Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

19 oraciones y frases con racionalista

Las oraciones con racionalista que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar racionalista en una frase. Se trata de ejemplos con racionalista gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar racionalista en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Anota las características comunes de los filósofos empi ristas y contrástalas con las del pensamiento racionalista.

  • Así pues, el profesor de Königsberg estimó necesario abandonar tanto el dogmatismo racionalista como el escepticismo empirista y elaborar una nueva filosofía crítica, que se ocuparía de analizar —criticar— tanto los fundamentos del conocimiento teórico como los de la razón práctica, es decir, de la moral.

  • Aunque existen signi fi cativas diferencias entre los fi lósofos empiristas, es posible señalar algunos puntos comunes: El deseo de hacer una filosofía nueva que, a semejanza del proyecto racionalista, sirviera para despejar todas las dudas y proporcionara un conocimiento seguro.

  • Como en toda la fi losofía racionalista, la fi nalidad última de la especulación de Spinoza fue el progreso moral del ser humano.

  • Consideró que hay tres ideas trascendentales, que se corresponden con los objetos de la metafísica racionalista: yo, mundo y Dios.

  • El filósofo racionalista Spinoza hizo uso de ella.

  • El pensamiento racionalista también se vio re fl ejado en la modernidad en otros puntos estrechamente relacionados con el problema del conocimiento: La ciencia moderna adoptó la concepción mecanicista cartesiana y reconoció también la exactitud de las matemáticas, pero añadió la necesidad de la observación y la experimentación.

  • Esta visión culminó en la razón matemática racionalista del siglo y en la razón pura kantiana.

  • Este, en su afán de crear una arquitectura racionalista, funcional y sobria, había rechazado los estilos históricos y, en general, los detalles decorativos, desembocando, en opinión de algunos, en una arquitectura fría e impersonal.

  • Frente al relativismo psicologista y al subjetivismo racionalista, este autor subrayó que los hechos psíquicos se dirigen siempre a un objeto exterior, diferente e independiente del sujeto que conoce.

  • Hume fue crítico con la metafísica racionalista, particularmente con las ideas de sustancia y causalidad.

  • Hume rechazó por completo las ideas de la metafísica racionalista: yo, Dios y mundo.

  • La perspectiva racionalista se centraba en el sujeto cognoscente —el yo pienso—, con el consiguiente olvido del objeto y la realidad.

  • Las ideas universales —las ideas de la metafísica racionalista: yo, Dios y mundo— serían ideas complejas que tienen su origen en la abstracción, entendida en el sentido ockhamiano, no en el aristotélico o tomista.

  • Ortega, de acuerdo con el vitalismo, rechazó la razón pura racionalista, porque es una razón abstracta que pretende analizar la realidad y desentrañar sus principios o elementos en una búsqueda de la identidad y la estabilidad.

  • Por su parte, la arquitectura no experimenta una diversidad tan amplia como la que caracteriza a las artes plásticas, y en el periodo de entreguerras se configura un nuevo estilo, el Movimiento Moderno, funcional y racionalista, que se consolida como dominante y adquiere una dimensión internacional.

  • Se iniciaba, así, la crítica a las ideas de la metafísica racionalista que posteriormente desarrollaron Hume y Kant.

  • Según él, no se puede hablar de libertad como espontaneidad —independencia de causas externas— o como autodeterminación de un individuo hacia un fi n. Frente a la postura racionalista, sostuvo que la razón está al servicio de la pasión para lograr el placer y evitar el dolor, ya que la pasión es lo único que nos mueve a desear o rechazar un objeto, debido a la expectativa de satisfacción o disgusto que este produce.

  • Sus años de estudiante lo sumergieron en la concepción materialista y racionalista de la ciencia imperante en su entorno.