Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con santidad

Las oraciones con santidad que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar santidad en una frase. Se trata de ejemplos con santidad gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar santidad en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Demuestra una total confianza en él y en su capacidad racional, y considera que el deseo de una vida auténtica se puede lograr: el ser humano, desde que es creado, está llamado a la plenitud, a la perfección, es decir, a la santidad.

  • El artista puede convertirse en un colaborador directísimo de Dios, en la medida en que la obra de sus manos es capaz de desvelar la santidad, trascendencia y belleza del mismo Dios.

  • El ideal del cristiano, la santidad, consiste en encarnar en la propia vida la condición de perfecto hombre que caracterizaba a Jesús, cada uno en sus circunstancias.

  • En ellos, con frecuencia, se da esa llamativa hermandad entre la tarea intelectual exigente y la santidad de vida.

  • La belleza se parece al ideal de la santidad cristiana: el hombre y la mujer virtuosos, el artista equilibrado, la apertura de los ojos hacia una realidad que Dios hizo buena y hermosa, convierten a lo cristiano en un estrecho aliado de la creación artística.

  • La expresión ensimismada del personaje resalta su santidad y refleja el intenso sentimiento religioso, genuinamente español, de la obra de este artista.

  • La llamada a la santidad es personal, pero también comunitaria: la vocación cristiana no es un asunto privado entre Dios y cada uno de nosotros, sino que, del mismo modo en que Dios es relación entre las Personas de la Trinidad, estamos llamados a la fraternidad con los demás seres humanos: el amor al prójimo es inseparable del amor a Dios.

  • La santidad es el estado de felicidad colmada del hombre que vive en Dios y junto a Dios, pues él quiere nuestra felicidad.

  • La vocación de todo ser humano en cuanto que ha sido creado por Dios es la santidad.

  • Los primeros fi lósofos cristianos se conocen como Padres de la Iglesia, debido a la ortodoxia de su doctrina y a la santidad de sus vidas.

  • Santidad: condición que guardan los hijos de Dios en virtud de la acción sobrenatural del Espíritu Santo en sus corazones.

  • Santo Tomás de Aquino precisó que la plenitud de la santidad pertenece al tiempo final, mientras la Iglesia peregrinante no debe engañarse, afirmando estar libre de pecado: «Que la Iglesia sea gloriosa, sin mancha ni arruga, es la meta final hacia la que tendemos en virtud de la pasión de Cristo.

  • Su relación con Yahvé subraya la santidad del Dios único, pero desconocen la riqueza de la Trinidad y no han alcanzado el nivel de confianza que enseña Jesucristo, quien aconseja tratar a Dios como Padre nuestro, con la confianza de un hijo que tiene a su Padre junto a él.

  • Todos los fieles estamos llamados a ser santos y a ser ejemplos de santidad.