Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

10 oraciones y frases con puntas

Las oraciones con puntas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar puntas en una frase. Se trata de ejemplos con puntas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar puntas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A veces, sobre todo en los días de viento, podemos notar una pequeña descarga eléctrica al acercar las puntas de los dedos a un objeto metálico de forma más o menos puntiaguda.

  • Ata los dos extremos con un par de vueltas y después haz que tomen direcciones opuestas, realizando un pequeño lazo al final para proteger las puntas.

  • El anciano los asaba sobre unos leños, mientras rutilante vino vertía; al lado unos jóvenes asían asadores de cinco puntas.

  • El martillo de orejas también sirve para arrancar clavos o puntas.

  • En los mapas isobáricos, la dirección del viento se indica mediante puntas de flecha situadas sobre las isobaras, pero, a causa de la fricción del suelo, la dirección de los vientos de superficie (pocos centenares de metros) corta oblicuamente las isobaras.

  • Las puntas de los pies deben estar dirigidas hacia delante y con la planta del pie bien apoyada en el suelo, de forma que el peso del cuerpo quede distribuido uniformemente por la superficie donde se apoya; esto hace que el equilibrio sea más estable y que determinadas partes del pie no se hallen sobrecargadas.

  • Para alargar la salsa, hacemos un caldo con hierbas de caldo y los menudillos del pollo (patas, mollejas, coles, puntas de ala, etc.) que también podemos haber tostado al horno, previamente.

  • Recuerda que el compás de puntas también sirve para transportar medidas.

  • Si tenemos en cuenta que la longitud de onda de la luz visible es del orden de décimas de micrómetro, para poder observar la difracción de un haz de luz, hará falta que este incida sobre objetos que presenten características –agujeros, puntas, rendijas, etc.– de las dimensiones indicadas.

  • Su funcionamiento es el siguiente: un pequeño peine metálico está conectado a una fuerte de corriente continua y transmite carga eléctrica positiva a una cinta —a la que roza con las puntas de sus púas— que se mueve en dirección vertical.