Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

44 oraciones y frases con refleja

Las oraciones con refleja que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar refleja en una frase. Se trata de ejemplos con refleja gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar refleja en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué postura refleja mejor la defensa de los principios fundamentales de la Doctrina Social de la Iglesia?

  • A Borromini corresponde la fachada (parcialmente modificada después al prolongar en altura las torres), que una vez más refleja la característica tensión entre fuerzas exteriores e interiores, por sus entrantes y salientes.

  • Cada uno tiene un nombre propio, el cual refleja el hecho de que se trata de un ser diferente de los otros, que tiene una biografía propia.

  • El tratamiento refleja su artificiosidad manierista: Se abandona la perspectiva central para situar el punto de fuga en el arco de triunfo de la parte superior izquierda del cuadro.

  • El «Guernica» es, como dijo Argan, el único cuadro histórico del siglo, pero también refleja a través de sus símbolos el mundo subconsciente de los sueños, aunque –eso sí– transformado en este caso en un escenario de pesadilla, con la muerte como protagonista principal.

  • El exterior, con cimborrio sobre el crucero, refleja con claridad la ordenación interior, y el muro manifiesta la influencia lombarda en sus elementos decorativos: arquillos ciegos, que recorren su parte superior, prolongados a intervalos regulares por lesenas o bandas lombardas; y entre unos y otras, galería de arcos vivos en el ábside central.

  • El lenguaje, el pensamiento y la realidad Aristóteles —inaugurando toda una línea de pensamiento que llega a nuestros días— pensaba que la realidad se refleja en el conocimiento y que el conocimiento se refleja en el lenguaje.

  • El mencionado carácter práctico del pueblo romano se refleja, en primer lugar, en los objetivos de su arquitectura: La utilidad del edificio, pues es ante todo una arquitectura funcional.

  • El naturalismo es especialmente notable en el grupo de la Visitación, en el que se refleja con maestría la diferencia de edad entre María y su prima Isabel.

  • El rostro refleja la serenidad y expresión contenida que caracterizarán a las figuras del clasicismo pleno.

  • El sepulcro monumental fue otra aportación importante del Gótico, que refleja el individualismo creciente de la época y el afán de inmortalidad de quien lo encargaba, en un anticipo de la nueva mentalidad renacentista de la fama.

  • En cambio, las proporciones y la ordenación de los elementos han cobrado importancia, como se refleja en el ritmo de muros y vanos.

  • En ella se refleja a la perfección el entusiasmo de Palladio por la arquitectura de la Antigüedad clásica: de planta cuadrada, cada una de las cuatro fachadas presenta el aspecto de un frente de templo romano y el espacio central está cubierto por una cúpula.

  • En este sentido, es admirable la precisión del espejo convexo del fondo, en el que se refleja con precisión fotográfica toda la habitación, incluidos dos personajes que se encontrarían fuera del espacio representado.

  • Eros y Psique es uno de los mejores ejemplos de escultura neoclásica, que refleja a la perfección los ideales estéticos de la Antigüedad, tal como los entendían Winckelmann y otros teóricos del Neoclasicismo: belleza idealizada, serenidad, composición equilibrada, tema mitológico de fuerte carga simbólica, y depurada técnica sobre mármol de color natural.

  • Es destacable también la presencia de los donantes en primer plano, que, aunque arrodillados y en un escalón inferior, quedan integrados en la representación sagrada en plano de igualdad, lo que refleja la nueva mentalidad de la época.

  • Es el caso, por ejemplo, de las iglesias románicas, en las que la ordenación interior se refleja en sus volúmenes externos.

  • Es un claro ejemplo del Modernismo geométrico, cuya sobriedad se refleja en el predominio de las líneas rectas y la austeridad decorativa.

  • Es una composición recargada, de exacerbado dinamismo y fuerte sentido escenográfico, que refleja a la perfección el afán propagandístico de esta tendencia barroca.

  • Este cuadro de Gericault, como algunas de las obras de su contemporáneo Goya, refleja la deshumanización y la irracionalidad de una situación límite.

  • Este último fue el gran momento de la escultura gótica castellana, con una abundante producción que refleja el gusto por lo decorativo del Gótico final.

  • La escultura también refleja en cierto modo esta nueva mentalidad.

  • La expresión del rostro refleja las cualidades ideales que deben adornar al emperador: serenidad, autocontrol y autoridad; sin renunciar del todo a su caracterización individual, con lo que se logra una síntesis entre el idealismo griego y el realismo romano.

  • La expresión ensimismada del personaje resalta su santidad y refleja el intenso sentimiento religioso, genuinamente español, de la obra de este artista.

  • La influencia del naturalismo caravaggista se refleja tanto en el tema como en la técnica: protagonismo de personajes tomados de ambientes humildes, escena de la vida cotidiana, iluminación de acentuado tenebrismo, dibujo muy preciso y minucioso que refleja a la perfección las calidades de cada objeto (obsérvese el detalle de la copa o del cántaro, con las gotas que resbalan por él), y colores oscuros y terrosos de factura lisa.

  • La luz real desempeña un papel de primer orden, ya que el mosaico refleja parte de la que recibe.

  • La mayoría de estos calificativos (nuevo, moderno, joven) refleja el rechazo y afán de superación de la arquitectura historicista y ecléctica.

  • La pieza principal, en el centro de la bóveda, representa el Triunfo de Baco y Ariadna (en la imagen), que refleja el gusto de la tendencia clasicista por el paisaje y el color, en una composición muy dinámica con influencias de Rafael, Miguel Ángel y Tiziano.

  • La que actualmente contemplamos es una monumental creación del siglo, que refleja el espíritu barroco, pero en nada se corresponde con la que tuvo inicialmente.

  • La serena delicadeza de la figura refleja la tranquilidad de ánimo recuperada por Goya, tras la liberación del miedo que le producía la España negra de Fernando VII.

  • Para sistematizar y simplificar en parte este complejo panorama, se podría decir que el arte, desde mediados del siglo XX a nuestros días, se ha movido entre la figuración y la abstracción; y dentro de cada una de ellas, entre dos tendencias de signo opuesto: La expresividad, en que la obra refleja el estado anímico o los sentimientos de su autor.

  • Por otra parte, el triple ingreso de cada una refleja la distribución espacial interior, lo cual no es frecuente en la arquitectura islámica.

  • Por otra parte, el espíritu individualista y el afán burgués de notoriedad se refleja en que quienes encargaban la obra solían hacerse representar en ella junto a los personajes sagrados, casi siempre del mismo tamaño y en plano de igualdad, lo que daría origen al retrato como nuevo género pictórico.

  • Por último, debemos enmarcar la obra dentro de su contexto histórico y social, informando sobre aspectos tales (si se conocen) como quién la encargó o financió, qué consideración social tenía el artista en su tiempo, cómo se refleja en ella cierta visión de la vida o del mundo, etc. Relación con su entorno natural.

  • Por último, el cimborrio, también mudéjar y del siglo, refleja claramente la larga pervivencia que tuvo este estilo en Aragón.

  • Refleja claramente la influencia de van Eyck en detalles como los ángeles cantores, el sitial de la Virgen o también el pavimento.

  • Según un ejemplo de Aristóteles, es análogo el término sano atribuido a un ser vivo, al aspecto externo de ese viviente y al medicamento; los tres tienen que ver con la salud: el animal porque la posee, el aspecto porque la refleja y el medicamento porque la restituye.

  • Sin embargo, el carácter unitario de la fachada o aspecto exterior no refleja la ordenación interior del edificio.

  • Su planta irregular refleja la concepción borrominiana del espacio como algo unitario que puede modelarse, pero no descomponerse en elementos independientes.

  • Su visión de escultor se refleja en el interés por crear sensación de volumen, con una despreocupación relativa por el color y el fondo espacial.

  • Técnicamente, esta obra presenta aún rasgos de su etapa sevillana, como los colores terrosos, el dibujo detallado, o el contraste de luces y sombras, aunque ya se ha abandonado el tenebrismo inicial; pero la composición refleja la influencia del clasicismo italiano, destacando en este sentido la figura de Apolo y el cíclope de espaldas, que con sus actitudes estáticas y relajadas recuerdan a los héroes de la estatuaria antigua, en contraposición a la vulgaridad de las otras figuras.

  • Toda la composición describe, en un espacio carente de profundidad, un movimiento circular y agitado, de gran dramatismo, que refleja la crisis de certidumbres del manierismo, muy lejana ya de la serenidad y el optimismo de la etapa anterior.

  • Una vez más se resalta la virtud del guerrero, cuya actitud serena se corresponde con el equilibrio de la composición, y al mismo tiempo se refleja la nueva mentalidad de exaltación individual y aspiración a la fama.

  • Y aunque algunas partes se comenzaron en el siglo, su núcleo más importante es de la centuria siguiente y está compuesto por dos palacios adosados: El Palacio de Comares, que rodea el patio de los Arrayanes (imagen superior), característico tipo hispanomusulmán de patio, de planta rectangular y con una alberca que refresca el ambiente y refleja como un espejo las arquitecturas circundantes.