Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con poseemos

Las oraciones con poseemos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar poseemos en una frase. Se trata de ejemplos con poseemos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar poseemos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Al preguntarse por la impresión que da origen a la idea de causalidad, el pensador británico constató lo siguiente: En casos aislados, solo poseemos la impresión de contigüidad (en el espacio) y sucesión (en el tiempo) entre objetos.

  • Ante la imposibilidad de obtener datos sobre tal estado, puesto que solo poseemos conocimiento de los seres humanos que viven en sociedad, se propuso conjeturar cómo habría sido, es decir, reconstruirlo como hipótesis.

  • El hecho de que valoremos lo útil revela que los seres humanos poseemos razón.

  • La idea de Dios es una idea de la que no poseemos impresión alguna.

  • Los humanos estamos situados en un escalón todavía superior, pues poseemos el ser o la existencia en un grado mucho más intenso incluso que los animales no racionales, debido a que somos personas, sujetos únicos y racionales.

  • Para este pensador, todos poseemos una cualidad del alma, común a toda la humanidad, a la que denominó simpatía, que nos impulsa a compartir y comprender las inclinaciones y sentimientos de los otros, aun cuando sean contrarios a los nuestros.

  • Por este motivo es injusto despreciar a los que tienen pocos recursos, o hacer ostentación de lo que poseemos, y más aún si no se ha conseguido por méritos propios.

  • Por tanto, en nuestras células, además del ADN del núcleo también poseemos ADN mitocondrial.

  • Poseemos el derecho a alzar nuestras voces para dialogar con el Estado sobre los valores que moldearán el futuro de la sociedad, e incluso de la humanidad.

  • Se puede decir que en aquellas bibliotecas ya estaban la mayoría de las obras de autores clásicos romanos que hoy poseemos.

  • Si considerásemos todo el conjunto, desde las primeras partículas elementales —antes de la formación de la materia— hasta el ser humano, se observaría un cuadro único e inequívoco de complejidad creciente, en el que existen enormes saltos, imposibles de explicar con los conocimientos que ahora poseemos.