Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con sed

Las oraciones con sed que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar sed en una frase. Se trata de ejemplos con sed gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar sed en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué puede ser una ventaja sentir dolor o tener sed?

  • Ahora tenemos un poco de agua limpia y podemos beber cuando tenemos sed.

  • Así, hay millo nes de personas que se mueren de sed, mientras otras beben agua embotellada a precios elevados.

  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

  • El hipotálamo tiene dos funciones: una nerviosa, relacionada con el sueño y las sensaciones de sed y hambre, y otra endocrina, consistente en segregar los «factores liberadores» que regulan la actividad de la hipófisis.

  • Hay un sentido trascendente, es decir, más allá del mundo y de esta vida, pues si la sed de infinito del hombre se ha de saciar, esto solo podrá suceder fuera del tiempo y del mundo.

  • La persona que abusa del alcohol padece frecuentes vómitos y diarrea, sed, fuertes dolores de cabeza y deshidratación.

  • Pero «son muchos los signos de la sed de Dios, del sentido último de la vida, a menudo manifestados de forma implícita o negativa.

  • Pero, además de estos cinco, están los interoceptores, que captan estímulos procedentes del propio organismo y que se clasifican, a su vez, en visceroceptores, que informan de estados como la sed, el cansancio o el hambre, y propioceptores que, situados en los músculos, las articulaciones y el oído interno, nos informan sobre las posiciones y movimientos de las partes de nuestro cuerpo.

  • Por eso se afirma también Los que tienen hambre y sed de justicia, es decir, los que, más allá de las opiniones dominantes, buscan el bien verdadero.

  • Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.

  • Si el aire es muy seco, perdemos una gran cantidad de agua por transpiración y experimentamos una sensación de sed.