Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

20 oraciones y frases con precipitados

Las oraciones con precipitados que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar precipitados en una frase. Se trata de ejemplos con precipitados gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar precipitados en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A medida que se calienta el agua contenida en el vaso de precipitados, aumenta de temperatura y la vaporización se produce más rápidamente .

  • A. Vaso de precipitados con arcilla.

  • Añadimos una pequeña cantidad de cinc, dividido finamente, sobre ácido sulfúrico contenido en un vaso de precipitados o en un tubo de ensayo.

  • Calienta un poco, muy suavemente, en un vaso de precipitados tapado con un vidrio de reloj.

  • Coge un vaso de precipitados e introduce un termómetro.

  • El agua destilada se añade poco a poco al vaso de precipitados y se mezcla con una varilla de vidrio hasta su disolución total (figura B).

  • En el laboratorio, la centrifugación se utiliza también para separar precipitados (sustancias insolubles en agua).

  • En la parte fría del vaso de precipitados y en la del vidrio de reloj, el gas se vuelve a solidificar, en forma de finísimas agujas, sin pasar por el estado líquido.

  • En un vaso de precipitados, pon arena y agua.

  • Hemos calentado naftaleno al baño María utilizando un vaso de precipitados lleno de agua.

  • Introduce la jeringuilla en el fondo del vaso de precipitados y extrae la mezcla.

  • Introduce un hueso en un vaso de precipitados lleno de agua.

  • La arena, como es más densa que el agua y no se disuelve en ella, se irá acumulando en el fondo del vaso de precipitados.

  • La propagación del calor por convección es exclusiva de los fluidos (lí-quidos y gases).Al calentar un líquido en un vaso de precipitados por la parte inferior, au-menta la temperatura de esa zona.

  • Para recuperar la sal, evapora el agua que hay en el vaso de precipitados; cuando toda el agua se haya evaporado, la sal quedará depositada en el fondo del recipiente.

  • Pon el vaso de precipitados con el vidrio de reloj sobre la rejilla y enciende el mechero de Bunsen.

  • Pon el yodo en un vaso de precipitados que esté bien seco.

  • Puedes repetir la experiencia colocando, en lugar del vidrio de reloj, una espiga de trigo sobre el vaso de precipitados o sobre una cápsula, como en la figura A. B. Yodo.

  • Sitúa el indio en el fondo de un vaso de precipitados con agua destilada caliente y añade el galio dentro del agua.

  • Vaso de precipitados Sirve para contener y trasvasar líquidos, pero no para medir, ya que su graduación es inexacta.