Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

45 oraciones y frases con respetar

Las oraciones con respetar que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar respetar en una frase. Se trata de ejemplos con respetar gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar respetar en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cuál es la condición para poder respetar y valorar la diversidad de creencias?

  • ¿Por qué el respeto a las normas de tráfico es una manera de respetar a los demás?

  • ¿Por qué, entonces, no habría que respetar la decisión de quien quiere morir o que lo maten? texto o circunstancia, habrá que defenderla, incluso frente a los ataques de una persona contra sí misma.

  • ¿Qué opinas del argumento de Frank, de que hay que respetar el compromiso que se ha adquirido antes?

  • «El respeto al medioambiente es también una manera de respetar a los demás, tanto a los que vivimos ahora como a los que vendrán después».

  • A raíz de una disputa, Remo atravesó el surco sin respetar su carácter sagrado y desafió a su hermano.

  • A veces, la fe se presenta como un obstáculo para la convivencia, como si creer en Dios y en lo que nos ha revelado impidiera entender o respetar a los seres humanos, o como si la defensa de la verdad tuviera que unirse, necesariamente, al fanatismo, de manera que afirmásemos: «Ya que lo mío es verdad, las personas que no están conmigo viven en el error y no merecen respeto».

  • Además, la Asamblea General [...] recomienda que si dentro de un plazo razonable no se establece en España un gobierno cuya autoridad proceda de sus gobernados y que se comprometa a respetar la libertad de expresión, religión y de reunión, y a celebrar cuanto antes elecciones en las que el pueblo español pueda expresar su voluntad, libre de coacción y de intimidación y de coacción de partido, el Consejo de Seguridad estudie las medidas para remediar tal situación.

  • Asimilar la importancia de respetar las normas de circulación por un sentido de responsabilidad y por respeto a la vida de los demás.

  • Comprender y respetar estas diferencias ayuda a la convivencia y evita actitudes discriminatorias.

  • Del hecho de que el ser humano tenga dignidad se sigue que le correspondan unos derechos humanos que todos han de respetar y que cada uno tiene el deber de custodiar.

  • El Estado debe respetar al máximo la libertad de conciencia y la libertad religiosa de los ciudadanos.

  • El mejor tipo de organización social, según este autor, debía respetar, en primer lugar, los presupuestos de que el poder político fuera respetuoso con la libertad individual y permitiera que los ciudadanos progresaran individualmente.

  • El poder político, para ser legítimo, debe ser justo; es decir, ha de estar orientado al bien común y tiene que respetar los derechos humanos.

  • El respeto al medioambiente es también una manera de respetar a los demás, incluyendo a las generaciones futuras; y esto está a nuestro alcance.

  • Es evidente, sin embargo, que es imposible la consecución de uno cualquiera de estos objetivos sin respetar los otros dos.

  • Es preciso, además, respetar a la persona en todas sus vertientes: corporal, intelectual, afectiva y trascendente.

  • Esto no quiere decir que podamos maltratar a los animales: hacerlos sufrir gratuitamente significa no respetar la vida en general.

  • Esto tiene como consecuencia que la ley natural manda honrar a Dios y respetar a los demás.

  • La capacidad de salir de uno mismo y de amar a los demás se expresa culturalmente en las formas de relacionarse y de respetar la dignidad humana.

  • La dignidad de la persona implica que se la debe respetar en todas las circunstancias.

  • La felicidad consistiría, por consiguiente, en liberarse de las falsas opiniones y de las complicaciones innecesarias, ajustar los propios deseos a lo que basta para una vida austera, respetar la justicia, gozar de la amistad leal y abstenerse de la vida política.

  • La Iglesia defiende que los Estados no deben tener una religión oficial, pues hay que respetar la libertad de las conciencias y dejar que la gente viva su vida de fe con libertad.

  • La Iglesia, impulsada por el mandato misionero de Cristo, ofrece las orientaciones que el ciudadano y la comunidad deben respetar para construir sociedades justas y solidarias.

  • La sociedad civil tiene que respetar los proyectos y las actividades que surgen de la libre iniciativa de los ciudadanos.

  • La suciedad, los ruidos o los malos olores siempre son desagradables; por eso son muestras de civismo recoger los excrementos de los animales domésticos, dejar la basura en los contenedores, no gritar por la calle —y menos en las horas de descanso de los vecinos—, respetar el mobiliario urbano, no impedir el paso por la acera, evitar ruidos estridentes con la moto, etc. Los espacios naturales, como la montaña, la playa o los jardines, suelen ser lugares agradables a la vista, pero dejan de serlo cuando alguien ha decidido dejar ahí sus desperdicios.

  • La zona de la cadena carbonada que presenta el doble enlace pierde la estructura tetraédrica (característica de los hidrocarburos saturados) y adopta la forma plana.Respetar los objetos es también una manera de respetar a los demás: tener cuidado con el libro que te han dejado y devolverlo, pero también respetar la calle, el bosque, la playa, la escuela, etc. Respetar a las personas no significa estar de acuerdo con todo lo que dicen o lo que hacen: puedo criticar las ideas que me parezcan erróneas, pero respetando a quien las dice; se debe estar en contra de los robos y juzgar una conducta, incluso sancionarla, pero siempre respetando a la otra persona.

  • Las riquezas que la Iglesia posee son, ante todo, bienes históricos y artísticos, patrimonio de la humanidad y expresión de la fe de los hombres y mujeres del pasado que se deben respetar como tantos otros bienes culturales del mundo.

  • Lógica ¿Qué leyes debe respetar nuestra mente para pensar correctamente?

  • No olvides leer bien las instrucciones de cada producto y respetar el tiempo para fijar la unión.

  • Pero además, para que unos y otros se puedan respetar y valorar, se deben conocer mínimamente, ya que para las personas creyentes, la religión es un elemento fundamental de sus vidas.

  • Podemos vivir juntos porque, más o menos, estamos de acuerdo en lo fundamental: que los contratos son para cumplirlos, que se debe respetar la propiedad privada, que los principales responsables de la educación de los hijos son sus padres, etc. Estas ideas fundamentales acerca de cómo hay que comportarse en determinados asuntos importantes para la sociedad configuran las instituciones.

  • Por ejemplo: tenemos el derecho a recibir una formación integral adecuada y el deber de mantener una actitud positiva hacia el aprendizaje; tenemos el derecho a ser respetados y el deber de respetar a todos los demás; tenemos el derecho a una valoración objetiva de nuestro trabajo y, en contrapartida, tenemos el deber de no hacer trampas.

  • Por eso, el derecho a la propiedad privada se debe respetar.

  • Por eso, el respeto al medioambiente es también una manera de respetar a los demás, tanto a los que vivimos ahora como a los que vendrán después: las generaciones futuras se encontrarán con el planeta tal y como nosotros se lo hayamos dejado.

  • Por eso, la conciencia del hombre se debe respetar siempre.

  • Por eso, la conciencia del hombre se ha de respetar siempre.

  • Por lo tanto, el cumplimiento de las leyes de la circulación es también una forma de respetar a los demás y de hacer posible la convivencia.

  • Propósito: reforzar la política energética basada en garantizar la seguridad y cualidad del suministro eléctrico, respetar el medio ambiente y cumplir el Protocolo de Kyoto y el Plan Nacional de Asignaciones.

  • Respetar las normas de seguridad y de circulación es, muchas veces, una cuestión de vida o muerte.

  • Tirar la basura en una papelera es una forma de preservar el medioambiente y de respetar a los demás.

  • Todos los ciudadanos, y especialmen te los gobernantes, han de respetar el ejercicio de la libertad del resto de los miembros de la comunidad.

  • Todos tenemos el deber de respetar y cuidar la vida de los demás, más allá de toda circunstancia (inteligencia, sexo, salud, etnia…).

  • Tratar a los niños como tales y no como adultos; es decir, hay que respetar las etapas de su crecimiento y desarrollo evolutivo.

  • Valorar la importancia de nuestra dimensión social y de la necesidad de conocer y respetar la personalidad de los demás.