Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

39 oraciones y frases con prácticas

Las oraciones con prácticas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar prácticas en una frase. Se trata de ejemplos con prácticas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar prácticas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A lo largo del curso hemos descubierto que ser cristiano es mucho más que cumplir unas prácticas de piedad y asistir a la Santa Misa los domingos y las fiestas preceptivas.

  • A pesar de que el coeficiente de rozamiento no es exactamente constante, la fórmula es una buena aproximación para evaluar la fuerza de rozamiento en ciertas circunstancias prácticas de gran interés para la ingeniería.

  • Algunas prácticas podían ser presenciadas por todo el mundo, pero el último escalón era solo para el iniciado.

  • Algunos autores distinguen de las anteriores dimensiones prácticas de la razón, otra a la que denominan razón técnica (del griego techné, ‘arte’), que rige los procesos a través de los cuales el hombre produce cosas u obtiene utilidades.

  • Como podemos ver, se trata de un dispositivo muy ingenioso que nos permite disfrutar de una de las muchas aplicaciones prácticas de las reacciones químicas.

  • Como ya se ha dicho, el Islam respetaba a las gentes del Libro, por lo que a judíos y mozárabes se les permitían sus prácticas religiosas y sus costumbres.

  • De este modo, en las circunscripciones pequeñas (las más fáciles de controlar), ya no sería necesario recurrir a prácticas fraudulentas en el día de las elecciones, pues bastaría con asegurarse de que solo se presentaban los candidatos que «debían salir».

  • Describe algunas prácticas higiénicas que ayuden a prevenir las enfermedades infecciosas, por ejemplo, en la manipulación de los alimentos, en la eliminación de residuos orgánicos y en el control sanitario de los animales.

  • En esta parte, lo que hace más falta es el estudio de las ciencias exactas, como las matemáticas, la astronomía, la física experimental, química, historia natural, la mineralogía, la hidráulica, la maquinaria y otras ciencias prácticas.

  • En consecuencia, la sociedad se debía organizar racionalmente, rechazando muchas de las viejas creencias y prácticas sociales tradicionales.

  • En general, la agricultura ecológica es minoritaria en la UE, donde la mayoría de prácticas agrícolas suelen ser las convencionales.

  • En general, y a diferencia de algunos movimientos europeos coetáneos, las rebeliones campesinas en España no fueron ni anticlericales ni revolucionarias, sino que solo pretendían frenar los crecientes abusos de los señores y volver a las prácticas tradicionales.

  • Es importante destacar que algunas actividades humanas degradan el suelo, como por ejemplo, la deforestación, la explotación incontrolada de bosques, la minería a cielo abierto, prácticas agrícolas inapropiadas o construcciones de obras públicas.

  • Estos misterios consistían en acudir a Eleusis, una ciudad próxima a Atenas, y participar en unas prácticas rituales que culminaban en una visión o conocimiento del secreto de Deméter.

  • La civilización bizantina fue ante todo una fusión de la tradición imperial romana con el pensamiento cristiano, a la que se añadieron elementos culturales griegos –la lengua, entre otros– y ciertas prácticas orientales.

  • La conducta sexual contribuye a la prevención eficaz de las ETS; el conjunto de prácticas preventivas que parece más efectivo es el que se conoce como estrategia A, B y C. A. Esta letra representa la palabra abstinencia y recomienda retrasar al máximo el inicio de las relaciones sexuales para evitar embarazos e infecciones.

  • La reflexión sobre cuestiones prácticas desde una perspectiva empírica.

  • La tecnología encuentra aplicaciones prácticas en los conocimien-tos obtenidos en la investigación (tal y como se demuestra, por ejemplo, en el campo de la medicina, de la industria química y de la gestión del medio am-biente o en el sector energético).

  • Las prácticas que provocaron más rechazos fueron dos en particular: a El requerimiento que, previo a la conquista, se hacía a los indios para que aceptaran la soberanía española si no querían ser sometidos por las armas.

  • Las prácticas tradicionales de pesca causan poco impacto en el medio.

  • Los casos de corrupción y el desgaste del gobierno Las oportunidades de enriquecimiento fácil que ofrecían algunos cargos del poder propiciaron prácticas políticas corruptas que, con el paso del tiempo, irían saliendo a la luz, aireadas en la mayoría de los casos por los medios de comunicación más críticos.

  • Los gases nitrógeno, oxígeno y argón tienen muchas aplicaciones prácticas en campos diversos: industria, medicina y análisis químico.

  • No obstante, había otras razones que sí podían justi fi car la guerra y la conquista, como acabar con las prácticas contrarias a la ley natural (sacri fi cios humanos y otras barbaridades) de ciertos pueblos, a los que gentes civilizadas deberían imponer una tutela paternal y bondadosa para sacarlos del error.

  • Otros factores son los incendios forestales, las prácticas agrícolas y forestales inadecuadas y un exceso de obras públicas.

  • Para crear campos magnéticos que sean lo bastante potentes para tener aplicaciones prácticas se construyen imanes artificiales llamados Los electroimanes están constituidos por un núcleo de material ferromagnético (como el hierro o el acero) y un hilo conductor bobinado a su alrededor.

  • Para ello se adoptaron diferentes medidas, que se fueron sucediendo a lo largo del siglo: a En un primer momento, se imitaron las prácticas de ingleses y holandeses, y se crearon compañías comerciales privilegiadas y monopolísticas, como la Compañía Guipuzcoana de Caracas.

  • Para la mayoría de aplicaciones prácticas es necesario que los electrones se estén moviendo de forma continuada a través de un circuito.

  • Para los so fi stas, no existían normas morales objetivas y universales, sino que la bondad o la maldad de las acciones dependía de criterios como la tradición, la cultura o las prácticas habituales de cada sociedad o individuo.

  • Pero su intención, como la de los críticos ilustrados, era denunciar las malas prácticas y creencias, para acabar con ellas.

  • Pero sus admirables realizaciones, tanto teóricas como prácticas, difundieron el Renacimiento por el resto de Europa en la centuria siguiente.

  • Se fueron imponiendo nuevos gustos, modas y costumbres procedentes de Europa, cuya in fl uencia se introdujo en España principalmente a través de dos vías : a El creciente número de turistas que llegaba a nuestro país, en especial a las zonas costeras, en las que el régimen consentía actitudes y prácticas que eran normales en Europa, pero que contrastaban con la moral conservadora de la España o fi cial.

  • Se llegó a pensar que pudiera estar hechizado y se recurrió a todo tipo de prácticas (plegarias, brebajes, exorcismos, etc.), pero sin resultado.

  • Según esta doctrina, no habría un criterio objetivo para distinguir verdad y falsedad ni justicia e injusticia, independientemente de sus consecuencias prácticas.

  • Sin embargo, tanto las consecuen-cias prácticas como el consenso son criterios derivados de que algo es verdadero.

  • Tenían también motivaciones prácticas, como fijar un calendario.

  • Todas estas circunstancias propiciaron la aparición de un considerable número de nuevos proyectos urbanísticos, pero durante la primera mitad del siglo las realizaciones prácticas fueron muy limitadas.

  • Tolerancia: respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias, siempre y cuando no atenten contra la dignidad humana o el bien común.

  • Un hecho de tal magnitud tenía que repercutir necesariamente en la evolución del arte, ya que las prácticas rituales del cristianismo, muy distintas de las paganas, exigían una tipología arquitectónica adaptada específicamente a ellas, y las creencias dogmáticas o morales afectaban a la iconografía y a la función de las artes figurativas.

  • Un noble guipuzcoano, el conde de Peña fl orida, que había estudiado en Francia, quiso imitar las prácticas de ese país y organizó una tertulia en su casa sobre matemáticas, física, historia y temas de actualidad.