Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

251 oraciones y frases con saber

Las oraciones con saber que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar saber en una frase. Se trata de ejemplos con saber gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar saber en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cómo se podría saber si dos individuos que se reproducen sexualmente pertenecen a la misma especie?

  • ¿Cómo lo harías para saber el grado de fiabilidad de una información que aparece en Wikipedia?

  • ¿Cuál sería el primer paso para saber si el agua de un acuífero es potable?

  • ¿Qué caracteriza a la técnica como saber humano?

  • ¿Qué hay que tener en cuenta para saber la edad de un árbol?

  • ¿Qué sabemos? ¿Qué queremos saber? ¿Dónde encontramos información?

  • «Todos los hombres desean por, naturaleza, saber», afirma Aristóteles al comienzo de su Metafísica .

  • A Ahora bien, ¿cómo podemos saber con certeza que somos un compuesto de alma y cuerpo, y que no somos solo nuestra alma?

  • A este interrogante respondió que lo único que podemos saber con seguridad es que el yo tiene que consistir en pensamiento y que, por consiguiente, es una cosa o sustancia que piensa.

  • A los seres humanos nos gusta el dominio: conocer los límites de la realidad, saber cuál es el mecanismo de las cosas y hacerlas funcionar.

  • A medida que las distintas ramas del saber se han ido desgajando del saber filosófico, han aparecido —especialmente en el siglo XX — nuevas disciplinas filosóficas que se ocupan de los principios generales o fundamentos de estos distintos saberes: la filosofía de la ciencia, la filosofía del arte, la filosofía de la historia, etcétera.

  • A partir del texto leído deduce qué son las células madre y explica cómo podrías saber si existen más células madre en el organismo.

  • Acaso el creyente goza de la ventaja de saber que el enigma tiene solución, que la escritura subyacente es, en fin de cuentas, obra de un ser inteligente y, por ello, que el problema planteado por la naturaleza ha sido planteado para ser resuelto y que su dificultad está en proporción, sin duda, con la capacidad actual o futura de la humanidad.

  • Además de este ámbito, para Platón existe otro tipo de realidad, un mundo inteligible, que va más allá de lo que perciben nuestros sentidos y que está constituido por ideas, realidades inmateriales e inmutables que solo se pueden conocer mediante la razón y que posibilitan un saber universal y permanente.

  • Además, a juicio de este pensador, el saber está al servicio del progreso social.

  • Además, al informar sobre un determinado estado de cosas, este lenguaje permite ampliar el alcance del saber humano.

  • Además, al sustituir p y q por oraciones del español, solo nos interesa saber si la oración en cuestión es verdadera o falsa (es decir, sus valores de verdad).

  • Ahora bien, cada ser humano vive constantemente situaciones que son nuevas para él y en ellas es donde debe saber aplicar esos principios o ley natural general (que habla siempre de normas o bienes universales: amar a Dios y al prójimo, no mentir, etcétera).

  • Ahora analizaremos los «resortes» del ser humano que, desde su interior, lo lanzan a la búsqueda del saber: el asombro, la duda y la conmoción existencial.

  • Ahora bien, el hombre, como animal racional, no busca simplemente saber, sino también «saber hacer».

  • Ahora bien, es difícil conocer la carga total que hay en el conductor y aún lo es más saber su velocidad de desplazamiento.

  • Al igual que hizo Anaximandro, esa oposición fundamental sirve a Heráclito para explicar el movimiento en la naturaleza: hay enfermedad porque hay salud, hay guerras porque hay paz, etc. «Preciso es saber —a fi rma— que la guerra es común; la justicia, contienda, y que todo acontece por la contienda y la necesidad».

  • Al poseer estos otra cultura, todo el saber acumulado en la Antigüedad corrió el peligro de desaparecer.

  • Apenas lleva un año en esta organización, pero basta ver su modo de obrar y la alegría que transmite para saber que su actitud no responde a un capricho pasajero.

  • Aquellas disciplinas que no usan el método de la ciencia, por ejemplo, la filosofía o la metafísica, no son formas rigurosas de saber.

  • Aristóteles llamó a este saber «ciencia primera».

  • Así lo explica en La concepción posmoderna: «En la sociedad y la cultura contemporáneas, sociedad posindustrial, cultura posmoderna, la cuestión de la legitimación del saber se plantea en otros términos.

  • Así pues, Dios es la garantía por la que podemos saber con certeza que existen unas sustancias corpóreas, que causan en nosotros ideas sobre ellas.

  • Así pues, el conjunto del saber científico habrá de depender de una ciencia primera que posea esas tres características en grado máximo.

  • Así pues, la filosofía podría definirse como el saber de todos los seres acerca de sus causas últimas, saber que se adquiere mediante la luz natural de la razón.

  • Así, los griegos formaron un cuerpo sistemático de saber que se establecía y progresaba gracias al uso de la razón y la observación.

  • Así, por ejemplo, los ejércitos implican la existencia de una jerarquía y, con la jerarquía, las reglas para saber quién manda más y quién, menos.

  • Aunque sean demasiado pequeños para verlos y saber dónde están y hacia dónde va cada electrón en cada instante, es posible prever, aprovechar y controlar el movimiento general de los electrones porque sabemos que: • Los electrones se repelen entre ellos.

  • Averigua qué frecuencia tiene cada nota musical y realiza los cálculos para saber cuánto tiempo tiene que durar cada ciclo.

  • Bacon ideó un nuevo método para adquirir el saber.

  • Basta con que, imitando el rigor y la exactitud del método matemático, vaya deduciendo de esas ideas innatas todo el sistema del saber.

  • Bien: idea suprema en el diálogo La República, aquella de la cual participan todas las ideas y cuya contemplación es necesaria para llevar una vida buena y para saber gobernar la ciudad.

  • Buscamos el saber, por ejemplo, para tener un mayor dominio de la realidad natural, gracias a las aplicaciones tecnológicas de nuestros conocimientos científicos.

  • Cada vez ganará nuevas zonas a lo que hoy parece inexplicable; pero las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo misterioso a cuya puerta llamará angustioso nuestro porqué, sin que nos den otra respuesta que una palabra: Dios.

  • Como de hecho se hace patente que, cuando se conoce a Sócrates y a su blancura en su ausencia, en virtud de ese conocimiento incomplejo ni se puede saber que Sócrates existe o no, ni que es blanco o no lo es, o que dista de tal lugar o no; y así a propósito de otras verdades contingentes.

  • Como más tarde harían Descartes y Leibniz, el de Cusa consideró que las matemáticas eran un modelo del saber fi losó fi co.

  • Con Ockham, la filosofía se independizó del saber teológico y esta separación llegó a ser, después, un rasgo característico de la fi losofía moderna.

  • Con todo, Aristóteles hizo grandes contribuciones al saber ético, como es el caso, por ejemplo, de su doctrina de las virtudes morales.

  • Conciencia: del latín consciencia (a su vez, del latín scire, ‘saber’).

  • Considera que las interpretaciones subjetivas y los prejuicios son inevitables, y que es preciso tenerlos en cuenta para saber cómo funciona el conocimiento humano y cómo se elaboran las ciencias naturales y, sobre todo, las ciencias humanas.

  • Consiste en saber ceder, en adelantarse a las necesidades de los demás, en ayudar en las tareas del hogar...

  • Contar para saber cuántos rebecos había cazado o cuántos melocotones tenía que abarcar para que le tocara uno a cada miembro de la familia.

  • Cualquier persona dispone de un saber común espontáneo que le indica cuándo está actuando o no libremente.

  • Dado que las estaciones son cíclicas, cada anillo oscuro corresponde a un invierno, de modo que contando los anillos podemos saber los inviernos que han pasado.

  • De este modo, el saber pudo crecer, tanto en la amplitud de los temas como en la profundidad de lo aprendido.

  • De la reflexión sistemática —filosófica— sobre esta experiencia surge un saber sobre la conducta humana que es directivo, es decir, que pretende dar criterios válidos para la dirección de la propia vida.

  • De hecho, la pretensión positivista de convertir todo saber humano en saber cientí fi co, impulsó el nacimiento de la psicología como ciencia experimental de los fenómenos psíquicos.

  • De los siguientes objetos de estudio, ¿cuál sería el más adecuado para saber si la fábrica es la causante de los problemas respiratorios crónicos de los ciudadanos?

  • De ti depende saber hasta dónde quieres llegar.

  • De todos modos, la mayoría de estados todavía no han tipificado la enfermedad y tampoco han establecido protocolos de actuación, lo que provoca que los médicos deriven a los pacientes de especialista en especialista, mientras tanto, los afectados continúan expuestos a los campos electromagnéticos sin saber que les perjudican.

  • Debemos saber exactamente qué de-fendemos.

  • Defendían que, si no es posible saber nada con certeza, todavía se puede conocer menos la causa última de las cosas.

  • Desde este punto de vista, el diseño tiene un componente de gesti n del proyecto que implica saber administrar de manera e ciente los recursos materiales, económicos, humanos y temporales necesarios para que el proyecto tecnológico se ejecute de manera satisfactoria, en el plazo establecido y con un resultado óptimo.

  • Desvelar cuál es el verdadero saber exige, según Comte, atender al desarrollo progresivo e histórico de las ciencias, ya que el espíritu humano evoluciona históricamente.

  • Diseña un experimento para saber a qué temperatura responde una planta con termonastia.

  • Dotación de un sentido a la propia vida, pues no es suficiente vivir —ni siquiera vivir bien, en un sentido material—, sino que deseamos saber quiénes somos y para qué vivimos.

  • El principio de acción y reacción, o tercera ley de Newton, es imprescindible para saber qué fuerzas actúan sobre los cuerpos.

  • El criterio para saber si una voluntad es buena solo se encuentra en el deber ser, en lo que debería suceder.

  • El electroscopio es un aparato que permite saber si un objeto está cargado eléctricamente y el signo de la nueva carga.

  • El fichero tiene miles de organismos, por lo que, para saber en qué grupo se debe incluir, contesta las siguientes preguntas sobre sus características.

  • El hombre se une imperfectamente a este intelecto a través del saber fi losó fi co, aunque lo hará de un modo de fi nitivo después de la muerte si ha cultivado el saber en esta vida.

  • El lenguaje, mediación del conocimiento A través del lenguaje que el niño adquiere en sus primeros años, recibe gran parte del saber que los hombres han ido acumulando.

  • El logro más característico del saber medieval es haber integrado, dentro de una visión cristiana del mundo, las aportaciones filosóficas y científicas de los griegos junto con la contribución de los sabios judíos y árabes.

  • El número de patas de un deter minado artrópodo nos permite saber si se trata de un arácnido (ocho patas), un crustáceo decápodo (diez patas), un insecto (seis patas) o un miriápodo (muchas patas).

  • El orden nos facilita saber de qué clase de clavos disponemos y nos ahorra tiempo cuando trabajamos.

  • El paso del mito al logos, por tanto, hace referencia a un proceso de cambio que, partiendo de un conocimiento rudimentario, espontáneo, legendario y mitológico, culmina en un saber elaborado, más refl exivo y justi fi cado racionalmente.

  • El saber auténtico, cuando la razón descubre la con fi guración atómica de la materia.

  • El saber buscado La palabra filosofía procede del griego y se compone del verbo philêin (‘amar’) y el sustantivo sophía (‘sabiduría’).

  • El saber fi losó fi co se divide, por lo tanto, en función de esta dialéctica del Espíritu, en lógica (tesis), fi losofía de la naturaleza (antítesis) y fi losofía del Espíritu (síntesis), que es la parte más importante de su sistema.

  • El saber fi losó fi co tampoco había escapado a la racionalidad instrumental.

  • El saber positivo es un saber de hechos.

  • El teléfono móvil se ha convertido en el dispositivo de comunicación más complejo al que tenemos acceso: podemos hablar, enviar mensajes escritos, consultar Internet, saber dónde estamos, etc. ¿Cómo se localiza el punto donde se encuentra cuándo se lanzó al espacio el primer satélite de comunicaciones?

  • Emprender proyectos no consiste solo en tener buenas ideas, sino también en saber poner en marcha todo el ciclo del proyecto.

  • En efecto, los cuerpos se pueden percibir; los átomos, no. Demócrito distinguió dos niveles de conocimiento: El saber confuso, aparente o sensible, que se da a causa de irradiaciones materiales que provienen de los cuerpos y afectan a los sentidos.

  • En conclusión, Hume consideró que no podemos salir del ámbito de nuestra experiencia sensible y que no podemos saber con certeza si existen cosas distintas de nuestras ideas.

  • En consecuencia, el estudio de la historia del saber mostrará la naturaleza de ese espíritu.

  • En consecuencia, la razón vital es precisa para dar razón de nuestra vida; necesitamos razonar con rigor para, así, saber a qué atenernos en cada una de nuestras acciones.

  • En de fi nitiva, filosofía y poesía son formas de saber diferentes, pero complementarias.

  • En efecto, la metafísica, como ciencia de lo real, cumple con las tres condiciones de la ciencia primera: es un saber universal porque nada puede haber que no sea una cierta realidad, un «ente» (del latín ens, ‘lo que es’).

  • En él destacó Sexto Empírico (siglo iii d. C.), que a fi rmó que lo único que podemos conocer son los fenómenos sensibles y, además, solo podemos saber de ellos que aparecen ante nosotros, pero no si realmente existen fuera de nuestra mente.

  • En este sentido, para ser cristiano no hay que renunciar a los bienes del mundo, sino saber ver en ellos posibilidades de mejora para los demás y para uno mismo.

  • En este caso el orden también es muy importante para saber de qué disponemos en cada momento.

  • En este caso, el orden también es muy importante para saber de qué disponemos en cada momento.

  • En este último caso, podemos saber de qué manera afecta nuestro aparato de medición al resultado y, así, corregir el valor obtenido o utilizar aparatos de medida que afecten de manera insignificante al sistema estudiado.

  • En la industria, por otra parte, es crucial saber coordinar a los múltiples especialistas que intervienen para lograr un producto, que pueden ser, desde ingenieros y cientí cos, hasta artistas, creativos y diseñadores, sin olvidar a los expertos en marketing ni a los economistas.

  • En los monasterios, se preservó el saber de la Antigüedad pagana junto al de los autores cristianos.

  • En sentido fi losó fi co, la palabra escolástica se re fi ere a la sistematización del saber fi losó fi co y cristiano que se elaboró en la Edad Media.

  • Entonces, para entenderse mejor y, sobre todo, para saber cuál era el valor de todo lo que requisaban en las colonias, los romanos implantaron sus medidas.

  • Epistemes: conjunto de relaciones que existen entre los diferentes ámbitos del saber de una época, de acuerdo con Foucault, y que están vigentes en cada etapa histórica.

  • Era natural, por tanto, que los pensadores de aquella época se preguntasen sobre la armonía entre ambas fuentes de saber.

  • Es esencial saber a qué sistema vamos a aplicar la segunda ley de Newton para saber cuáles son las fuerzas que debemos considerar.

  • Es decir, el ser humano necesita, ante todo, saber para qué vive.

  • Es difícil saber si fue una aplastante victoria de la derecha o un duro castigo al gobierno de izquierdas anterior.

  • Es el grado supremo de saber racional (universal y necesario) que lleva a la contemplación de las ideas inmutables.

  • Es importante, por tanto, saber prepararlas.

  • Es mucho lo que falta por saber, como veremos al examinar las hipótesis propuestas para confirmar la teoría de la evolución.

  • Es un saber sobre el bien y una purificación que permite al alma desligarse del cuerpo.

  • Es, en de fi nitiva, una forma más de reivindicar la función relativa del saber y la importancia de la diferencia: como no existe ningún elemento universal, los discursos y las corrientes fi losó fi cas sobresalen por sus aspectos diferenciadores.

  • Ese modelo de racionalidad pasó a instaurarse de forma universal; la justicia, la verdad o el bien como objetos del saber habían dejado paso a la funcionalidad y la e fi cacia de este.

  • Ese saber es la ética (del griego ethós, ‘costumbre’).

  • Esta ley establece que, dada la naturaleza del espíritu humano, cada rama del saber pasa necesaria y sucesivamente por tres estadios diferentes.

  • Esta mentalidad, que legitimaba el saber cientí fi co en función de su potencialidad técnica, fue determinante en la Revolución Industrial.

  • Esta postura signi fi caba la pérdida del ideal más característico de la cultura medieval —plasmado por las grandes síntesis del siglo xiii —: la unidad del saber.

  • Esto suponía no solo la negación de la metafísica como ciencia, sino de todo el saber cientí fi co en general.

  • Esto no significa que no podamos estar seguros de nada, como defiende el escepticismo, pero nos obliga a revisar las respuestas que tenemos para determinar si hacen justicia a la realidad o no. Dudar quiere decir, pues, someter a crítica lo que sabemos o creemos saber con vistas a avanzar en el conocimiento y a profundizar en lo ya conocido.

  • Esto significa que, en último término, las ciencias dependen de esos principios o postulados iniciales; pero un saber solo se asegura conclusiones necesariamente verdaderas si sus premisas también lo son.

  • Estos juicios son a priori, porque no se requiere la experiencia para saber si son verdaderos; también son universales y necesarios, ya que son verdaderos o falsos siempre.

  • Existen otros principios que, por estar implícitos en el de no contradicción, también fundamentan todo saber racional y merecen, por ello, la denominación de primeros principios.

  • Explica cómo podemos saber si por un alambre circula corriente eléctrica.

  • Filosofía: saber de todos los seres por sus causas últimas, que se adquiere mediante la luz natural de la razón.

  • Fragmento de Hacia un saber sobre el alma (I).

  • Fragmento de Hacia un saber sobre el alma (II).

  • Frente a la actitud cartesiana, según la cual el hombre debe dudar si pretende alcanzar un saber cientí fi co seguro, Gadamer a fi rma que la existencia humana está inmersa en un contexto —lingüístico, histórico y cultural— del que no se puede desprender.

  • Frente a la visión ilustrada, que confi aba en el poder de la razón, los fi lósofos posmodernos consideran que el saber es transitorio, variable e inseguro.

  • Gadamer denunció la generalización del método cientí fi co-experimental, pues, a su juicio, no es el único que aporta saber.

  • Has de saber de qué unidad se parte y a qué unidad se quiere llegar.

  • Hay que saber cómo encontrarla.

  • Hay que saber interpretar correctamente las divisiones de una escala.

  • Hay una razón de que esto sea así: la peculiaridad de este saber.

  • Herramienta que nos permite saber si una superficie está perfectamente alineada vertical u horizontalmente.

  • Hierón, muy molesto, quiso saber si el rumor era cierto o no, y por eso hizo llamar a Arquímedes.

  • Hoy en día, con un receptor de GPS podemos saber exac-tamente qué hora es, dónde estamos y cómo debemos avanzar hacia donde queremos dirigirnos.

  • Husserl consideró que el método positivista, que se basaba en la primacía de los hechos, no era su fi ciente para explicar otros tipos de saber, como el de la lógica.

  • Imagina que has encontrado una planta y quieres saber a qué grupo pertenece.

  • Imagina que quieres saber si tienes alguna pérdida de agua en casa.

  • La vinculación de saber e intereses contextualizaba el conocimiento y lo concretaba sociohistóricamente.

  • La arqueología del saber.

  • La asertividad Ser asertivo significa saber comunicarse con eficacia, no decir «A» cuando se quiere decir «B», y no ser agresivo ni pasivo.

  • La ciencia como único saber válido.

  • La ciencia es un saber progresivo y no una posesión garantizada.

  • La ciencia posee un carácter predominantemente teórico (busca co-nocer mejor), mientras que el saber técnico tiene, sobre todo, un ca-rácter práctico y aplicado (pretende realizar mejor, gracias a lo que se ha conocido antes).

  • La ciencia y sus clases Siguiendo las huellas de Platón, Aristóteles consideró que, frente a la opinión, la ciencia es un saber seguro y permanente.

  • La fe cristiana no se opone al avance científico, sino que se opone a considerarla un saber independiente y al margen del servicio a la persona y al respeto de su dignidad y de los principios éticos.

  • La fi losofía nunca parte de creencias ni de verdades supuestas, sino que busca respuestas últimas sin prejuicios, esas ideas nuevas que orienten al hombre en la vida y le permitan saber a qué atenerse.

  • La fi losofía, más que un saber, era un procedimiento para aclarar o analizar el lenguaje, evitar el uso de términos metaempíricos y determinar la validez de los enunciados lingüísticos.

  • La filosofía como saber instrumental.

  • La implantación del microchip ha sido, además, una herramienta muy efectiva para evitar tanto el abandono de mascotas como el maltrato animal, ya que en todo momento se puede saber quién es el propietario del perro y sancionarlo en el caso de que lo haya abandonado o maltratado.

  • La información se puede encontrar en libros, revistas, enciclopedias, Internet, personas expertas, etc. Hay que tener en cuenta que saber seleccionar la información y clasificarla es más importante que obtenerla en gran cantidad.

  • La inteligencia permite que esté abierto al mundo, de modo que no se encuentra entre las cosas, simplemente (como una piedra o un animal, que existen sin saber que existen), sino que se pregunta por ellas, trata de entenderlas y, al conocerlas, se apresta a dominarlas, a transformarlas, con la acción de sus manos, guiadas por su inteligencia.

  • La longitud de la columna de líquido es la que nos permite saber la temperatura de un cuerpo en contacto con el depósito del termómetro.

  • La mayoría de las personas cree saber qué es la ciencia, dando por hecho que nos proporciona nuestros conocimientos más objetivos y seguros.

  • La moral es un saber mediante el cual se juzga sobre el bien y el mal.

  • La observación de un cielo estrellado, el movimiento de las estrellas durante la noche y la salida y la puesta del Sol cada día han llevado a los seres humanos de todas las culturas a intentar saber cómo han surgido los cuerpos celestes.

  • La oratoria Adquirió mucha importancia en Atenas con el nacimiento de la democracia, ya que había que saber convencer a las asambleas populares para defender los puntos de vista propios.

  • La principal di fi cultad es saber por donde hay que pasar el cable para que no se vea.

  • La re fl exión sobre Dios, la relación entre el cuerpo y el alma, la naturaleza del saber y de las ideas…, fueron asuntos heredados por los primeros pensadores cristianos.

  • La técnica, raíz de la tecnología La técnica como saber práctico Según Aristóteles, técnica es el conocimiento del método, es decir, de la forma concreta de hacer algo.

  • La vía antigua mantuvo el interés por la ciencia de Aristóteles, como saber universal y por causas, y continuó con las explicaciones del universo del fi lósofo griego.

  • La virtud es un saber o conocimiento acerca del bien.

  • Las relaciones entre el saber griego y el cristianismo comenzaron en el mismo momento del nacimiento de Jesucristo, que desarrolló su vida en el contexto de la civilización helenística.

  • Las diversas corrientes filosóficas expuestas hasta aquí ponen en duda la existencia de tal saber.

  • Las epistemes o estructuras epistémicas se de fi nen como el conjunto de relaciones que existen entre los diferentes campos del saber en una determinada época.

  • Las teorías que no están abiertas a falsación —como la metafísica, la teología y la ética— no constituirían un saber cientí fi co.

  • Lo negativo es: No saber salir de ese rol, que el personaje se coma a la persona.

  • Los rayos y truenos, sin embargo, nos pueden servir para saber si una tormenta se acerca o se aleja respecto de nuestra posición.

  • Los saberes que pretendan ir más allá de la experiencia sensible son falsos «saberes».Aunque el positivismo se consideró durante el siglo XIX —y buena parte del siglo XX — como la esencia del saber científico, ha quedado muy desa creditado por las críticas de la filosofía de la ciencia.

  • Los sujetos en quienes destaque esta parte del alma serán los amantes del saber.

  • Muchas de ellas tienen relación con la vida cotidiana y se tinen que saber relacionar con las necesidades que tenían los antiguos.

  • No hay acuerdo entre los científicos en la validez de algunas de estas especies, dado que es imposible saber si sus individuos podían o no reproducirse entre sí y dar una descendencia fértil.

  • No niego que me pareces muy rico y que eres rey de muchos hombres, pero lo que preguntas yo no te lo responderé antes de saber que has terminado tu vida con felicidad.

  • O sea, saber decir lo que se piensa.

  • Otra característica de nuestra escala de trabajo habitual es que podemos saber en qué modo la medición que realizamos altera al sistema estudiado.

  • Otra cuestión importante es saber si el alma permanece cuando se separa del cuerpo tras la muerte y este se corrompe.

  • Otras posturas acerca del fundamento último del saber Sin embargo, diversas corrientes o doctrinas han rechazado la existencia o la necesidad de una ciencia primera, de un saber que fundamente a todas las demás ciencias.

  • Otros modelos de saber Además de la filosofía y de la ciencia empírica, hay otras formas de acceder cognoscitivamente a la realidad.

  • Pablo no tiene que saber cuál será la reacción de los demás.

  • Para determinar la especie, se puede capturar algún ejemplar, pero basta con un detector de ultrasonidos para analizar sus emisiones y saber exactamente de qué tipo de quiróptero se trata, ya que cada especie de murciélago emite una señal particular.

  • Para determinar la especie se puede capturar algún ejemplar, pero basta con un detector de ultrasonidos para analizar sus emisiones y saber exactamente qué tipo de quiróptero es, ya que cada murciélago posee un sistema de comunicación diferente.

  • Para él, la ciencia es esencialmente un saber aplicado o útil, una visión opuesta a la clásica, que buscaba, antes que nada, la contemplación.

  • Para ello habría que saber cómo las cuatro fuerzas naturales estaban unidas en una sola.

  • Para ello, debía encontrar el verdadero fundamento del saber y revelar los presupuestos sobre los que se asienta cualquier conocimiento.

  • Para ello, necesitarás saber la intensidad del circuito, que en este caso es igual a la corriente máxima que puede pasar por el led sin que este se funda.

  • Para ninguna de estas posturas hay saber estricto y esto acaba refutándolas: el escéptico se ve forzado a reconocer que no es real lo que dice y el voluntarista, que solo afirma lo que quiere.

  • Para poder vivir en paz y progresar como personas y como sociedad es necesario saber convivir cívicamente con aquellos que, por un motivo u otro, vemos diferentes de nosotros.

  • Para ponerla en práctica, solo debes poner en el gancho algún objeto del que quieras saber el peso y hagas correr el contrapeso por las muescas hasta que se estabilice.

  • Para Russell, la fi nalidad del saber fi losó fi co era la descripción exacta del mundo a través del análisis lógico.

  • Para saber el diá metro se puede consultar la tabla adjunta y para saber el color, las fotografías de la unidad.

  • Para saber cómo es la persona empezaremos mirándonos a nosotros mismos para descubrir que cada uno y cada una, como hombre o como mujer, tiene una personalidad propia, diferente de la de los demás, que lo hace único e irrepetible.

  • Para saber cuál es la resistencia equivalente a un conjunto de resistencias en paralelo, podemos utilizar la característica de la caída de potencial común en todas ellas, y la intensidad de corriente, I, se divide en tantas partes como ramas hay, cuya suma es igual a la intensidad total.

  • Para saber cuál ha de ser el radio de este arco, se consulta el diámetro del Sol que aparece en la tabla de esta página.

  • Para saber si las sustancias son puras, disponemos de los criterios de pureza .

  • Para vivir moralmente es imprescindible, en primer lugar, desarrollar la capacidad de saber juzgar las circunstancias concretas en las que se desarrolla la acción, de manera que se pueda elegir con acierto.

  • Pero si conocía exactamente la hora y podía mirar la altura del sol sobre el horizonte con un sextante, podría saber su posición.

  • Pero yo afirmo que, en tal caso, una acción como esa, por muy conforme al deber, por muy amable que sea, no tiene sin embargo verdadero valor moral, sino que corre pareja con otras inclinaciones, por ejemplo, con la inclinación a la honra, la cual, cuando afortunadamente da en lo que en realidad es de común utilidad y conforme al deber, y por tanto digno de honra, merece alabanza y aliento, pero no alta estima, pues le falta a la máxima el contenido moral, a saber, hacer esas acciones no por inclinación, sino por deber».

  • Pero, ¿cómo se puede saber cuál es ese deber en cada caso?

  • Persona y democracia Zambrano entendió al ser humano como ser bifronte, que ha de mirar al pasado para saber de dónde viene, pero que está orientado hacia el futuro.

  • Podemos saber qué tipo de polo magnético formará una espira, según el sentido de la corriente eléctrica que circula por ella.

  • Por último, deberás crear una cuenta en wordpress para poder gestionar tu página web como administrador (escribir entradas, editar el tema, añadir páginas, trónico, al cual enviarán un código de activación, y un nombre de usuario y contraseña privados, que nadie más debe saber.

  • Por ejemplo en: http://www.casaactiva.com Cámaras A través de Internet, se puede saber el estado de la circulación que recogen las cámaras de tráfico en cada momento.

  • Por ejemplo, con un GPS podemos saber la ruta más adecuada para trasladarnos a un determinado lugar.

  • Por ejemplo, para diseñar una silla, necesitaremos saber cuál es la forma más resistente de sujetar las patas y cuál le dará más estabilidad.

  • Por eso, es la ciencia por excelencia y la culminación del saber positivo.

  • Por eso, no es católica la actitud de quien abandona la razón o el deseo de saber.

  • Por tanto, se debe saber que la ciudad era la estructura política y social por antonomasia en la Grecia clásica, hasta la llegada del pre dentro de su pensamiento político, aunque se puede mencionar a Platón, quien aspiró a la polis ideal.

  • Positivismo: propuesta gnoseológica que pretende extender las características del saber científico y el método de las ciencias empíricas a toda forma de conocimiento.

  • Precisamente por no ser —como el resto de las ciencias positivas— un saber sobre hechos, sino sobre esencias universales, la fenomenología es, además de una ciencia fi losó fi ca, el saber último y fundamental del que dependen los restantes conocimientos.

  • Prima el conocimiento intuitivo, ya que es el que proporciona las evidencias en que luego ha de fundamentarse el saber cientí fi co.

  • Publicó Instituciones analíticas para la juventud italiana, considerado en su tiempo como el mejor y más completo tratado de este saber.

  • Puesto que el método matemático confería una fi rme certeza a la nueva ciencia, parecía conveniente aplicarlo a todos los ámbitos del saber.

  • Quieres saber si un organismo unicelular es autótrofo o heterótrofo.

  • Razona los motivos por los que crees que ¿se puede saber exactamente cuántas muertes se deben a causas eléctricas en accidentes que se dan en el hogar?

  • Saber a ciencia cierta lo que pretendía transmitir el pintor es tarea imposible, sobre todo porque no dejó testimonios al respecto.

  • San Isidoro es autor de las Etimologías, obra enciclopédica en la que se recogen y se sistematizan todos los ámbitos del saber de la época.

  • Se buscaron dimensiones diferentes de las meramente visibles; el saber ya no era simplemente representativo, sino que se adentró en las estructuras que permanecían ocultas.

  • Se debe llevar a cabo una para saber qué se ha hecho cada día, qué problemas han surgido y qué soluciones se han aplicado.

  • Se diferencia de este en que es un conocimiento algo confuso, pues cuando abstraemos no podemos saber con certeza si aquellas cosas que pensamos existen o no existen fuera de nuestra mente.

  • Se hace la paz, la razón la aconseja, los hombres de sereno juicio no la discuten; pero ella significa nuestro vencimiento, la expulsión de nuestra bandera de las tierras que descubrimos y conquistamos; todos ven que alguna diligencia más en los caudillos, mayor previsión en los Gobiernos hubieran bastado para arrancar algún momento de gloria para nosotros, una fecha o una victoria en la que descansar de tan universal decadencia y posar los ojos y los de nuestros hijos con fe en nuestra raza; todos esperaban o temían algún estremecimiento de la conciencia popular; solo se advierte una nube general de silenciosa tristeza que presta como un fondo gris al cuadro, pero sin alterar vidas, ni costumbres, ni diversiones, ni sumisión al que, sin saber por qué ni para qué, le toque ocupar el Gobierno.

  • Se puede hablar de autoridad en dos sentidos: La capacidad que se desprende del saber que posee una persona, no de su fuerza ni poder efectivo.

  • Se puede saber cuál es la valencia del silicio, por ejemplo, porque con el oxígeno forma un compuesto de fórmula SiO .

  • Se trata de una propuesta gnoseológica que pretende extender las características del saber científico a toda forma de conocimiento.

  • Se trata —como a fi rma Foucault— de llevar a cabo una «arqueología del saber» que desvele los elementos latentes en cada período de la historia intelectual.

  • Se trata de la edad adulta de la humanidad, en la que el saber corresponde con la sociedad moderna industrial.

  • Se trata de un modo de aprender que no sólo exige saber sino también comprometerse con realidades o problemas que deben mejorar en tu comunidad, y orientar tus energías, tus conocimientos, tu creatividad y tu originalidad hacia la búsqueda de soluciones o mejoras posibles.

  • Señaló que no podemos conocer perfectamente la esencia divina, porque Dios es in fi nito, aunque sí es posible saber algo de ella partiendo de la relación de las criaturas con el Creador.

  • Ser capaz de emprender proyectos no consiste solo en tener buenas ideas, sino también en saber poner en marcha todo el ciclo del proyecto, es decir, idear, diseñar, ejecutar y valorar el resultado obtenido.

  • Si fueras médico, ¿qué harías para saber si un determinado enfermo tiene exceso de colesterol?

  • Si recogemos esta información e intentamos aplicarla, podemos hallar un método simple para determinar la distancia a la que se encuentra la tormenta y, en consecuencia, a partir de diferentes mediciones, saber si esta se acerca o se aleja de nosotros.

  • Si, además, utilizamos las masas molares, podemos saber en qué proporción intervienen en la reacción las masas de los reactivos y de los productos de la reacción.

  • Siempre que no dudemos por dudar y que no cuestionemos lo incuestionable, la duda presta un gran servicio al saber.

  • Sin agua es imposible que haya vida, hasta el punto de que cuando se buscan indicios de vida en otros planetas, lo primero que se hace es intentar saber si hay rastros de agua en cualquiera de los tres estados en que se presenta.

  • Sin duda —pensó Ortega—, el idealismo tiene razón al señalar que no se puede a fi rmar, como hace el realismo, la existencia de las cosas con independencia de mi pensamiento: solo yo puedo saber de ellas en tanto en cuanto las pienso.

  • Sin embargo, aunque no tuvo dudas sobre lo que es políticamente bueno —todo lo que conduce a la conservación del Estado—, pensó que era muy difícil saber lo que es bueno en política en cada caso concreto.

  • Sin embargo, en el plano cultural es conocido sobre todo por su gran obra, las Etimologías, en la que pretendió recopilar todo el saber humano de su época.

  • Sin embargo, esta postura conduce a una situación problemática, ya que el racionalismo convierte la fe en puro voluntarismo: Dios debe existir, aunque, como no podemos saber de verdad si realmente existe, creer en él no es racional.

  • Sin embargo, saber esto no significa que acertemos a definir con precisión qué son exactamente las personas.

  • Sin embargo, su re fl exión fue importante en el avance de la técnica y el saber.

  • Su activi-dad consiste sobre todo en investigar para obtener nuevos conocimientos, pero también en reunir, clasificar, ordenar, conservar y transmitir ese saber para que lo aprovechen otros investigadores.

  • Su existencia se ha deducido al saber que la masa de las galaxias era mucho mayor que la suma de la masa de todas sus estrellas.

  • Su fi losofía vinculaba el saber con el poder, de modo que la fi nalidad de la ciencia se situaba —a través del dominio del mundo físico-natural— en el progreso y el bienestar del hombre.

  • Su in fl ujo se percibe, por un lado, en las corrientes más próximas al positivismo que reivindican las ciencias como única forma de saber legítimo.

  • Sus obras más importantes son: El nacimiento de la clínica, Las palabras y las cosas y Arqueología del saber.

  • También conviene observar los triglicéridos para saber qué tipo de trastorno se está dando.

  • También el saber cientí fi co depende de él.

  • También queremos saber para orientarnos en la vida y tomar buenas decisiones.

  • Tampoco es posible aplicarlos al saber histórico.

  • Todas las virtudes son un saber, un conocimiento no teórico, sino práctico, encaminado a la acción.

  • Toma la medida que quieras saber sobre el dibujo.

  • Tu trabajo se basa en saber cuántas estrella fugaces se visualizan en una hora.

  • Ulises arriesga su vida por Penélope; el cristiano tiene que saber que también habrá de arriesgarse, ya que su vida será, muchas veces, signo de contradicción.

  • Un saber así resultaría distante y lejano.

  • Un saber así sería el cimiento más sólido para todo el edificio de las ciencias, al dotar de premisas seguras a todos los demás saberes.

  • Y yo estaba atento y trabajaba de saber si había oro, y vi que algunos dellos traían un pedazuelo colgado en un agujero que tienen a la nariz.

  • Y como lo necesario no tiene alternativa posible, la metafísica no puede dudar ni equivocarse sobre la índole del ente: es un saber evidente.

  • Y la rama de la filosofía a la que corresponde específicamente esta tarea se denomina epistemología (del griego episteme, ’saber’, ‘ciencia’) o, simplemente, filosofía de la ciencia.

  • Y puesto que se trata de un cuerpo de tal tipo —a saber, que tiene vida—, no es posible que el cuerpo sea el alma : y es que el cuerpo no es de las cosas que se dicen de un sujeto, antes al contrario, realiza la función de sujeto y materia.

  • Yo mismo quiero saber vuestros deseos y vuestras necesidades.