Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

102 oraciones y frases con revolución

Las oraciones con revolución que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar revolución en una frase. Se trata de ejemplos con revolución gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar revolución en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿En qué dos campos supuso una verdadera revolución la máquina de vapor?

  • A finales del siglo, la Revolución industrial produjo grandes cambios sociales y económicos.

  • Al mismo tiempo se publicaba el Manifiesto Comunista, y el socialismo de Marx y Engels ofrecía una explicación histórica y científica del capitalismo, que experimentó un nuevo impulso con la segunda revolución industrial del último tercio del siglo .

  • Al pasar la soberanía al pueblo, este eligió cambiar el modo de ser gobernado; por consiguiente, no hubo revolución, sino elección.

  • Anque rehace su vida, el inspector Javert le persigue sin descanso, de modo que huye con su hijastra Cosette del pueblo del que es alcalde para afincarse en París, durante la revolución francesa.

  • Así pues, las Cortes de Cádiz, al estar dominadas por el sector liberal, representaron el primer episodio de la revolución liberal burguesa en la historia de España.

  • Aunque esta revolución ha tenido un carácter más tecnológico, no habría sido posible sin los avances científicos realizados en la primera mitad del siglo XX .

  • Baste recordar algunos hitos significativos, como la Revolución Mexicana, la Primera Guerra Mundial, la Revolución Soviética, la aguda depresión económica de los años treinta, el fascismo italiano, el nazismo alemán, la Segunda Guerra Mundial y la Revolución Comunista de China.

  • Calcula el período de revolución de Gaspra.

  • Canalejas, como nuevo líder del Partido Liberal, pretendió emprender una política de regeneración democrática, que sería el equivalente, desde las fi las liberales, a la «revolución desde arriba» del conservador Maura.

  • Cierto es que hay entre una y otro muchos puntos de semejanza y aun no pocas disposiciones idénticas; pero esa misma identidad se encuentra entre los sistemas de los diferentes países, y señaladamente entre los que más en contacto han estado y están con la Francia, por la sencilla razón de que en ésta, así el sistema de contribuciones como la organización administrativa, se formaron después de su revolución sobre bases despojadas de antiguos vicios, y han alcanzado una perfección de que todavía distan mucho las demás naciones, que han imitado a aquella.

  • Cuerpos en revolución como cilindros, conos y esferas.

  • De hecho, en el siglo xviii, el Reino Unido se constituyó en uno de los focos de la Revolución Industrial.

  • De la sociedad estamental a la de clases La revolución liberal burguesa supuso la transformación de la sociedad estamental en la actual sociedad de clases capitalista.

  • De nuevo en París, se implicó activamente en la Revolución Francesa y acabó siendo el retratista oficial de Napoleón.

  • Dentro de los partidos republicanos, pero con una marcada identidad propia, seguía creciendo el Partido Socialista Obrero Español, cada vez más dispuesto a participar en el juego político parlamentario, sin renunciar por ello a la revolución social.

  • Desde que Herón de Alejandría (siglo I ) creara el primer autómata, la robótica ha evolucionado lentamente hasta llegar a una verdadera revolución en el siglo XX .

  • El auge de la burguesía y, en especial, el empobrecimiento del pueblo llano, preparó la Revolución francesa a fi nales del siglo xviii y, con ella, la desaparición de las monarquías absolutas.

  • El carbón fue el combustible energético de la Revolución Industrial y el combustible fósil por excelencia hasta mediados del siglo XX, cuando fue sustituido por el petróleo y el gas natural.

  • El Cubismo, por tanto, supuso una verdadera revolución del lenguaje formal de la pintura y la ruptura con la tradicional concepción renacentista: el cuadro se convertía en objeto autónomo, libre de la servidumbre de imitar fielmente la apariencia de la realidad.

  • El fi lósofo ginebrino no llegó a conocerla, pero los revolucionarios franceses, que habían leído y asimilado su pensamiento político, impulsaron la revolución amparados en sus ideas.

  • El mani fi esto de la revolución ( España con honra ) fue ampliamente difundido y el movimiento se extendió por toda España, con levantamientos populares y la organización de juntas revolucionarias locales.

  • El nominalismo ockhamiano supuso un nuevo enfoque para la ciencia, que tuvo su in fl uencia en la revolución cientí fi ca renacentista.

  • El paso de un régimen demográ fi co antiguo a otro moderno se produjo en casi toda Europa durante el siglo xix, en correspondencia con la revolución industrial.

  • El pensamiento ilustrado partía de los logros de la revolución cientí fi ca del siglo xvii, que llevaron a la conclusión de que la naturaleza se regía por leyes comprensibles para la razón humana y que podían ser formuladas cientí fi camente.

  • El primer intento de revolución liberal burguesa El proceso de convocatoria de Cortes lo había iniciado ya la Junta Suprema Central, que pretendía aplicar el procedimiento tradicional del Antiguo Régimen; es decir, por brazos o estamentos (nobleza, clero y representantes de las ciudades).

  • El siglo, por tanto, fue un periodo de gestación de cambios profundos –la revolución industrial en Inglaterra y la revolución liberal burguesa en Francia– que determinaron toda la evolución de la centuria siguiente.

  • El temor al desorden y la revolución cundió entre la derecha no republicana.

  • El tiempo transcurrido entre los pasos por cada posición y la siguiente es igual al tiempo que tarda el disco en dar una vuelta completa (período de revolución del disco).

  • El uso intensivo de la máquina de vapor dio lugar a la Revolución Industrial.

  • En aquella revolución se inició el espíritu ilustrado, con el triunfo del parlamentarismo sobre el absolutismo.

  • En cierto modo el Surrealismo fue un intento de canalizar la energía dispersa del Dadaísmo hacia un movimiento con objetivos claros y al servicio de la revolución.

  • En cualquier caso, el Realismo, encabezado por un grupo reducido de pintores, no introdujo innovaciones formales, sino una provocadora revolución temática en un panorama general de artistas que, en el más puro academicismo, producían su obra para una burguesía ya claramente conservadora.

  • En cuanto a la Revolución francesa, Kant la justi fi có y coincidió con sus ideales de libertad, fraternidad e igualdad, pero mostró su oposición a los hechos violentos que se desencadenaron a lo largo del proceso revolucionario.

  • En definitiva, la primera mitad del siglo XIX estuvo marcada, en el terreno político, por el enfrentamiento entre revolucionarios liberales y partidarios del Antiguo Régimen; en el económico, por el desarrollo constante de la revolución industrial, que modificó por completo la estructura social y las relaciones entre campo y ciudad; y en el cultural y artístico, por la expansión del Romanticismo.

  • En el fracaso de la Revolución industrial española incidieron numerosos factores, tanto heredados como nuevos, entre los que destacan los siguientes: a La escasa capacidad productiva de las manufacturas tradicionales (con la excepción de Cataluña), que abastecían mercados locales de bajo consumo.

  • En este período se desarrolló la Revolución Industrial y se implantó el capitalismo, que puso de manifiesto la desigualdad económica existente entre el proletariado y los capitalistas, dando lugar a lo que se conoció como la cuestión social.

  • En Francia la Revolución se había identificado desde sus comienzos con la Antigüedad clásica tanto en sus valores morales, a los que se atribuía una validez universal, como en sus realizaciones artísticas, basadas en un concepto racional de la belleza.

  • Es destacable además la combinación de puntos de vista diferentes, que anunciaba la revolución cubista.

  • Esperaba una revolución proletaria que derrocaría el sistema capitalista y la propiedad privada para establecer una sociedad de carácter socialista, en la que la propiedad de los medios de producción correspondiera al Estado, que dirigiría la actividad económica.

  • Esta auténtica revolución tecnológica ha tenido consecuencias de toda índole (culturales, sociales, económicas y políticas) que resulta imposible abordar en un manual de introducción a la historia del arte.

  • Esta mentalidad, que legitimaba el saber cientí fi co en función de su potencialidad técnica, fue determinante en la Revolución Industrial.

  • Esta última revolución también va acompañada de mejoras en las condiciones de vida (conseguidas gracias al llamado Estado del bienestar) .

  • Estancamiento agrario y atraso industrial En todos los países avanzados de Europa, la revolución industrial requirió como condición previa una revolución agrícola, que en España no se produjo: a Los excedentes de la agricultura eran claramente insufi cientes para garantizar un crecimiento elevado de la población; de hecho fueron frecuentes las hambrunas; por otra parte, ya se ha visto que tampoco había una numerosa población urbana.

  • Este con fl icto toma cuerpo en la revolución, que posibilita el acceso a un nuevo estadio evolutivo.

  • Este paisaje era el habitual en las áreas pobladas antes de la Revolución Industrial y sigue siendo típico de las sociedades no industrializadas.

  • Estos primeros diodos tenían unas dimensiones gigantescas comparados con los de hoy día, pero supusieron una auténtica revolución en la electrónica de principios del siglo xx, que permitió la invención de la radio de válvulas.

  • Hay que destacar también el auge de la Revolución Industrial y el rápido crecimiento de algunas ciudades.

  • Hoy día, ambos ingenieros son considerados los padres de la revolución de la electrónica.

  • I mmanuel K ant La Edad Contemporánea comienza con la Revolución francesa y llega hasta la actualidad.

  • Igualmente, creó un clima de libertad política en Inglaterra que se propagaría por el continente europeo hasta llegar a la Revolución francesa.

  • Independientemente de que en el caso español intervinieron múltiples factores que explican el fracaso de la Revolución industrial, no se puede negar que la escasez de recursos energéticos fue un problema añadido a los intentos de industrialización.

  • Inicio de la Revolución francesa.

  • La Revolución socialista se exportó posteriormente a otros países, como China, Cuba y Corea del Norte, con similares medios y resultados.

  • La agitación social y los efectos de la revolución rusa Durante la Primera Guerra Mundial, la necesidad de satisfacer la demanda exterior exigía mantener una producción ininterrumpida evitando las huelgas, lo que predispuso a los patronos más a la negociación con los obreros que al enfrentamiento.

  • La aldea global está determinada en gran medida por la revolución de las comunicaciones.

  • La Edad Moderna y la revolución cientí fi ca alumbraron un tipo de racionalidad, la instrumental, cuya estructura consistía en la dominación: el sujeto conocía la naturaleza en la medida en que era capaz de modi fi carla y dominarla según sus intereses.

  • La exaltación de la razón humana y sus capacidades, el compromiso con un debate racional y riguroso, y el impulso de la investigación intelectual y el intercambio académico —todo ello patrocinado por la Iglesia— proporcionaron el marco necesario para la extraordinaria revolución científica que habría de producirse en la civilización occidental» (Thomas E. Woods, Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental) .

  • La fibra óptica ha supuesto, durante la última década, una gran revolución en la comunicación telefónica, de vídeo y canales de televisión e Internet.

  • La intención de Maura era hacer la « revolución desde arriba», para evitar la revolución desde abajo; es decir, reformar lo estrictamente necesario, sin alterar las bases fundamentales del sistema.

  • La Internacional Comunista imponía una estricta serie de condiciones para poder adherirse a ella, como una organización disciplinada del partido, el rechazo del socialismo reformista y parlamentario, o la subordinación de los partidos obreros de cada país a los intereses prioritarios de la Revolución rusa, para permitir su consolidación como primera potencia del proletariado.

  • La Internacional Comunista y la división del socialismo El triunfo de la Revolución rusa supuso un estímulo para el movimiento obrero, pero también una nueva división ideológica dentro de las fi las del socialismo.

  • La política exterior española, desde la Guerra de Sucesión y la entronización de la nueva dinastía de los Borbones, había estado marcada por la alianza con Francia a través de los Pactos de Familia (véase el bloque anterior), pero la Revolución francesa obligó a España a replantearse su actitud hacia la nueva Francia que se estaba con fi gurando.

  • La revolución de las comunicaciones Gracias a que los medios de transmisión han mejorado, tenemos a nuestra disposición una serie de utilidades tecnológicas que hasta ahora eran impensables y que, sin duda, van a repercutir no solo en la economía, sino también en la vida cotidiana.

  • La Revolución Industrial elevó el nivel de vida de la clase burguesa, pero también el descontento del proletariado.

  • La Revolución Industrial es también la edad de la universalización de los metales.

  • La revolución neolítica: agricultura y sedentarización El aumento de la población y la disminución de la caza obligaron a pasar de una economía depredadora a otra de producción, basada en la agricultura y la domesticación de animales .

  • La siguiente medida fue la restauración plena del Estatuto de autonomía para Cataluña, suspendido tras la revolución de octubre y solo parcialmente restablecido después.

  • La sociedad del siglo XXI, fruto de la revolución operada por el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), se denomina sociedad de la información.

  • La superación de esta conciencia negativa comenzó con la Revolución francesa y la Ilustración, que eliminaron la trascendencia y permitieron que aquella se reconozca a sí misma en la conciencia colectiva que surge con el Estado —y que Hegel identi fi có con el Estado alemán de su época— (síntesis).

  • La tercera gran revolución, nacida en la segunda mitad del siglo xviii, fue la Revolución Industrial.

  • Las costumbres ancestrales, que se mantenían vivas y apenas alteradas por una casi inexistente revolución industrial.

  • Las colectivizaciones de empresas privadas, que quedaban bajo la dirección de comités obreros, fue una práctica habitual en Cataluña y Levante, donde el movimiento anarquista impulsaba a hacer la revolución al mismo tiempo que la guerra .

  • Las miserables condiciones de vida de la clase obrera, hacinada en barrios carentes de lo más esencial, despertó la sensibilidad de algunos pensadores que se propusieron transformar el marco urbano, para evitar que el progreso económico derivado de la revolución industrial se tradujera en una opulencia escandalosa de los ricos a costa de la miseria de la mayoría trabajadora.

  • Las últimas décadas del siglo xx han estado marcadas por las luchas sociales y por la revolución tecnológica, que ha iniciado un proceso de globalización en el que desaparecen las distancias culturales y geográficas, y proliferan los organismos internacionales.

  • Lenin concretó las fases de la revolución que concluirían en la destrucción del Estado y la instauración del reino comunista.

  • Los obreros consiguieron ocupar por las armas toda Asturias y proclamaron la Revolución Socialista de los Consejos Obreros .

  • Muy probablemente, ni el mismo Faraday imaginaba la revolución que su descubrimiento desencadenaría.

  • No nos hagamos ilusiones: el espíritu judaico que permitía la alianza del gran capital con el marxismo, que sabe tanto de pactos con la revolución antiespañola, no se extirpa en un día, y aletea en el fondo de muchas conciencias.

  • No obstante, la auténtica revolución de los transportes terrestres, vinculada estrechamente a los avances cientí fi cos y tecnológicos de la revolución industrial, fue el ferrocarril .

  • No obstante, más que las ideas –no siempre claras–, lo que mejor de fi nía a algunos de los cantones sublevados era su intención de impulsar una auténtica revolución social, con métodos radicales, pero con un acusado carácter localista y espontáneo, a menudo falto de organización.

  • Nuestra misión, sagrada y elevada misión, es educar al pueblo, para que este comprenda la necesidad de sumarse a nosotros con pleno estado de consciencia y establecer nuestra total emancipación por medio de la revolución social.

  • Partiendo de los logros de la revolución científica de la centuria anterior, los ilustrados defendían que la razón humana no solo podía descifrar las leyes de la naturaleza, sino también perfeccionar al hombre y a la sociedad, liberándolos de creencias y tradiciones absurdas.

  • Pero más allá de la mera cuestión dinástica, el carlismo defendía a ultranza el mantenimiento de las viejas tradiciones del Antiguo Régimen, en abierta oposición a una modernidad identi fi cada con la revolución liberal.

  • Pero la revolución industrial provocó cambios en las ciudades, de los que se derivaban graves problemas que habría que afrontar: El notable incremento de la población urbana, tanto por su crecimiento vegetativo como por la inmigración rural, extendió el tamaño de las ciudades y requirió una construcción de viviendas masiva, rápida y barata.

  • Por el contrario, a partir de los avances de los años setenta se produce una tercera revolución científica y tecnológica, pero esta vez con repercusiones globales en nuestro planeta.

  • Por otro lado, Trotsky insistió en la internacionalización del socialismo y en la revolución permanente.

  • Por su parte, la izquierda, tras la represión que siguió a la revolución de octubre, impulsó una concentración de fuerzas que desembocó en la creación del Frente Popular .

  • Por último, hay que hacer referencia a la revolución informática.

  • Revolución comunista en Rusia.

  • Revolución Industrial Acero, ladrillo, cemento, metales y madera.

  • Se extendía, por tanto, el clima de violencia y enfrentamiento entre izquierdas y derechas : a La derecha conspiraba y buscaba el apoyo del ejército para frenar la revolución social, mientras que el terrorismo de extrema derecha –los pistoleros de Falange–, siguiendo el modelo del fascismo italiano, se dedicaba a la desestabilización mediante atentados contra locales y líderes de la izquierda.

  • Ser sincero no quiere decir ser impertinente; reclamar tus derechos no significa iniciar una revolución ni tampoco aceptar una situación injusta.

  • Será a partir de la revolución científica (siglo XVI ) cuando las ciencias empíricas empiecen a considerarse disciplinas plenamente independientes de la filosofía.

  • Si los impresionistas hicieron del color el objetivo esencial de su pintura, los postimpresionistas convirtieron el color en su instrumento principal, pero al servicio de otros objetivos, abriendo los caminos que conducían a la revolución pictórica de las vanguardias artísticas del siglo xx.

  • Sin embargo, a pesar de esta curiosa combinación, la obra posee una armonía y sencillez verdaderamente clásicas, por lo que se la considera una de las primeras manifestaciones del Neoclasicismo, realizada en pleno Antiguo Régimen, antes de que el nuevo estilo fuera adoptado como propio por la Revolución Francesa.

  • Sin embargo, la insensibilidad española ante sus peticiones, empujó a este sector de la sociedad cubana del reformismo a la revolución independentista.

  • Sin embargo, más allá de la elaboración de las leyes, apenas hubo tiempo u oportunidad para llevarlas a la práctica, ya que este segundo intento de revolución liberal tuvo una vida de apenas tres años, antes de quedar también frustrado.

  • Tal persecución se hizo en nombre de la revolución, de la liberación humana, de la razón o del progreso.

  • Tal subordinación comenzó a ser muy importante y a tener sus efectos en el medioambiente durante la Revolución Industrial, con el carbón.

  • Todo apunta a que la computación y electrónica cuánticas constituirán la siguiente revolución.

  • Un proceso de urbanización muy limitado El movimiento migratorio del campo a la ciudad revistió especial importancia por ir asociado a la revolución agrícola e industrial: la mano de obra sobrante en el campo, como consecuencia de la revolución agrícola, era absorbida por las industrias urbanas, en plena expansión con la revolución industrial.