombre no está solo, sino rodeado de sus semejantes.

  • Por ejemplo, al ver varios naranjos semejantes, formamos la idea compleja de naranjo.

  • Se llama especie al conjunto de seres vivos con características semejantes que son capaces de reproducirse entre sí en la naturaleza y tener descendientes fértiles.

  • Se llama especie al conjunto de seres vivos con características semejantes que son capaces de reproducirse entre sí y tener descendientes fértiles.

  • Sin embargo, pese a estar convencido de esta situación, pensó que los seres humanos no podían prescindir de la sociedad, porque solo asociándose con sus semejantes eran capaces de solventar sus innumerables necesidades.

  • Son el deseo, la aversión, la alegría, la pena, la esperanza, la desesperanza, el temor y otras semejantes.