Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

76 oraciones y frases con sabemos

Las oraciones con sabemos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar sabemos en una frase. Se trata de ejemplos con sabemos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar sabemos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cómo sabemos si una vida merece la pena?

  • ¿Qué sabemos? ¿Qué queremos saber? ¿Dónde encontramos información?

  • Actualmente sabemos que toda la materia es discontinua y que está constituida a partir de partículas pequeñísimas llamadas átomos.

  • Actualmente sabemos que un átomo está constituido por un núcleo y una envoltura .

  • Además, percibimos esos actos como queridos, de manera que sabemos que hubiéramos podido omitirlos o elegir otros distintos.

  • Ahora sabemos que el Sol es una de las estrellas de una galaxia, la Vía Láctea, que contiene unos doscientos mil millones de estrellas.

  • Así, por ejemplo, sabemos que hemos de cumplir lo que prometemos, no porque nos venga mal que nos engañen, sino porque percibimos que esa fidelidad es una regla básica de las relaciones sociales.

  • Aunque no dejó ninguna obra escrita, sabemos que descubrió la perspectiva moderna y la aplicó a la representación del Baptisterio y del Palacio de la Signoria de Florencia en sendas tablillas hoy perdidas.

  • Aunque sean demasiado pequeños para verlos y saber dónde están y hacia dónde va cada electrón en cada instante, es posible prever, aprovechar y controlar el movimiento general de los electrones porque sabemos que: • Los electrones se repelen entre ellos.

  • Aunque son sonidos complejos, sabemos que cada uno de ellos puede descomponerse en sonidos puros, es decir, en ondas armónicas.

  • Cada uno es como es, y es fácil que surjan conflictos; pero si sabemos comunicarnos y dialogar de una manera adecuada, podremos evitar otros muchos y solucionar los que inevitablemente se produzcan.

  • Como sabemos ahora, todo dependía de qué polo de la aguja se utilizase.

  • Como sabemos, en todo movimiento curvilíneo, la fuerza que actúa sobre el móvil debe tener un componente normal en la trayectoria; este componente es precisamente el que hace variar la dirección del movimiento.

  • Como sabemos, para calcular la densidad de un cuerpo hay que dividir su masa entre su volumen.

  • Como sabemos, todos los cuerpos son atraídos por la fuerza de la gravedad.

  • Con el conocimiento sensible percibimos gran variedad de objetos individuales en el espacio y el tiempo, pero no los entendemos y no sabemos qué son porque carecen de unidad.

  • Continuamente ejercemos fuerzas o experimentamos los efectos, de manera que sabemos que no todas las fuerzas son iguales, sino que unas son más intensas que otras.

  • De la misma manera, si se demuestra la existencia de Dios por vías estrictamente racionales, no es necesario creer que Dios exista: sabemos que existe.

  • Desde este punto de vista, no es necesario creer en Dios, por la sola razón de que sabemos que existe.

  • Desde finales del siglo sabemos que el agua es un compuesto químico molecular, formado por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno.

  • Desde finales del siglo sabemos que el agua es un compuesto químico molecular, formado por hidrógeno y oxígeno.

  • Despejando la masa de la Tierra, resulta: Todos sabemos que, si se suelta un cuerpo desde alguna altura sin comunicarle una velocidad inicial, cae verticalmente hasta chocar con el suelo.

  • Determinación de la densidad de un gas De la ecuación p V = n R T pasamos a: p V M R T p Despejamos p : V M T Sabemos que: p Por lo tanto: R T M p M R T Esta ecuación nos permite hallar la densidad de un gas determinado a diferentes presiones y temperaturas, y de forma inversa: conociendo la densidad de un gas a una determinada presión y temperatura, podemos encontrar la masa molar M .

  • Efectivamente, todos sabemos que, si se levanta ligeramente el coche para evitar el contacto de las ruedas de tracción con el suelo, por mucho que se accione el acelerador, el automóvil no se moverá; sólo se conseguirá hacer girar sus ruedas.

  • El estado social Frente a este supuesto estado de naturaleza, el hecho es que los hombres se encuentran viviendo en sociedad o en estado social, aunque no sabemos exactamente cuándo se produjo el paso de un estado a otro.

  • El hombre nace y de mayor puede ser un campesino o un médico, generoso o egoísta, heroico o cobarde… No lo sabemos.

  • El lugar de la usticia en la sociedad Como sabemos, la justicia consiste en dar a cada uno lo que le corresponde.

  • El pensador ateniense consideró que el alma preexistió en el mundo de las ideas antes de unirse al cuerpo y esto lo sabemos por su a fi nidad con ellas.

  • El tono de un sonido, por ejemplo, depende solo de la frecuencia de vibración del cuerpo que lo produce; y todos sabemos que, al golpear un objeto, siempre emite un sonido del mismo tono (mientras no hayamos modificado de alguna forma sus cualidades físicas).

  • En una primera aproximación, solo sabemos que son pensamientos o voliciones que experimentamos en nuestro interior.

  • Este hecho hace que de vez en cuando debamos clasificar lo que tenemos y tirar parte de las prendas que sabemos positivamente que no vamos a utilizar, ya sea porque no nos valen, ya sea porque dejaron de gustarnos.

  • Este hecho hace que de vez en cuando tengamos que clasificar lo que tenemos y tirar parte de las prendas que sabemos positivamente que no vamos a utilizar, ya sea porque no nos valen, ya sea porque dejaron de gustarnos.

  • Esto no significa que no podamos estar seguros de nada, como defiende el escepticismo, pero nos obliga a revisar las respuestas que tenemos para determinar si hacen justicia a la realidad o no. Dudar quiere decir, pues, someter a crítica lo que sabemos o creemos saber con vistas a avanzar en el conocimiento y a profundizar en lo ya conocido.

  • Experimentalmente, sabemos que la velocidad a la que se evapora un líquido aumenta con la temperatura.

  • Gran parte de lo que sabemos se ha descubierto por pruebas indirectas, como el estudio de la gravedad terrestre, del calor interno, de la densidad, de los meteoritos, pero la mayor parte de los conocimientos que tenemos sobre la estructura terrestre se han obtenido a través del estudio de la propagación de las ondas sísmicas por el interior de la Tierra.

  • Lo que sabemos de la cocina romana procede de las pinturas, de escritos diversos y de un libro de cocina escrito por Apicio.

  • Lo único que podemos intuir es nuestra actividad interior, que atribuimos a esta alma y a sus facultades —entendimiento y voluntad—. No obstante, su existencia escapa a nuestro conocimiento racional y solo sabemos de ella por la fe.

  • Los expertos en marketing y comunicación nos alertan de que, en esta fase, se puede malograr el esfuerzo anterior: todo será en vano si no sabemos exponer las virtudes del proyecto tecnológico.

  • Los valores humanos y la tecnología Como sabemos, la técnica consiste en aplicar el conocimiento científico a la naturaleza para la consecución de unos fines.

  • Muchos otros hombres y mujeres han continuado esta labor: educación, voluntariado, orfanatos, dispensarios… Los cristianos sabemos estar donde nadie más es capaz de ir o donde nadie más quiere estar.

  • No sabemos exactamente en qué consiste una carga eléctrica ni podemos imaginar cómo es, pero es la responsable de los fenómenos eléctricos.

  • No sabemos si el yo es algo real; lo único que sabemos es que es el sujeto de nuestros juicios —el yo trascendental—, pero la razón nos hace pensar que hay un yo sustancial que sustenta todas nuestras experiencias internas.

  • Pero los seres humanos no establecemos esta ley: la infidelidad no es mala porque lo digamos o lo pactemos así, sino que lo aceptamos porque sabemos que esa forma de actuar es mala.

  • Pero este es un caso solo teórico, imposible en la práctica, pues requeriría que la energía mecánica fuese exactamente cero, y sabemos que no existen medidas exactas, ya que todas poseen un margen de incertidumbre.

  • Pero los humanos no solo nos morimos, sino que sabemos que nos vamos a morir.

  • Pero sabemos que el sentido de la sexualidad humana queda desdibujado en el corazón del hombre por los efectos del pecado.

  • Por ejemplo, sabemos que la determinación de la velocidad y la posición del coche del ejemplo anterior no altera el movimiento del vehículo.

  • Por ejemplo, si sabemos que Juan siempre retira el correo del buzón al entrar en el edificio en el que vive y, cuando pasamos por la entrada, vemos que el buzón de Juan contiene correspondencia, inferimos que Juan no ha llegado.

  • Por el contrario, sabemos que los cuerpos caen con un movimiento acelerado.

  • Sabemos que el enunciado es falso, aunque no sepamos si Fido es hombre.

  • Sabemos que el trabajo realizado por la fuerza de rozamiento lo obligará a detenerse, transformando la energía cinética que poseía en energía interna del cuerpo y del suelo, que aumentarán de temperatura.

  • Sabemos que es verdadero, aunque no tenemos conocimiento de si Fido es o no es hombre: solo necesitamos entender el significado de la disyunción (o bien..., o bien...) y de la negación (no).

  • Sabemos que las cargas eléctricas en movimiento crean campos magnéticos, pero ¿los campos magnéticos ejercen fuerzas sobre las cargas eléctricas en movimiento? Para determinarlo, realizaremos la experiencia siguiente.

  • Sabemos que las experiencias negativas de la vida o la presencia de la tentación y del pecado, pueden oscurecer nuestra conciencia.

  • Sabemos que no solo la Tierra tiene esta capacidad de atracción, sino que todos los cuerpos se atraen los unos a los otros.

  • Sabemos que, aun aplicándole una fuerza horizontal F, si ésta no es suficientemente intensa, el cuerpo permanecerá inmóvil.

  • Sabemos que, en el momento en que dejemos de impulsarlo, el cuerpo empezará a perder velocidad y acabará deteniéndose.

  • Sabemos que, si por un circuito circula una corriente, es porque hay una fuerza electromotriz que la crea.

  • Sabemos también que esa naturaleza es lo que hace que algo sea una cosa determinada y no otra.

  • Sabemos, por ejemplo, que el descenso de horas de luz aumenta las sensaciones de relajación : el sosiego y la calma, pero también la melancolía y la tristeza.

  • Sabemos, además, que la moral aristo tud es el camino que conduce al ser humano al bien.

  • Sabemos, además, que las partículas que constituyen los átomos interaccionan entre sí: un protón y un electrón se atraen; en cambio, dos protones o dos electrones se repelen.

  • Sabemos, pues, que aquellos, debiéndose a los sabios y a los ignorantes, excitan a la devoción del pueblo carnal con adornos materiales, porque no pueden con los del espíritu.

  • Sabemos, sin embargo, que una fuerza solo se equilibra con otra de la misma intensidad y de sentido opuesto.

  • Si no sabemos para qué hay que luchar, no encontraremos la fuerza necesaria para emprender tareas esforzadas.

  • Si sabemos que el acuario está lleno de agua, calcula el volumen de esta agua en metros cúbicos.

  • Si sabemos que el acuario está lleno de agua, calcula el volumen de esta agua.

  • Si sabemos que entre cargas del mismo signo existe repulsión, ¿cómo es posible que los protones que tienen carga positiva estén tan juntos en el núcleo atómico?

  • Sin embargo, no debe olvidarse que el punto de partida de todo lo que sabemos es nuestro conocimiento de la realidad sensible.

  • Sin embargo, sabemos por experiencia que, a veces, el bien que perseguimos resulta no ser un auténtico bien.

  • Teología negativa: doctrina que sostiene que sabemos de Dios lo que no es, en lugar de lo que es.

  • Todos lo sabemos: nuestro Padre no se cansa jamás de amar y sus ojos no se cansan de mirar el camino que conduce a casa, para ver si regresa el hijo que se marchó y se perdió.

  • Un conflicto puede resultar positivo si sabemos utilizarlo para aclarar problemas y solucionarlos, si conduce a una comunicación más auténtica y si ayuda a que nos conozcamos mejor.

  • Un telescopio no solo nos muestra lo que hay allá afuera; nos hace ver lo poco que sabemos, y abre nuestra imaginación a maravillas sin límite.

  • Y lo mismo ocurre con la cochinilla y lo demás que en España se cría y viene de las Indias, ya que además de proveerse otros Reinos de lo que Dios nuestro Señor nos da en estos, que ni sabemos aprovecharnos de ello ni conservarlo, es causa no solo de que se lleven nuestro dinero, sino también de que en España valgan las cosas tan caras por vivir de manos ajenas, lo que da vergüenza y lástima de ver.

  • Ya sabemos que un movimiento uniforme es aquél en el que la velocidad es constante.