Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

117 oraciones y frases con quienes

Las oraciones con quienes que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar quienes en una frase. Se trata de ejemplos con quienes gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar quienes en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué dice a sus amigos que no han entendido nada cuando le sugieren que emplee la fuerza y la violencia para luchar contra quienes lo persiguen?

  • ¿Te parece que quienes aconsejan a Juan tienen en cuenta todos los elementos de la si-tuación? ¿

  • «El amor de Cristo se muestra en que busca a quienes están perdidos y cura a los enfermos.

  • Actúan así, por ejemplo, quienes afirman que no tienen nada en contra de los inmigrantes, pero no hacen nada por mejorar la convivencia con ellos e integrarlos en la sociedad.

  • Allí Penélope anunció al «mendigo» que al día siguiente organizaría la prueba de arco para escoger a un nuevo esposo entre sus pretendientes, quienes deberían tensar el arco de Ulises y disparar una flecha a través de los mangos de doce hachas.

  • Añade asimismo al camorrista, al ladrón atrapado, y a aquel otro que se complace en escuchar su voz en el baño; asimismo a quienes saltan a la piscina produciendo gran estrépito en sus zambullidas.

  • Así, llamamos compañeros a quienes acuden al aula con nosotros y comparten las vicisitudes del curso escolar.

  • Asimismo, las personas podemos dar nuestro cariño a quienes tienen deficiencias físicas o psíquicas, aunque su cuerpo no permita que se manifieste su personalidad.

  • Aunque los estilos individuales eran muy distintos, se pueden señalar algunas características generales: Predominó la corriente naturalista de forma casi absoluta, pues conectaba a la perfección con la tradición realista del arte español y con las aspiraciones de quienes encargaban las obras.

  • Cerca de Tebas, Edipo se encontró ante la Esfinge, que planteaba enigmas a quienes pasaban y devoraba a aquellos que no los sabían resolver.

  • Como contrapunto, también se puede hacer referencia a quienes, en la actualidad, señalan que los ejércitos bien armados son necesarios para mantener el equilibrio de fuerzas entre las grandes potencias mundiales; con ellos, se evita que una de ellas predomine en el terreno militar y trate de imponerse a las demás.

  • Consideró que la mejor organización política es aquella en la que quienes gobiernan son idóneos y buscan el bien común por encima de intereses particulares.

  • Consiste, ante todo, en poner de acuerdo —en un esfuerzo solidario— las tareas de quienes se reparten los distintos papeles o funciones, las contribuciones de todos los que son necesarios para su buen funcionamiento.

  • Contra esta tesis hubo quienes plantearon la cuestión de la existencia del mal.

  • Cristo elevó el matrimonio a la dignidad de sacramento, fuente de gracia y de santificación para quienes lo contraen.

  • Cristo elevó el Matrimonio a la dignidad de sacramento, fuente de gracia y de santificación para quienes lo contraen.

  • Criticaban a quienes, para fundamentar sus opiniones, no tenían otro argumento que el peso de la tradición.

  • Cuando volvió en sí, habló a quienes le ro-deaban de varias cosas relativas al mundo invisible y les contó lo que había visto: almas, formas y ángeles; dio pruebas de ello al predecir a todos sus conocidos la duración de su vida.

  • De esta forma, cuando el rey, una vez acabada la guerra, regresara al país, solo tendría que aplicar las nuevas leyes elaboradas por quienes habían luchado por su retorno.

  • De esta forma, gracias a la tecnología, hay quienes tienen buenas oportunidades de desarrollo y progreso, mientras que otros se alejan cada vez más de unas condiciones de vida dignas.

  • De este modo, se dice, quienes todavía no han pensado, o quienes han dejado de hacerlo, pueden ser humanos, pero todavía no son personas (o ya no lo son) y, por tanto, carecen de dignidad humana.

  • De este modo, se sustraía al mercado libre de tierras y se impedía el acceso a su propiedad a quienes podrían estar interesados en mejorarlas y aumentar su rendimiento.

  • Discutimos las ideas, las defendemos y hay quienes son capaces de morir por ellas.

  • Distinguió entre contemporáneos, que son aquellos que viven en el mismo tiempo cronológico, pero pueden pertenecer a generaciones diferentes, y coetáneos, que son quienes se encuentran en el mismo tiempo vital y, por tanto, coinciden en la misma generación.

  • Durante mucho tiempo se ha pensado que fueron los dorios, pobladores del norte de Grecia, quienes invadieron y destruyeron la civilización micénica, pero la historiografía actual se cuestiona esta explicación.

  • El héroe explicó sus aventuras a los feacios, quienes le prometieron que le ayudarían a regresar a Ítaca.

  • El hostigamiento a los mudéjares Las capitulaciones establecidas al fi nal de la guerra de Granada eran muy tolerantes con los vencidos: se les facilitaría, a quienes así lo desearan, la venta de sus haciendas y la emigración a Marruecos con sus bienes muebles; y a los que optasen por quedarse se les respetaría su libertad personal, costumbres y religión.

  • El mayor contraste lo brindaron los empiristas, quienes coincidieron con él en que solo conocemos ideas y no cosas, pero rechazaron la existencia de ideas innatas, porque ubicaron el origen del conocimiento en la experiencia sensible y no en la razón.

  • El sufrimiento que nos causa el dolor de aquellos a quienes amamos nos impulsa a cuidarlos mejor, a salir de nosotros mismos y a no ser el centro de nuestro mundo.

  • Elección de los representantes de cada grupo (no más de dos), que serán quienes integren la mesa de diálogo.

  • En este sentido, es ilustrativo el pensamiento de los grandes pensadores griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles), para quienes la mujer tenía que estar sometida a la tutela del hombre porque su naturaleza la empujaba a dejarse arrastrar por los instintos, en lugar de dejarse guiar por la razón.

  • En cambio, en un hábitat reducido como un acuario, la naturaleza no puede ejercer su función reguladora, de manera que en este caso somos nosotros quienes hemos de procurar que todo funcione y cumpla los parámetros correctos.

  • En este caso, quienes no conocen los relatos bíblicos no pueden entender plenamente a qué se refieren estas expresiones.

  • En ocasiones quienes llevan a cabo este tipo de conductas delictivas son adultos ( grooming ) que tras ganarse la confianza y la amistad del menor abusan de él y lo chantajean de manera reiterada, ocultando su identidad real.

  • En oposición a los monistas —aquellos presocráticos que, como los que hemos visto, señalaron que existe un solo arjé o principio material de todo el universo—, durante el siglo v a. C. surgieron los pluralistas, para quienes hay varios arjés o elementos constitutivos, a partir de los cuales se explica la diversidad y multiplicidad de las cosas.

  • En todo Estado se pueden distinguir tres poderes fundamentales: el legislativo, encargado de la elaboración de las leyes por las que se ha de regir la sociedad; el ejecutivo, o gobierno efectivo del Estado; y el judicial, o administración de justicia, que garantiza el cumplimiento de las leyes y sanciona a quienes no las observan.

  • Entonces cesó el fuero del Islam para los musulmanes, quienes se vieron menospreciados, vejados y tratados altaneramente por los cristianos.

  • Entre quienes sostienen la tesis de la separación del alma, unos aseguran que esta última se disipa fácilmente; otros, en cambio, afirman que vive eternamente.

  • Era, por tanto, un claro ejemplo del espíritu de represalia del nuevo régimen y de norma contraria a los más elementales principios del Derecho, pues se aplicaba con carácter retroactivo y penalizaba a quienes la hubieran incumplido incluso antes de que existiera.

  • Es hijo de Zeus y de Hera, quienes, según Homero, lo detestaban.

  • Es un deber ayudar a las personas a morir bien, sin dolores físicos ni morales innecesarios, acompañadas por quienes las quieran.

  • Es, también, la circunstancia de quienes hablan un mismo idioma: lo hacen de mutuo acuerdo, pero sin expresarlo explícitamente.

  • Este fortalecimiento de la democracia dio lugar a una importante demanda de profesionales que formaran a quienes pretendían acceder al gobierno de la ciudad en el arte de dirigir.

  • Este partido fomentó el descontento entre grupos populares (soldados, campesinos, servidores de palacio), que fueron quienes protagonizaron el motín, asaltando el palacio de Godoy.

  • Este sistema consistía en dividir la administración del Imperio entre dos emperadores, quienes, a su vez, estaban asistidos, cada uno, por un césar.

  • Este último, color cálido que psicológicamente se acerca al espectador, es el dominante en los ropajes de las dos figuras de la parte inferior central, que se destacan así sobre el fondo negro de las indumentarias de quienes asisten al entierro.

  • Esto es: quien tiene caridad no devuelve mal por mal, y concilia a quienes están mal.

  • Estos no admitían la existencia de un bien en sí ni de verdades inmutables, pues eran ellos quienes decidían sobre lo bueno y verdadero, y quienes lo imponían a los más débiles.

  • Fueron el francés Lavoisier y el sueco Scheele quienes demostraron que el aire no es un elemento, sino una mezcla de gases.

  • Hay quienes, por orgullo o miedo al compromiso, no quieren escuchar la voz del Señor; otros, en cambio, están alejados de la fe sin ninguna culpa: el Señor, que conoce el corazón de las personas, es quien se hará el encontradizo con ellas a lo largo de sus vidas.

  • Juana nunca fue declarada incapaz y o fi cialmente siguió siendo reina, pero se trataba de una fi cción legal, porque quienes realmente reinaron fueron, primero, su padre Fernando y, después, su hijo Carlos.

  • La incorporación de cada nuevo metal repercutía en la disposición de armas más potentes y, en el caso del hierro, más abundantes, lo que otorgaba a quienes las poseían una superioridad militar.

  • La agricultura, la cría de ganados, la pesca, las fábricas, el comercio, la navegación en su mayor aumento, en cuanto a las reflexiones científicas de propagar estos ramos, deben formar la ocupación y el estudio de las Sociedades económicas, ya traduciendo las buenas obras publicadas fuera, con notas y reflexiones acomodadas a nuestro suelo, ya haciendo experimentos y cálculos políticos en estas materias, ya representando o instruyendo a los superiores a quienes pertenezca proveer de remedio.

  • La creatividad humana verdadera educación sin la transmisión de la cultura y el arte de quienes nos precedieron.

  • La cuota no desapareció, pero en lo sucesivo solo serviría para reducir el periodo del servicio militar a cinco o diez meses, según la cuantía de la cuota, en vez de los tres años que debían cumplir quienes no la pagaban.

  • La estructuración social es una parte esencial de las sociedades, pues toda organización implica una división de tareas y esta, una diferenciación entre quienes componen el grupo.

  • La importancia del estudio de las ciencias [...] estas luces y conocimientos solo pueden derivarse del estudio de las ciencias matemáticas, de la buena física, de la química y de la mineralogía; facultades que han enseñado a los hombres muchas verdades útiles, que han desterrado del mundo muchas preocupaciones perniciosas y a quienes la agricultura, las artes y el comercio de Europa deben los rápidos progresos que han hecho en este siglo.

  • La mayor parte de las tierras cultivables no podía venderse o entregarse a quienes pudieran tener interés en mejorarlas o explotarlas adecuadamente, ya que eran tierras amortizadas (o en manos muertas).

  • La propia Constitución determinaba también el procedimiento de elección de los diputados a Cortes, que era indirecto : primero, por sufragio universal de todos los ciudadanos varo- nes y mayores de edad –excluidos los miembros del clero regular– se elegía a unos delegados, quienes, después, se encargaban de elegir a los diputados.

  • La vida religiosa ha desempeñado una función muy importante a través de mercedarios, pasionistas, escolapios, misioneras de la caridad, etc. Quienes construyeron los primeros hospitales, escuelas y asilos fueron cristianos que reconocieron las carencias de la sociedad.

  • Lamentablemente, no todas las instalaciones ofrecen garantías suficientes de fiabilidad ni de seguridad y a veces son los mismos operarios quienes no cumplen las normas de seguridad en el montaje, en la utilización o en el mantenimiento.

  • Las concepciones acerca del trabajo Las diversas maneras de concebir el trabajo dependen, fundamental-mente, de la forma de entender al ser humano que poseen quienes las sostienen.

  • Las explicaciones de los contemporáneos eran muy variadas: un castigo divino por los pecados humanos, una nefasta conjunción planetaria o la corrupción del aire –la explicación más generalizada entre los médicos–, pero también se divulgó el rumor de que eran los judíos quienes envenenaban las aguas y el aire.

  • Lo que hace el Estado, si se organiza correctamente, es asegurar la libertad, pues su fuerza y coacción solo se dirigen a quienes coartan o impiden la libertad de los demás.

  • Lo rechazaron Aristóteles y Tomás de Aquino, quienes incluyeron en los seres corpóreos principios materiales y no materiales, que no son sustancias separadas.

  • Los cartagineses (a quienes lo romanos llamaban púnicos) habían construido todo un imperio en el Mediterráneo occidental, y para Roma, decidida a no tener rivales, eran un obstáculo que había que eliminar.

  • Los erarios actuarían como bancos: pagarían un interés a quienes depositaran su dinero en ellos y concederían préstamos a la Corona, que así obtendría la ayuda de sus súbditos y no se endeudaría con extranjeros.

  • Los ingresos eran insu fi cientes precisamente por la falta de equidad de los impuestos, ya que quienes más riqueza tenían –los grandes terratenientes y la burguesía comercial, industrial y fi nanciera– contribuían muy por debajo de la proporción correspondiente a su capacidad de pago.

  • Los productores son la clase más numerosa, constituida por campesinos, artesanos y comerciantes, quienes han de trabajar para todos y no solo para sí mismos, ya que el resto de los ciudadanos (gobernantes y guardianes) tienen que dedicarse a otras tareas.

  • Los sujetos en quienes destaque esta parte del alma serán los amantes del saber.

  • Más aún, hay científicos especializados en una determinada área a los que resulta difícil comprender el trabajo de quienes se dedican a otra cuestión particular dentro de la misma disciplina.

  • No es difícil imaginar una sociedad que, en nombre de su identidad cultural, decida excluir a quienes no tengan determinada pureza de sangre; o una cultura que exija sacrificios humanos a sus dioses; o aquella en la que la mayoría imponga la eliminación de los individuos que no alcancen un determinado grado de inteligencia o salud.

  • No obstante, algunas especies de murciélagos están en peligro en determinadas zonas, ya que la deforestación y explotación humana del territorio ha afectado especialmente los murciélagos forestales, quienes han visto reducidos los refugios naturales, por los que, además, deben competir.

  • No obstante, también en la actualidad hay quienes consideran que, si no se mantienen ejércitos bien prepara el riesgo de no poder hacer frente a posibles amenazas de otros países o a otras alianzas que poseerían mayor potencial bélico.

  • Novatores, proyectistas e ilustrados La Ilustración llegó a España con cierto retraso respecto a Europa, y los reinados de Felipe V y de Fernando VI constituyen una etapa previa o preparatoria, en la que el espíritu de cambio se canalizaba esencialmente a través de dos grupos minoritarios: a Los novatores, término despectivo empleado contra quienes, desde fi nales del siglo xvii, aspiraban a una cierta renovación en el panorama intelectual.

  • Para eso, quienes participan de esta concepción invitan a desarrollar y organizar el trabajo de una manera respetuosa con quienes intervienen en él, y a que se atienda en esto a todo el ser del hombre.

  • Pero entonces, ¿cómo distinguen entre el bien y el mal quienes carecen de fe?

  • Pero entre los hombres libres existía también una diferenciación entre quienes gozaban de la ciudadanía romana y los que no. De arriba abajo en la jerarquía social, existían las siguientes categorías: a Los ciudadanos pertenecientes a órdenes .

  • Pero esta unidad se rompió con la aparición de Sócrates y su discípulo Platón, quienes consideraron reales y, por tanto, verdaderos y buenos, solo los valores de la racionalidad.

  • Pero también fueron numerosas e importantes las obras realizadas por encargo y financiación de reyes, señores feudales o, simplemente, comunidades de fieles de una parroquia, para quienes contribuir a la grandeza de la Iglesia era una forma de engrandecerse a sí mismos a los ojos de Dios.

  • Pero también se puede mostrar muy cruel con aquellos a quienes quiere separar.

  • Pero, además, los ciudadanos tienen el derecho y el deber de intervenir en las decisiones y acciones de quienes los representan.

  • Pero, frente a los partidarios del proteccionismo, se encontraban los defensores del librecambismo, para quienes el Estado debía intervenir lo menos posible en la economía y dejar que las fuerzas del mercado actuaran libremente.

  • Pero, gracias a nuestra capacidad de reflexionar críticamente sobre estas limitaciones y circunstancias, podemos superarlas y, así, dialogar con quienes no las comparten, alcanzando un conocimiento más amplio y razonado.

  • Por ejemplo, al escuchar una obra de Mozart, quienes se encuentran entre el público experimentan en su interior unos sentimientos o evocaciones particulares, a la vez que viven emociones comunes.

  • Por ello es conveniente que tu excelencia sepa que hemos decidido anular completamente las disposiciones que te han sido enviadas anteriormente respecto al nombre de los cristianos, ya que nos parecían hostiles y poco propias de nuestra clemencia, y permitir de ahora en adelante a todos quienes quieran seguir la religión cristiana que lo hagan libremente sin que ello les suponga ningún tipo de inquietud o molestia.

  • Por otra parte, el espíritu individualista y el afán burgués de notoriedad se refleja en que quienes encargaban la obra solían hacerse representar en ella junto a los personajes sagrados, casi siempre del mismo tamaño y en plano de igualdad, lo que daría origen al retrato como nuevo género pictórico.

  • Primero expropiaron las tierras no cultivadas y después las de quienes habían apoyado el levantamiento militar, lo que alcanzó un volumen muy considerable.

  • Puesto que los ingresos proceden de los contribuyentes, deben ser estos quienes aprueben, a través de sus representantes en las Cortes, en qué se ha de emplear su dinero.

  • Quienes integraron lo material y lo no material (Aristóteles y Aquino), enlazaron los sentidos con el intelecto.

  • Quienes alimentan estas afirmaciones favorecen las actitudes abiertamente racistas que ponen en peligro la paz y la cohesión social, porque siempre hay personas que se dejan arrastrar por prejuicios racistas y xenófobos.

  • Quienes no admitan la Providencia divina ni la inmortalidad del alma, no deben desempeñar cargos públicos.

  • Quienes obran voluntariamente en su contra, actúan mal y se convierten en desgraciados; por el contrario, quienes obran de acuerdo con ella alcanzarán la verdadera felicidad: contemplar y amar a Dios.

  • Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

  • Quienes tenían barberos entre sus esclavos se hacían afeitar en casa; los otros recurrían a una barbería o a uno de los barberos que ofrecían sus servicios en la calle.

  • Quienes tenían dinero preferían vivir de rentas, en vez de arriesgarlo invirtiendo en negocios productivos.

  • Quienes, por naturaleza, estén mejor dotados en la parte racional de su alma, deberán ser gobernantes; quienes sean más capaces en la parte irascible, serán guardianes, etc. Lo importante es que cada individuo desempeñe la ocupación que le corresponde según su naturaleza, sin interferir en funciones que no le pertenecen.

  • Se trata, por tanto, de un programa iconográfico unitario como el propio edificio, en el que se exalta la figura de Atenea y de los atenienses, quienes como modelo de civilización y con ayuda de su diosa habían derrotado a los persas, de igual modo que los lapitas derrotaron a los centauros, los dioses a los gigantes, los griegos a los troyanos, o los propios atenienses a las amazonas: la civilización (simbolizada por Atenea y su pueblo protegido, los atenienses) triunfa siempre sobre la barbarie.

  • Serán tus profesores quienes planteen la posibilidad de trabajar en equipo .

  • Si el conocimiento de Dios siempre fuera cuestión de fe, no habría posibilidad de dialogar con quienes no creen.

  • Si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad de poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular.

  • Sin embargo, especialmente quienes vivían en el campo podían comer aves de caza o de corral.

  • Sin embargo, lo que se afirma sobre los actos no se aplica a las personas: la inclinación homosexual es una prueba para quienes la experimentan y hay que acoger a esas personas con respeto, compasión y delicadeza, evitando todo signo de discriminación injusta.

  • Sin embargo, a pesar de que el sistema de producción gremial era el dominante, también fueron surgiendo, como en otros países de Europa, nuevos sistemas que escapaban al control de los gremios, aunque en España tuvieron una importancia menor: a El trabajo a domicilio ( putting out system ) consistía en que un empresario-comerciante proporcionaba los medios de producción (herramientas) y las materias primas a trabajadores rurales –fuera, por tanto, del ámbito urbano controlado por los gremios–, quienes compaginaban su trabajo en el campo con estas actividades industriales en sus casas.

  • Sin embargo, no es éste el que nos hace ser quienes somos .

  • Sin pruebas empíricas, Ellie ha de admitir que, como científica, está pidiendo un acto de fe a quienes la escuchan.

  • Son conocidas las venganzas de Dioniso contra quienes se oponían a venerarlo: Licurgo, rey de Tracia, o Penteo, rey de Tebas.

  • Su objetivo era la santi fi cación personal de sus miembros, quienes debían poner especial interés en la aplicación de los valores cristianos en su lugar de trabajo.

  • También es necesaria la limosna: dar dinero y ofrecer tiempo, habilidades laborales o creativas a quienes lo precisan.

  • También había quienes con un terror falso y fingido exageraban los peligros reales.

  • También hay quienes consideraron que la idea de conocimiento cientí fi co como algo seguro y riguroso es más un ideal que un hecho.

  • También invita a corresponder, siendo uno fiel a sus propias promesas, y así lo exige la justicia ante los demás (y el bien de quienes quieres y te quieren).

  • Tras la ocupación de una ciudad con sus territorios circundantes, los o fi ciales reales hacían inventario de los bienes obtenidos y los repartían entre quienes habían participado en la conquista, dividiéndolos en lotes ( donadíos ) cuyo tamaño y valor estaban en función del rango social de quien los recibía.

  • Una segunda tesis, secundaria, es que se contradicen quienes buscan la eficacia y el bien del Estado, pero rechazan la fuerza y la crueldad para obtenerla, puesto que, sin lo segundo, no es posible adquirir lo primero.

  • Una vez muerto, el territorio se repartió entre sus generales (los diádocos), quienes dieron su nombre a las diferentes dinastías que se fundaron (lágidas, seléucidas, etc.).

  • Unos lamentaban su desgracia; otros la de sus parientes, y había quienes, por miedo a la muerte, la imprecaban.

  • Y esto debería bastar para atenuar el entusiasmo de quienes contemplan la ciencia como si fuera una especie de oráculo infalible.