Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

21 oraciones y frases con potencias

Las oraciones con potencias que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar potencias en una frase. Se trata de ejemplos con potencias gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar potencias en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué hay grandes potencias que no lo aceptan en su totalidad? ¿Cómo puedes contribuir persolnalmente a cuidar y mejorar el medioambiente?

  • Abajo, a la izquierda, aparecen Felipe II, el Dux de Venecia y el Papa, representantes de las tres potencias que formaron la Santa Liga; a la derecha, un monstruo marino que, como boca del infierno, engulle a los infieles; arriba, un coro celestial adora el nombre de Jesús (IHS, Iesus Hominum Salvator, Jesús Salvador de los hombres).

  • Como contrapunto, también se puede hacer referencia a quienes, en la actualidad, señalan que los ejércitos bien armados son necesarios para mantener el equilibrio de fuerzas entre las grandes potencias mundiales; con ellos, se evita que una de ellas predomine en el terreno militar y trate de imponerse a las demás.

  • Como encrucijada de caminos, fue lugar de encuentro de diversos pueblos (indoeuropeos del norte y semitas del sur), que con sus continuas invasiones generaron un clima de permanente inestabilidad política, tratando de imponerse a sus vecinos y de dominar la zona para formar su propio imperio; así sumerios, acadios, babilonios, asirios o persas, entre otros, se sucedieron en el tiempo como potencias hegemónicas.

  • El escenario del enfrentamiento fue Italia, un mosaico de Estados pequeños, de gran interés, que los convertía en presa codiciada por las dos grandes potencias militares del momento: la monarquía francesa y la de los Reyes Católicos.

  • Entre tanto, las potencias europeas absolutistas que habían vencido a Napoleón formaron la llamada Santa Alianza, que pretendía liberal y revolucionaria en Europa.

  • España se ha constituido, detrás de Alemania, en una de las potencias mundiales en el aprovechamiento de la energía eólica para generar electricidad.

  • Esto habría supuesto para la República un cambio sustancial de la situación, ya que no se enfrentaría a enemigos nuevos –Italia y Alemania ya luchaban en España del lado de Franco–, y en cambio se atraería como aliados a las potencias antifascistas.

  • Hoy, pasados seis años desde que finalizó la guerra civil, el régimen implantado por el General Franco, inspirado desde el principio en los sistemas totalitarios de las potencias del Eje, tan contrario al carácter y a la tradición de nuestro pueblo, es fundamentalmente incompatible con las circunstancias que la guerra presente está creando en el mundo.

  • La ONU condena al régimen franquista La Asamblea General, convencida de que el gobierno fascista de Franco en España, que le fue impuesto por la fuerza al pueblo español, con la ayuda de las potencias del Eje, y que prestó considerable apoyo material a esas potencias durante la contienda, no representa al pueblo, y con su continuado dominio de España hace imposible que ese pueblo participe con los de las Naciones Unidas en los asuntos internacionales.

  • La Paz de Utrecht no se limitó a poner fi n a la Guerra de Sucesión española, también acabó con la hegemonía ejercida por Francia en la segunda mitad del siglo xvii e inauguró un nuevo orden internacional, basado en el equilibrio entre tres grandes potencias rivales –en torno a las cuales se agrupaban, según las circunstancias de cada momento, las demás naciones europeas: a Francia, que conservaba su primacía en el terreno intelectual, pero estaba agotada por el esfuerzo bélico impuesto por Luis XIV.

  • Llamo potencias a las facultades que nos hacen pasibles de esos estados, como son las que nos hacen capaces de airarnos o contristarnos o compadecernos.

  • Para Maquiavelo, el principal fi n del gobernante es conservar y consolidar el poder, no solo el suyo propio, sino fundamentalmente el del Estado, frente a otras potencias.

  • Pero pronto las potencias europeas se alarmaron ante la posi- bilidad de que se formara un poderoso bloque francoespañol.

  • Podéis partir de estas preguntas: a ¿Conocéis más potencias que en el pasado o en el presente hayan dominado territorios por la fuerza de las armas?

  • Quedaba así demostrado que las potencias occidentales estaban dispuestas a ceder al máximo ante el expansionismo alemán, con tal de evitar una nueva guerra mundial.

  • Sin embargo, el Comité fue del todo ine fi caz: Alemania, Italia y Portugal continuaron ayudando militarmente a los sublevados, en contra de los compromisos adquiridos; en cambio, las potencias democráticas negaron la asistencia necesaria al gobierno legítimo de la República, que al fi nal solo contó con la ayuda militar de la Unión Soviética, único país que, a la vista de la actuación de Alemania e Italia, decidió ignorar también los compromisos adquiridos de no intervención.

  • Sin embargo, tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial de las potencias fascistas, Franco se fue distanciando de los planteamientos totalitarios de los falangistas.

  • Voluntarismo: doctrina filosófica que sitúa a la voluntad como la primera de las potencias espirituales del hombre frente a la razón.

  • Y el curso de los acontecimientos en la España republicana estuvo condicionado en gran medida por su dependencia de la Unión Soviética, único país poderoso dispuesto a prestarle ayuda militar tras la inhibición de las potencias democráticas.

  • Y muchos de ellos han argumentado a favor de la existencia en el ser humano de una parte inmaterial y, por tanto, indestructible, en la que residen las potencias espirituales de la persona y que la hacen capaz de actos inmateriales: pensar, amar, hablar, crear símbolos, etcétera.