Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

15 oraciones y frases con retina

Las oraciones con retina que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar retina en una frase. Se trata de ejemplos con retina gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar retina en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Cada órgano sensorial está especializado en captar una determinada clase de estímulo: por ejemplo, las células fotorreceptoras —receptores de luz— de la retina convierten la energía lumínica en impulsos eléctricos que el nervio óptico transmite a la corteza visual del cerebro.

  • Capa que se sitúa entre la esclerótica y la retina.

  • Cuando observamos a simple vista la Luna o las estrellas, llega hasta la retina la luz que, procedente de estos astros, pasa a través de la pupila de nuestro ojo, que, aun en plena oscuridad, tiene una abertura de unos pocos milímetros.

  • Detrás de la pupila se encuentra el cristalino, que es transparente y contribuye a enfocar las imágenes en la retina.

  • Distribuidas por toda la retina se hallan multitud de células sensibles a la luz, los conos y los bastones, los primeros sensibles a los diversos colores y los segundos, a la luz, es decir, al blanco y al negro.

  • El pintor con frecuencia no mezcla los colores en la paleta, sino que los yuxtapone en el cuadro en pequeñas pinceladas para que el observador los funda en su retina al contemplar la obra desde lejos.

  • En ella, la imagen se proyecta por detrás de la retina.

  • En la miopía, la imagen se proyecta por delante de la retina.

  • Están situados en la retina de los ojos.

  • Este, gracias a los músculos del iris, se acomoda y enfoca la imagen sobre la retina.

  • Estos últimos son los llamados neoimpresionistas, cuya técnica, también conocida como puntillismo o divisionismo, consistía en dividir las masas de color en puntos de colores puros yuxtapuestos a otros de colores complementarios, para que el espectador, al observarlos desde lejos, los mezclara en su retina.

  • La imagen formada en la retina se transmite al cerebro a través del nervio óptico, el cual se une a la retina en una zona conocida como punto ciego, puesto que allí no hay ni conos ni bastones, y, por tanto, no se perciben las imágenes formadas en él.

  • La luz estimula los conos y bastones de la retina, que envía la información al cerebro por el nervio óptico.

  • Las instrucciones son enviadas de manera inalámbrica a un implante en la retina.

  • Tras el cristalino, la luz debe converger en la retina, situada en la pared interior del fondo del ojo.