Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

109 oraciones y frases con platón

Las oraciones con platón que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar platón en una frase. Se trata de ejemplos con platón gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar platón en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Platón, noble filósofo, se esforzó en convencernos de que las almas humanas habían vivido en el mundo antes de vestir estos cuerpos; de ahí que aquellas cosas que se aprenden sean, no nuevos conocimientos, sino simples reminiscencias.

  • A este respecto, negó la doctrina de la transmigración que habían defendido Platón y los pitagóricos, porque cada alma comunica su individualidad a un solo cuerpo.

  • A uno y otro lado de estos dos personajes o en grupos situados a un nivel inferior, conversan o reflexionan los grandes pensadores de la Antigüedad: Sócrates, Parménides, Heráclito, Epicuro, Pitágoras, Diógenes, Euclides, etc. Algunos de ellos son retratos de contemporáneos de Rafael; así, por ejemplo, Platón presenta los rasgos de Leonardo; Heráclito (en primer plano, en el grupo de la izquierda, pero aislado y en actitud pensativa), los de Miguel Ángel; Euclides (tal vez se trate de Arquímedes, en el grupo de la derecha, inclinado y con un compás sobre una tablilla), los de Bramante.

  • Además de este ámbito, para Platón existe otro tipo de realidad, un mundo inteligible, que va más allá de lo que perciben nuestros sentidos y que está constituido por ideas, realidades inmateriales e inmutables que solo se pueden conocer mediante la razón y que posibilitan un saber universal y permanente.

  • Además, para ascender hacia la contemplación de esas ideas, Platón se apropió también del método socrático del diálogo o mayéutica, que nos ayuda a descubrirlas —recordarlas— en nuestro interior.

  • Al igual que los pitagóricos, Platón sustentó que el alma es inmortal.

  • Al igual que Platón, Aristóteles concedió gran importancia a la educación de los ciudadanos, que tendría que estar bajo el control de la polis.

  • Al igual que Sócrates, Platón consideró inadmisibles estas posturas: que lo real se redujese a lo meramente corpóreo y cambiante, o que la razón y los sentidos fueran excluyentes, o que no existiera un criterio moral perenne.

  • Aristóteles enriqueció Sócrates y Platón.

  • Aristóteles no consideró, como Platón, que el alma tuviese un conocimiento previo de lo universal que se actualizase con el conocimiento de lo sensible.

  • Aristóteles y Platón coinciden en afirmar que el ser humano es un compuesto de alma y cuerpo.

  • Aristóteles y Platón opinaban que la materia era continua, que se podía dividir tantas veces como se quisiera y que nunca se llegaría al punto de encontrar una partícula indivisible.

  • Aristóteles, al igual que Sócrates o Platón, los consideró falsos sabios.

  • Así, en el pensamiento clásico, Platón y Aristóteles estudiaron la polis griega o ciudad-Estado como lugar primordial de socialización del ser humano.

  • Así, Platón pretendía evitar que el poder los corrompiera.

  • Así, por ejemplo, en lo que concierne a la reflexión sobre la realidad y el ser humano, comprobamos que el dualismo de Platón está presente en diversas corrientes de pensamiento que lo aprueban o lo rechazan: Lo defendieron algunos de los primeros fi lósofos cristianos, el neoplatonismo y, en la Edad Moderna, el racionalismo; para ellos, la sustancia material y la espiritual eran irreconciliables.

  • Como decían Sócrates y Platón frente a truir la política al margen de la verdad, destruye los cimientos sofía no consiste en creer que ya se posee la verdad absoluta, sino más bien en el convencimiento de que la verdad existe y actuales, como J. Habermas, han insistido en la importancia la ciudadanía.

  • Con la llegada de Sócrates y Platón surgió una nueva moral, la moral de los hombres débiles y sofos pusieron la verdad en sí y el bien en sí por encima de cada individuo, y consiguieron que todos se sometieran a os se sometieran a estos conceptos universales, principalmente, los hombres poderosos.

  • Con Platón apareció, por lo tanto, una concepción finalística o teleológica del universo, según la cual este ha sido configurado por un ser inteligente, que el filósofo ateniense llamaba demiurgo, de modo que todo está ordenado a unos fines.

  • De este modo, para Platón la sucesión de las formas de gobierno tiene un carácter cíclico.

  • De este modo, propuso un monismo antropológico que resolvía el dualismo de Platón, para quien solo cabía una unión accidental entre el alma y el cuerpo humanos.

  • Ejemplarismo: doctrina que propuso san Agustín y que se inspira en la teoría de las ideas de Platón, según la cual las esencias de las cosas, fuente de su ser y su verdad, se encuentran como modelos o ejemplares en la mente de Dios antes de la Creación, y no se distinguen de él.

  • El propio Platón, aunque argumentó en contra de los sofistas, era un experto orador y sus diálogos forman parte, no solo de la historia del pensamiento, sino de la literatura universal.

  • El modelo ideal de Estado presentado por Platón fue una utopía irrealizable.

  • El primer pensamiento cristiano fue de corte platónico, ya que Platón había defendido la inmortalidad del alma humana y su primacía sobre el cuerpo.

  • En el Protágoras, Platón reflexiona sobre la virtud a través de un supuesto diálogo entre su maestro, Sócrates, y el sofista Protágoras.

  • En este sentido, es ilustrativo el pensamiento de los grandes pensadores griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles), para quienes la mujer tenía que estar sometida a la tutela del hombre porque su naturaleza la empujaba a dejarse arrastrar por los instintos, en lugar de dejarse guiar por la razón.

  • En efecto, Platón, siguiendo a su maestro Sócrates, fue el primero en distinguir entre un mundo sensible y otro suprasensible.

  • En el siglo aC la educación superior se enriqueció con dos fundaciones: la Academia de Platón y la escuela de retórica de Isócrates, que rivalizaron entre sí.

  • En el caso de Aristóteles, este término se aplica solo a su antropología, en la que defiende la unidad sustancial del compuesto humano, frente al dualismo de alma y cuerpo de Platón.

  • En el centro de la imagen están representados Platón y Aristóteles.

  • En el diálogo La República, Platón situó esta idea suprema en la idea del Bien, que compara con el Sol, ya que sin él nada se puede ver ni conocer.

  • En el ejercicio resuelto de esta unidad se ha elegido a Platón, por la claridad con la que su pensamiento político se distancia del de Maquiavelo.

  • En fuerte contraste con la mentalidad de su época, Platón defendió el acceso de las mujeres a la educación, sosteniendo que poseen la misma naturaleza que los varones respecto al cuidado del Estado.

  • En la antigua fue una idea defendida por Platón, para quien existía una verdadera separación de ambas instancias.

  • En la parte oriental del Imperio, en Alejandría, resurgieron las enseñanzas de Platón y Pitágoras, gracias al neoplatonismo.

  • En las Universidades se produjo una profunda renovación de la filosofía y la teología a través del movimiento conocido como Escolástica, que se proponía sistematizar todo el pensamiento de la época mediante la conciliación entre la fe cristiana y el pensamiento filosófico de la Antigüedad, en especial el de Platón y Aristóteles.

  • En relación con el pensamiento ético y político, a Platón le pareció un error que los so fi stas enseñasen a los jóvenes de Atenas que las leyes de la ciudad, que lo bueno y lo justo, eran relativos.

  • En relación con la teoría del conocimiento, a partir de Platón, todos los fi lósofos entienden que hay dos niveles: uno que procede de los sentidos y otro que se sitúa en la razón.

  • Entender, para Platón, no sería otra cosa que el despertar del alma a un conocimiento que ya poseía antes de unirse a un cuerpo, cuando gozaba de la contemplación de las ideas.

  • Esta doctrina, inspirada en Platón, se llama ejemplarismo.

  • Este escenario facilitó el interés de Platón por participar en la política de su ciudad.

  • Esto se debe, en parte, a las escuelas de sofistas de la Antigüedad clásica o, más precisamente, a la descripción que de ellas nos hace Platón.

  • Finalmente, si nos atenemos a las cuestiones políticas, las explicaciones nada realistas de Platón han tenido escasa acogida.

  • Frente a esta postura, fi lósofos como Sócrates, Platón y Aristóteles reivindicarán la objetividad de la verdad y del bien.

  • Fue Platón quien separó la fi losofía de la poesía e inició un proceso de absolutización de la razón.

  • Gracias a él, la fi losofía llegó a Atenas, donde Sócrates y Platón recibieron su in fl uencia.

  • Habrá que esperar a las grandes construcciones metafísicas de Platón y Aristóteles para vislumbrar soluciones más integradoras.

  • La Academia Neoplatónica, fundada en Florencia, reunía a un conjunto de intelectuales y artistas, en torno a su principal ideólogo, Marsilio Ficino, y pretendía conciliar el cristianismo con la filosofía antigua, mediante una recuperación del pensamiento de Platón (siglo a.C.) y la escuela neoplatónica de Alejandría (siglos ).

  • La antropología La visión pitagórica de la vida y el alma humana, que posiblemente estuvo inspirada en el or fi smo, repercutió en el pensamiento de Platón.

  • La ciencia y sus clases Siguiendo las huellas de Platón, Aristóteles consideró que, frente a la opinión, la ciencia es un saber seguro y permanente.

  • La fi losofía práctica de Platón —su ética y su política— se edi fi ca sobre sus teorías acerca de las ideas, el hombre y el conocimiento, pues estaba convencido de que el ser humano no puede obrar el bien si no conoce lo que es el Bien en sí, la idea suprema de Bien.

  • La naturaleza de la virtud Al igual que Sócrates y Platón, Aristóteles estimó que la virtud es algo que perfecciona al ser humano, lo hace bueno y lo encamina hacia una vida feliz.

  • La realidad del cambio defendida por Heráclito quedó recogida en los rasgos que de fi nen el mundo sensible de Platón.

  • La variedad de temas fi losó fi cos en la época de Platón fue muy amplia.

  • La vida y el pensamiento de Platón tuvieron mucho que ver con la Atenas de su época, ciudad que lo vio nacer y en la que transcurrió casi toda su vida.

  • Las cosas corpóreas, según Platón, tienen un modo de ser unitario y estable, una esencia, porque participan de las ideas.

  • Las cosas sensibles y corpóreas En uno de sus diálogos de vejez, Timeo, Platón se detuvo a re fl exionar sobre el mundo sensible y corpóreo.

  • Las cuestiones sobre la realidad y el conocimiento interesaron mucho a Platón.

  • Las ideas y sus propiedades Existen, pues, dos mundos para Platón.

  • Las ideas, que Platón situó en aquel otro mundo, constituirían la realidad inmutable.

  • Las utopías posteriores, siguiendo el ejemplo de Platón, nacieron como una crítica a la situación política de su época y como una propuesta de cómo debía constituirse la comunidad para alcanzar la justicia y la felicidad.

  • Los mitos paganos y la filosofía antigua, según la nueva mentalidad, no tenían por qué oponerse al espíritu cristiano, sino que lo podían complementar perfectamente: los mitos podían interpretarse como alegorías morales bajo un punto de vista cristiano, y la filosofía antigua de Platón, por ejemplo, buscaba la perfección moral del hombre igual que la religión cristiana.

  • Moro publicó la Utopía, obra que se inspiró en la República de Platón y que sirvió de modelo para las utopías que se escribieron posteriormente.

  • No obstante, mientras que para Platón las ideas existían separadas del Demiurgo y eran superiores a él, Agustín sostiene que las ideas se encuentran en la mente divina, no se distinguen de Dios, son fuente del ser de las cosas y de la verdad, y son fundamento de la certeza y de la ciencia.

  • No obstante, Platón fue el marco fi losó fi co primordial de Aristóteles, al ser su discípulo más aventajado en la Academia de Atenas.

  • Para Platón, el bien y la felicidad solo se pueden hallar en la contemplación de las ideas y especialmente de la idea más elevada, que es la del Bien.

  • Para Platón, hay ideas de todo cuanto existe en el mundo sensible y cambiante.

  • Para responder a estos interrogantes, Platón recurrió a la teoría de la reminiscencia o del recuerdo (anamnesis).

  • Pero esta unidad se rompió con la aparición de Sócrates y su discípulo Platón, quienes consideraron reales y, por tanto, verdaderos y buenos, solo los valores de la racionalidad.

  • Platón emplea este vocablo para señalar que las cosas sensibles imitan o copian imperfectamente las ideas, que son sus modelos.

  • Platón combatió el relativismo sofístico con la teoría de las ideas, porque estas —como veremos más adelante— serían algo objetivo y universal que podría alcanzarse mediante el esfuerzo por ir más allá del mundo sensible.

  • Platón dedica un amplio espacio en La República a explicar cómo debe ser el proceso de selección de los aspirantes a guardianes y gobernantes.

  • Platón defendió que las ideas son realidades más plenas y más perfectas que las cosas sensibles que las imitan.

  • Platón describe en La República la degradación de las formas de gobierno a partir de la que, a su juicio, es menos mala, hasta la peor.

  • Platón entendía que el alma debe convivir con el cuerpo mientras permanece unida a él y por eso necesita cierta satisfacción sensible.

  • Platón entendió que las ideas son realidades en sí mismas, inmateriales e inmutables, que constituyen la esencia o forma de las cosas materiales y cambiantes.

  • Platón explicó esta gradación del conocimiento mediante la alegoría de la línea dividida en dos grandes segmentos: uno que abarca lo visible y otro que comprende lo inteligible.

  • Platón había dado un paso más, pues añadió a la causa material la causa formal (las formas o ideas).

  • Platón había fi jado ese contenido en la contemplación de las ideas; los epicúreos, en el placer, etcétera.

  • Platón no aceptó ningún sistema político concreto, sino que se planteó la búsqueda de la organización social perfecta —modelo para todas las polis—, que aproximara a los hombres al bien y a la justicia.

  • Platón no fue ajeno a estos intereses y destacó la importancia de educar a los ciudadanos con objeto de prepararlos para la actividad política.

  • Platón pensaba que la verdadera educación es interior, es un autoaprendizaje.

  • Platón respondió con su teoría de las ideas: se hallan en el alma porque existen en un mundo aparte, al que solo ella puede acceder.

  • Platón siguió el planteamiento de su maestro y escribió sobre el más allá.

  • Platón también heredó de los pitagóricos la convicción de que en el universo subyace un orden matemático.

  • Platón tratará de fundamentar las intuiciones socráticas.

  • Platón trató de responder a este interrogante considerando que el alma humana en sí misma no posee una completa unidad, por lo que sus elementos no siempre actúan con total armonía.

  • Platón vivió una época de crisis y decadencia, de la cual —como es sabido— culpó al enfoque relativista con el que los so fi stas abordaron el análisis del bien y la virtud.

  • Platón y Aristóteles eran considerados los dos pilares de toda la filosofía desde la Antigüedad.

  • Platón y la Academia Platón asumió el prejuicio pitagórico de que los cuerpos celestes son seres divinos que describen movimientos circulares y uniformes.

  • Platón, Protágoras, XV (texto adaptado). .

  • Por eso, también se los denominó sabios físicos o fisiólogos Teeteto, de Platón.

  • Por otro lado, Platón admitió que hay numerosas ideas, tantas como esencias de los objetos sensibles.

  • Por su parte, Platón había admitido el movimiento dentro del mundo sensible, pero este era considerado como una realidad inferior.

  • Por tanto, se debe saber que la ciudad era la estructura política y social por antonomasia en la Grecia clásica, hasta la llegada del pre dentro de su pensamiento político, aunque se puede mencionar a Platón, quien aspiró a la polis ideal.

  • Por un camino diferente al de Platón, Descartes sostuvo un dualismo antropológico muy semejante al suyo.

  • Se dice que Platón llegó a admirar la organización política de Esparta, la cual la había conducido a la estabilidad política y al éxito en la guerra.

  • Señala si el pensamiento político de Aristóteles coincide o no con el de su maestro Platón en las siguientes afirmaciones.

  • Si bien —tal y como a fi rmaron Platón y los pitagóricos— el cuerpo constituye la parte inferior del hombre, rechazó considerarlo la «tumba» del alma.

  • Si hasta entonces la cultura había sido privilegio y monopolio del clero, y las grandes autoridades del pensamiento y la cultura habían sido también religiosas, con el Renacimiento la Iglesia perdió autoridad ideológica en favor de los filósofos y pensadores antiguos; una reflexión filosófica de Platón valía más que el argumento moral del Papa, por ejemplo.

  • Siglo v a. C. Según Platón, el destino del alma humana se encuentra más allá de este mundo, pero para alcanzar su meta debe purificarse de todo lo terreno mediante una vida virtuosa.

  • Siguiendo la opinión de los pitagóricos, Platón consideró que el cuerpo es como una cárcel para el alma, de la que desea salir para vivir junto a las ideas.

  • Sin embargo, siguiendo a los pitagóricos, Platón a fi rmó que no todos lo consiguen, pues el alma que no se libera plenamente de los impulsos que la atan al mundo sensible pasará (transmigrará) de un cuerpo a otro después de la muerte; ese otro cuerpo podrá ser humano o animal, dependiendo de lo racional o irracional que haya sido su vida.

  • Sócrates y Platón afirmaban que las leyes elaboradas por la polis solo eran justas si realizaban la idea natural de justicia.

  • Solo hay un camino: el cultivo de la sabiduría y de la virtud, que, en el fondo, para Platón, se identi fi can.

  • Tales circunstancias históricas contribuyen a explicar que el pensamiento político de Platón no sea realista, pues su experiencia directa de los hechos le había enseñado que resultaba muy difícil mejorar la vida política y social de su ciudad, tras su crisis con Esparta.

  • Tema y significado El centro de la composición está presidido por el diálogo entre Platón, con la mano alzada en referencia al mundo de las ideas, y Aristóteles, con la palma de la mano hacia abajo, aludiendo al conocimiento empírico.

  • Tras los intentos fallidos de aplicar su Estado ideal en Siracusa, Platón se volvió más realista.