Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

54 oraciones y frases con pobreza

Las oraciones con pobreza que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar pobreza en una frase. Se trata de ejemplos con pobreza gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar pobreza en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cómo puede un joven de tu edad paliar la pobreza?

  • ¿Cómo se puede vivir la vertiente social de la pobreza?

  • ¿Qué implicaciones tiene la pobreza para un cristiano?

  • «Es cierto que ellos sufren un empobrecimiento progresivo debido al abandono y la injusticia social en que se encuentran… Y, sin embargo, ¿quién soy yo para juzgar su pobreza?

  • «Fuera del Estado reinan las pasiones, la guerra, el miedo, la pobreza, el abandono, el aislamiento, la barbarie, la ignorancia, la bestialidad.

  • A veces no hay que ir muy lejos para encontrar miseria: los países desarrollados pueden cohabitar con impresionantes bolsas de pobreza.

  • Además, la pobreza suele llevar aparejadas la enfermedad y la muerte.

  • Ante las viejas y nuevas formas de pobreza —el desempleo, la emigración, los diversos tipos de dependencias—, tenemos el deber de estar atentos y vigilantes, venciendo la tentación de la indiferencia.

  • Aprovechamiento de las columnas visigóticas y romanas, lo que no se debe interpretar como signo de pobreza o de dificultades económicas, sino de la receptividad de los musulmanes hacia las manifestaciones culturales de los pueblos conquistados.

  • Aunque es una zona predominantemente católica, la catequesis sigue siendo urgente, pues las sectas, la superchería y el fetichismo se ven favorecidos por la ignorancia y la pobreza.

  • Bolsas de pobreza en las grandes ciudades.

  • Busca en la prensa escrita dos noticias relacionadas con uno de los temas de este apartado (racismo, violencia doméstica, pobreza).

  • Conocer las causas que provocan la pobreza, la desigualdad y la violación de los derechos humanos.

  • Daban tanta importancia a su trabajo intelectual como a la virtud de la pobreza.

  • Defendían una pobreza absoluta y rechazaban la autoridad ponti fi cia; entre ellos se encontraba Guillermo de Ockham.

  • Detectaremos que, junto a los aspectos positivos, hay muchas situaciones de pobreza y desigualdad que suponen una violación sistemática de los derechos humanos que hemos mencionado tantas veces.

  • El amor hacia los desfavorecidos exige que el cristiano viva el desprendimiento, ya que la virtud de la pobreza libera el corazón del hombre para que pueda amar más a Dios y a sus semejantes.

  • El arte de los reinos de taifas (siglo xi ) acentuó la tendencia decorativa, en parte para ocultar la pobreza de los materiales empleados.

  • El verdadero amor humano debe suponer entrega del cuerpo, del proyecto vital, de la intimidad, de la vida… en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, etc. Si la entrega no alcanza este nivel de compromiso, entonces es una falsa entrega y, por lo tanto, una realización falsa del amor.

  • En siglos en los que las invasiones bárbaras, las enfermedades (como la peste), la pobreza y la carencia de formación cultural afectaban a muchas personas, los monasterios se alzaban como puntos de luz y protección para sus vecinos, y como legados culturales y espirituales para la humanidad.

  • En todo caso, llama la atención que casi todos coincidieron en denunciar unos mismos problemas: el endeudamiento de la monarquía, el lamentable estado de despoblación que sufría España, el agotamiento económico de Castilla, el enriquecimiento de los extranjeros con el oro y la plata procedentes de América, la pobreza de los españoles por su desprecio hacia el trabajo y el perjudicial aumento del clero.

  • Estos defendieron la pobreza evangélica como la virtud fundamental de la vida religiosa, fundando las primeras órdenes mendicantes.

  • Fray Tomás ingresó en los dominicos, seguramente por el ideal evangélico de pobreza, pero también por su pasión por el estudio y la enseñanza.

  • Hay también unos cuantos países que luchan por alcanzar la riqueza del centro y han abandonado la situación de pobreza, son los que se sitúan en la semiperiferia del sistema; también se los denomina países emergentes: India, Taiwán y China, entre otros.

  • Junto a una mayor producción de riqueza, aparecen nuevas y extensas formas de pobreza.

  • La pobreza cristiana supone una actitud ante los bienes materiales consistente, no tanto en no poseerlos como en desprenderse de ellos.

  • La atracción urbana alcanzó también a los religiosos y en el siglo aparecieron las órdenes mendicantes (de mendicare, pedir limosna), cuya actividad se desenvolvía en las ciudades, haciendo gala de pobreza y transmitiendo una nueva espiritualidad, en contraposición con la vida retirada y autosuficiente de los monasterios benedictinos.

  • La generosidad es una virtud compañera de la pobreza.

  • La lucha contra la pobreza es un objetivo de los estados europeos; pero además de las medidas oficiales, son necesarias actitudes solidarias por parte de todos los ciudadanos y ciudadanas, personalmente o través de las instituciones.

  • La pobreza cristiana tiene también una dimensión social esencial, por la que sentimos la obligación de luchar para conseguir un mundo más justo.

  • La pobreza cristiana tiene también una dimensión social.

  • La pobreza era especialmente visible en las ciudades más grandes (Madrid, Sevilla), que se convirtieron en refugio de inmigrantes arruinados procedentes del medio rural.

  • La pobreza es una virtud fundamental que muestra una actitud de desprendimiento ante los bienes materiales.

  • La pobreza va unida a la magnificencia.

  • La pobreza y la destrucción del medioambiente son las principales causas del desequilibrio mundial.

  • La principal causa de la pobreza y de la exclusión social es el paro, ya que el trabajo es la principal fuente de recursos para satisfacer las necesidades básicas.

  • La situación de pobreza designa el estado de carencia de los bienes básicos.

  • Las personas analfabetas, las mujeres y los jóvenes son los grupos más afectados por la pobreza extrema, que se da mayoritariamente en las ciudades.

  • Los monjes vivían siguiendo los consejos evangélicos: pobreza, castidad y obediencia.

  • María, José y Jesús —la Sagrada Familia— dan una lección de humildad, pobreza y obediencia a los planes de Dios.

  • No se habla solo de la pobreza material —si bien es cierto que los más necesitados contarán de modo especial con el consuelo de Dios—, sino de una actitud de libertad interior que hará posible la justicia social.

  • Pero no prometen únicamente una recompensa tras la muerte, sino que aseguran que esa actitud de servicio, pobreza o humildad se verá acompañada por un gozo en la vida presente, gozo del que dan testimonio Jesús, la Virgen y la totalidad de los santos.

  • Personas en situación de pobreza.

  • Por eso siempre se habla de exclusión social cuando se hace referencia a la pobreza.

  • Por eso te pedimos que colabores todos los meses del año, haciéndote socio o socia o realizando un donativo, porque combatir la pobreza es prevenir futuros desastres humanitarios.

  • Por eso, la pobreza no contradice el cuidado de los objetos de culto (el edificio de una parroquia, su decoración), del mismo modo que no nos gustaría dar lo que nos sobra a quien queremos.

  • Por este motivo, las autoridades políticas y los individuos tienen el grave deber de paliar la pobreza que sufren otros seres humanos.

  • Sobre todo en las grandes ciudades, encontramos bolsas de pobreza y mucha marginación social.

  • Sus características esenciales son: Una gran sobriedad, a diferencia del Gótico francés o castellano, en concordancia con la propuesta de pobreza de las citadas órdenes.

  • Sus palabras y sus obras muestran que el valor de una persona se halla en la humildad y en la pobreza, en el trabajo honesto y en la entrega de uno mismo a los demás.

  • Sus primeras pinturas manifiestan su interés por la vida cotidiana de las gentes humildes, campesinos u obreros (él fue predicador en un pueblo de mineros), en ambientes sombríos y de extrema pobreza.

  • También se convertían en esclavos los niños abandonados o aquellos que, ante una situación de pobreza extrema, decidían venderse a sí mismos a cambio de que los mantuvieran.

  • Todos los ciudadanos que ocupaban cargos públicos cobraban un sueldo para que nadie quedara excluido de acceder a ellos por motivos de pobreza.

  • Vivir la pobreza no es sinónimo de ser tacaño.