Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con sacrificio

Las oraciones con sacrificio que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar sacrificio en una frase. Se trata de ejemplos con sacrificio gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar sacrificio en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Al cabo de nueve días se realizaba un sacrificio y se daba por concluido el periodo funerario.

  • Antes del sacrificio, se esparcía sobre la cabeza de la víctima la mola salsa, un preparado a base de miel y de harina salada, y se rociaba al animal con un vino que previamente habían probado el sacerdote y los fieles.

  • El laicismo sin límites tiende a convertirse en una nueva religión que sustituye la antigua teocracia por una nueva de diferente signo pero que, con frecuencia, exige el sacrificio de las minorías y de los débiles.

  • Entonces ofrecía un sacrificio al dios, con una ceremonia presidida por dos sacerdotes y sus ayudantes.

  • La persona que realizaba el sacrificio tenía que lavarse e ir vestida de blanco.

  • Las ceremonias finalizaban con un sacrificio a Zeus.

  • Los medios sobrenaturales principales son la oración, el sacrificio, la recepción de los sacramentos —especialmente, la Eucaristía y la Confesión— y la devoción a la Santísima Virgen María.

  • Los sacerdotes examinaban sus entrañas: si causaban buena impresión, se quemaban en el altar; si no, había que iniciar de nuevo el sacrificio con otra víctima, pues se entendía que la primera no agradaba a los dioses.

  • Por la noche, se ofrecía un sacrificio a Pélope, el otro fundador legendario de los juegos olímpicos.

  • Sacrificio de Polixena a manos de Neoptólemo.

  • Todos ellos están llamados a realizar la voluntad de Dios en sus vidas y a unirse al sacrificio de la cruz en las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

  • Una vez acabada la ceremonia, la carne del animal se repartía entre los sacerdotes, la persona que ofrecía el sacrificio y el público que asistía al acto.