Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

32 oraciones y frases con plaza

Las oraciones con plaza que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar plaza en una frase. Se trata de ejemplos con plaza gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar plaza en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Como ejemplo de obras neoclásicas se pueden citar la Plaza de la Concordia y el Panteón de París, y el Museo del Prado en Madrid.

  • Como principal plaza pública, albergaba el mercado y los edificios religiosos y políticos más representativos, en especial la curia (lugar de reunión del senado municipal) y la basílica.

  • Compara la Plaza Mayor de Salamanca con la de Madrid, estudiada en la unidad anterior.

  • Consta de dos espacios diferenciados, pero unidos: una plaza trapecial en terraza, cuyo lado más ancho corresponde a la fachada de la Basílica, y otra elíptica de eje transversal.

  • De planta casi cuadrada y cerrada en sus cuatro frentes, sus funciones y características nos remiten a la Plaza Mayor de Madrid de la centuria anterior.

  • El arquitecto real Juan Gómez de Mora fue la fi gura más representativa, y a él se debieron varias construcciones en Madrid, como la primitiva Plaza Mayor –véase imagen superior–, la Cárcel de Corte (actual Ministerio de Asuntos Exteriores) o el Ayuntamiento.

  • En este sentido, la plaza mayor española tiene un carácter utilitario y una concepción teatral que la diferencian de la place royal francesa, de carácter más simbólico y propagandístico, con la estatua del monarca en su centro.

  • En definitiva, la plaza actúa como prolongación del templo, de tal forma que el que fue concebido como monumento independiente por los arquitectos renacentistas acabó convertido en edificio barroco integrado en un amplio escenario urbano.

  • En la Grecia clásica la ciudad se edifica en torno al ágora (la plaza pública donde se debaten los problemas de interés general) y de los edificios públicos.

  • Escoge una plaza cercana a tu casa o a tu misma calle.

  • España tiene un compromiso sagrado que cumplir en Marruecos: el de que cese para siempre ese estado de barbarie en que vive el pueblo marroquí, y que cese también para siempre la amenaza que para nosotros representa el tener la plaza de Melilla rodeada de tan fieros vecinos, siempre dispuestos a echar mano a los fusiles contra nuestras tropas.

  • Estos desempeñaban un papel fundamental, pues el recinto de la plaza era el escenario de espectáculos y celebraciones públicas, tanto oficiales como populares (corridas de toros, autos de fe, ajusticiamientos, etc.).

  • Inocencio X tenía su palacio en la Plaza de Navona, espacio ocupado en la antigua Roma por el estadio de Domiciano (de ahí su forma tan peculiar), y encargó a Borromini la terminación de la iglesia de Santa Inés, la capilla familiar, que debía convertirse en el elemento dominante de la plaza.

  • La «plaza mayor» fue la gran aportación urbanística del Barroco español, con unas características que varían poco de unas ciudades a otras, aunque se puede considerar la de Madrid como arquetipo: cerrada, de planta cuadrada o rectangular, porticada y rodeada de edificios de fachadas iguales con balcones.

  • La altura de las casas era de cinco pisos y la edificación se interrumpía en las calles que comunicaban con la plaza.

  • La de la imagen muestra la «ligereza y atrevimiento de Juanito Apiñani en la plaza de Madrid», en la que destaca la captación del instante y el magnífico juego de luces y sombras, tanto en la plaza como en el tendido, donde el público parece huir del sol.

  • La fachada es muy original y responde al juego de curvas, avances y retrocesos característico del dinamismo barroco: la portada avanza hacia la calle en una especie de templete semicircular clásico; y en contraposición, a los lados, dos paredes cóncavas de cuarto de círculo forman una pequeña plaza.

  • La plaza está compuesta de cuatro hileras de monumentales columnas toscanas, y su forma simboliza, según el propio Bernini, los brazos extendidos de la Iglesia para acoger a toda la humanidad.

  • Las cuatro fuentes a las que hace referencia su nombre son las de los chaflanes de la plaza con que hace esquina.

  • Los edificios del foro A partir del siglo aC el foro se transformó en una plaza porticada, ubicada en el interior de la ciudad.

  • Los que tenían tiempo libre podían escoger entre frecuentar los gimnasios y las palestras; pasear por las tiendas y por el ágora, la plaza pública en la que actuaban magos, malabaristas y todo tipo de artistas de calle; ir al barbero a arreglarse el cabello, la barba y las uñas de manos y pies, mientras charlaban y se informaban de noticias y rumores, o practicar juegos de azar, como el de los dados, a los que los griegos eran muy aficionados.

  • Más ornamentado aún es el edificio del Ayuntamiento, obra de Andrés García de Quiñones, que sobresale con una escala distinta en el lado norte de la plaza.

  • Por ejemplo, podemos captar esa unión armo-niosa de muchos elementos estéticos cuando nos encontramos en lugares como la plaza de San Marcos de Venecia o ante los hermosos castillos del Loira, rodeados de jardines.

  • Relación con el entorno El templo es un edificio exento situado en una gran plaza cuadrada, en el ensanche reticular de la Barcelona moderna.

  • Se le conoce como Arco de la Estrella por el nombre de la plaza en cuyo centro se ubica, de la que irradian doce avenidas en forma de estrella.

  • Si empleamos un aparato para medir las radiaciones electromagnéticas de altas y bajas frecuencias en el centro de una plaza donde haya numerosas antenas y repetidores de diferentes compañías, ¿cuál será el resultado de la medida, alto o bajo?

  • Si está exenta (en una plaza o espacio que permita rodearla), ofrecerá puntos de vista múltiples.

  • Sobre ella se eleva un obelisco egipcio de época romana, que Inocencio X mandó reconstruir y colocar en esta plaza.

  • Su aspecto exterior, como es característico en la arquitectura romana, no estaba tan cuidado y todo el interés visual se concentraba en su sencilla fachada, que presidía uno de los lados menores de una plaza rectangular porticada.

  • Su magnificencia la convierte en centro focal de la ciudad y de la plaza, consiguiendo de este modo la finalidad barroca de convertir el entorno urbano en escenario del poder de la Iglesia.

  • Tres años después la plaza era inaugurada con motivo de las fiestas por la beatificación de San Isidro, labrador madrileño del siglo .

  • Y tras la rendición de una plaza, se solía establecer una capitulación respetuosa con los vencidos, salvo en el caso de Málaga, que pagó con el cautiverio de todos sus pobladores su enconada resistencia y los daños ocasionados a las tropas cristianas.