Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

23 oraciones y frases con republicana

Las oraciones con republicana que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar republicana en una frase. Se trata de ejemplos con republicana gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar republicana en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • De acuerdo con el compromiso adquirido por el gobierno provisional con Francesc Macià para que pusiera fi n a la República catalana proclamada el mismo día que la República española, se encomendó la elaboración del proyecto de Estatuto a los propios catalanes, bajo la iniciativa de Esquerra Republicana de Cataluña.

  • Dentro de los costes materiales también es necesario mencionar las importantes pérdidas del patrimonio cultural, no solo como consecuencia de los daños causados por los bombardeos y el armamento bélico, sino también por las destrucciones intencionadas de la violencia anticlerical en la zona republicana (incendios de edi fi cios religiosos, destrucción de imágenes, saqueo de objetos de valor, etc.).

  • El Circo Máximo de Roma, del que actualmente queda poco más que la explanada vacía de la pista de carreras y la espina, remonta su construcción a la época republicana, aunque experimentó numerosos cambios y ampliaciones hasta el mandato de Trajano.

  • El origen de los arcos de triunfo se remonta a la época republicana.

  • El primer gobierno constitucional Días después de aprobada la nueva Constitución republicana, el gobierno provisional cesó en sus funciones y se formó un nuevo gobierno ordinario, el primero constitucional.

  • El sistema político de la Restauración La inestabilidad del Sexenio Democrático provocó un viraje de la burguesía hacia posiciones conservadoras: el fracaso de la fórmula republicana había despertado en amplias capas sociales el anhelo de una restauración monárquica sobre nuevas bases políticas que restableciesen el orden y garantizasen la estabilidad.

  • El temor al desorden y la revolución cundió entre la derecha no republicana.

  • En la época republicana los historiadores más importantes son Julio César, Salustio y Cornelio Nepote.

  • En cambio, un amplio sector de la oposición, mayoritariamente republicana, recelaba de lo contrario y veía en él la reposición de la desacreditada monarquía, con la agravante añadida de venir impuesta por Franco.

  • En Cataluña, desde el comienzo de la guerra, coexistían en la práctica dos centros de poder: a La Generalitat, el legítimo gobierno autonómico, presidido por Companys, de Esquerra Republicana, y que integraba a catalanistas de izquierda, comunistas y anarquistas.

  • En la zona republicana, en especial en los primeros meses de la guerra, también fueron frecuentes las ejecuciones, aplicadas a cualquiera que resultara sospechoso de ayudar o simpatizar con los sublevados para lo cual a menudo bastaba con tener opiniones conservadoras, ser sacerdote o religioso.

  • En las primeras elecciones catalanas triunfó el partido Esquerra Republicana, que llevó a Macià a la presidencia de la Generalitat y a Companys a la del Parlamento.

  • Finalmente, se cedió la presidencia de la República al conservador Alcalá Zamora –que había sido el primer presidente del gobierno provisional–, en un gesto conciliador y para asegurarse la adhesión de la derecha republicana.

  • La forma de gobierno republicana se caracteriza por el hecho de que en ella se separa el poder legislativo del ejecutivo.

  • La indumentaria militar y el bastón consular simbolizan la legitimidad de su poder: su labor victoriosa y pacificadora le daba derecho a ejercer tanto el imperium –el mando militar– como la potestas –el poder político–, que en la época republicana se repartían entre los dos cónsules, que ejercían su magistratura por un solo año.

  • La situación de las mujeres de la Atenas clásica y de la Roma republicana era muy similar, pero en la Roma imperial hubo cambios radicales.

  • La zona republicana Cuando comenzó la guerra, la República controlaba todas las zonas industriales –Cataluña, País Vasco y Asturias– y las principales ciudades –Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia–. En cambio, las zonas agrícolas eran insu fi cientes para alimentar a su población, que era más de la mitad.

  • Pero precisamente por esa definida razón, la política republicana tiene el deber de elevar las condiciones morales y materiales de los trabajadores hasta el límite máximo que permita el interés general de la producción, sin reparar, fuera de este tope, en cuantos sacrificios hayan de imponerse a todos los privilegios sociales y económicos.

  • Por otra parte, los generales Mola y Queipo de Llano se veían obligados a concentrar su atención y sus esfuerzos en sus respectivas zonas militares, ante el fortalecimiento de la resistencia republicana.

  • Promulgación de la Constitución republicana.

  • Sin embargo, las libertades que tenían las mujeres no eran las mismas en Atenas o en Esparta, en la Roma republicana o en la imperial, en las familias acomodadas o en las humildes, en las ciudades o en el campo.

  • Son posibles dos formas de gobierno: la republicana y la despótica.

  • Y el curso de los acontecimientos en la España republicana estuvo condicionado en gran medida por su dependencia de la Unión Soviética, único país poderoso dispuesto a prestarle ayuda militar tras la inhibición de las potencias democráticas.