Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

18 oraciones y frases con remite

Las oraciones con remite que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar remite en una frase. Se trata de ejemplos con remite gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar remite en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Cada vez que optas por una de las dos opciones, la clave te remite a otra dicotomía donde puedes optar nuevamente entre dos opciones hasta que llegas al nombre del mineral que estás tratando de identificar.

  • Carlos I se muestra con una majestuosa gravedad que nos remite a la estatuaria clásica, más aún si se tiene en cuenta que la armadura se puede desprender para dejar al descubierto su cuerpo desnudo.

  • Categórico: remite al imperativo que determina a la voluntad absoluta e incondicionadamente.

  • Desde un punto de vista formal, la obra nos remite en algunos aspectos a la etapa del cubismo analítico: fragmentación de las figuras en planos que responden a diferentes momentos y puntos de vista; gama cromática limitada (blanco, negro y gris), aunque aquí tal vez se trate de una referencia a las fotografías de la masacre o de un recurso simbólico (el negro como color de la muerte y el luto).

  • Diferencia ontológica: Heidegger diferenció entre lo óntico, que hace referencia a los entes, pero soslaya el ser, y lo ontológico, que remite primeramente al ser.

  • El héroe bíblico es tratado aquí como un adolescente de belleza andrógina con un acentuado contrapposto que nos remite a la Antigüedad clásica.

  • El tema nos remite igualmente a los maestros clásicos, en este caso a la «Venus de Urbino», de Tiziano, aunque también se podrían encontrar referencias a la «Maja desnuda», de Goya, y a la «Odalisca con esclava», de Ingres.

  • Formalmente, parece inspirarse, en parte, en una obra de Carpeaux («Ugolino y sus hijos», cuyo dramatismo contrastaba con la comentada de «La danza»), pero, sobre todo, en Miguel Ángel: la postura recuerda al Pensador de las Tumbas Mediceas de Florencia, y la disposición del codo derecho sobre la pierna izquierda nos remite a la figura de la Noche, en la tumba situada frente a la anterior.

  • L a iglesia de Santa Irene (siglo d. C.), en Constantinopla, remite a la forma de las basílicas romanas .

  • La óptica del sistema hace referencia a la racionalidad instrumental y al cumplimiento de los fines del ámbito económico, mientras que el mundo de la vida remite al marco cultural, moral y político que se rige por la racionalidad comunicativa.

  • La composición, teatral y dinámica, es claramente barroca; pero el encanto que ejercen sus figuras, con modelos elegantes y de gran belleza (obsérvese el carácter andrógino del ángel), remite ya a la exquisita sensibilidad del Rococó italiano.

  • La deconstrucción supone un juego de referencias, de modo que un texto remite a otro y posibilita una infinidad de sentidos e interpretaciones.

  • La existencia de Dios No es posible un conocimiento intuitivo de su existencia, pues la intuición siempre nos remite a lo sensible o a nuestros actos internos de conocer y querer.

  • La placidez y el lirismo del paisaje en que se enmarca nos remite a los modelos venecianos.

  • Lo óntico, por el contrario, remite a los entes, que simplemente son.

  • Omnipotencia: remite al poder ilimitado de Dios.

  • Todo ello nos remite de nuevo al Barroco, e incluso a los «condenados» del Juicio Final de Miguel Ángel.

  • Trascendental: remite al modo de conocer los objetos a priori por parte del sujeto.