Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con pincelada

Las oraciones con pincelada que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar pincelada en una frase. Se trata de ejemplos con pincelada gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar pincelada en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A partir de entonces y como resultado de diversas infl uencias –los pintores venecianos de las colecciones reales, la visita de Rubens, sus dos viajes a Italia–, su estilo experimentó una evolución clara hacia composiciones más naturales, luces más matizadas, colores más fríos y una pincelada más suelta.

  • Aunque la pincelada es suelta y responde a rápidos toques, la precisión del dibujo es mayor de lo habitual entre los impresionistas.

  • Con una pincelada rápida de vivo colorido, Renoir capta los efectos del sol que se filtra entre las hojas produciendo una combinación vibrante de luces y sombras.

  • El calificativo de «postpictórica» se refiere precisamente a su rechazo de las cualidades «pictóricas» que reflejan la personalidad del autor, como la pincelada expresiva o la libre combinación de manchas y trazos.

  • El colorido brillante y cálido, los contrastes de luces, la pincelada suelta y la agitada composición en diagonal, saturada de elementos, nos recuerdan la pintura de Rubens y del Barroco en general.

  • En este aspecto, se trata de una pintura de transición entre la etapa sevillana del artista, de clara primacía del dibujo y colores terrosos, y su etapa madura en la Corte, en la que los elementos lineales fueron perdiendo importancia en favor de una pincelada de color más suelta y de tonalidades frías.

  • En cuanto a su técnica, se aprecia ya la pincelada suelta, la luminosidad vaporosa y las tonalidades doradas de su madurez.

  • La aplicación de la pincelada es agitada y violenta, extendida con rabia en trazos gruesos, complementados con otros más finos realizados con el palo del pincel; a todo ello se añaden las salpicaduras que se distribuyen por todo el lienzo.

  • Los efectos atmosféricos derivados de la lluvia y el vapor se traducen en una pintura abocetada en la que la mancha de color, aplicada con una pincelada rápida y libre, llega a disolver las formas casi por completo, situándose al borde de la abstracción; apenas se distingue la barca y el puente de la izquierda o el tren que avanza por la derecha, y menos aún los elementos naturales.

  • Por último, la perspectiva aérea y la pincelada suelta e inconexa son rasgos propios de la madurez de estilo de Velázquez, pero en esta obra llama además la atención la forma en que consigue representar el movimiento de la rueca con un suave difuminado.

  • Primacía del color, con pincelada de factura suelta.

  • Sin embargo, este cuadro nada tiene que ver con los principios del Neoclasicismo europeo, ya que la luz y el color se imponen sobre los elementos lineales del dibujo, y la pincelada obedece a toques de gran libertad, con una gama cromática muy variada.

  • Una gama cromática rica y delicada, con pincelada de factura lisa.