Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

111 oraciones y frases con perspectiva

Las oraciones con perspectiva que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar perspectiva en una frase. Se trata de ejemplos con perspectiva gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar perspectiva en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A mitad de camino entre la arquitectura y la escultura, su estructura transparente no rompe la perspectiva de la iglesia ni limita la percepción del inmenso espacio del crucero y la cúpula.

  • A veces se habla de retórica o de dialéctica para hacer referencia al arte de la argumentación, no solo desde un punto de vista lógico, sino también desde la perspectiva de la persuasión.

  • Además, Masaccio fue el primero en conseguir una correcta representación del espacio, según las leyes de la perspectiva lineal.

  • Adjunta también un dibujo con perspectiva.

  • Ante el aumento del consumo, tanto de los países desarrollados como de los países emergentes, el problema de la deforestación, el incremento de residuos y las insuficientes políticas de reciclaje, es importante reflexionar sobre la gestión de los recursos y desarrollar acciones que mejoren la perspectiva en los próximos decenios.

  • Así, si quiero acertar con mi vida, deberé aprender qué acciones me convierten en mejor hijo, mejor amigo, mejor ciudadano, etc. Desde una perspectiva filosófica, esta reflexión sobre la bondad de mis actos no puede ser puramente teórica.

  • Aunque se enmarca en una arquitectura clásica en perspectiva, las figuras aún conservan la delicadeza amanerada del Gótico final, y algunos colores, como los de las alas del ángel, son antinaturales.

  • Aunque no dejó ninguna obra escrita, sabemos que descubrió la perspectiva moderna y la aplicó a la representación del Baptisterio y del Palacio de la Signoria de Florencia en sendas tablillas hoy perdidas.

  • Ciento cincuenta años de ciencia han resultado más explosivos que cinco mil años de cultura precien La perspectiva científica ).

  • De esta definición deducimos qué estudia la ética (los actos humanos) y cómo lo estudia (bajo la perspectiva de su bondad o maldad moral).

  • De este modo, en sus últimas obras, Husserl se apartó de la perspectiva realista.

  • De hecho, el interés de Marx por los problemas sociales y políticos lo condujo al estudio de los economistas clásicos, como Adam Smith y David Ricardo, pero amplió la perspectiva económica, al considerar el potencial crítico y revolucionario de la infraestructura económica.

  • De lo anterior se sigue que el conocimiento, para Ortega, nunca es defi nitivo, porque siempre puede aparecer una perspectiva nueva que habría que integrar a las que ya conocemos.

  • Desde esta perspectiva, el ser humano carece de un bien que se corresponda con su modo de ser.

  • Desde esta perspectiva, se dice de lo artificial que «no existe»: no pertenece a la realidad intrínseca del ente natural.

  • Desde esta nueva perspectiva filosófica, el fin de la empresa, originariamente dirigida a la mera obtención de un beneficio económico, se enriquece.

  • Desde esta perspectiva, el proyecto tecnológico es un ciclo que solo naliza cuando se llega a uno de estos puntos: se logra el resultado deseado, desaparece la necesidad o el problema inicial, se agotan los recursos o naliza el tiempo disponible para ejecutarlo.

  • Desde esta perspectiva, el término cultura se puede entender en un sentido amplio: la cultura es cualquier acción por la que los hombres habitamos el mundo de una manera no previsible en nuestra naturaleza biológica o instintiva.

  • Desde esta perspectiva, lo único importante es huir del sufrimiento y satisfacer nuestras necesidades.

  • Desde esta perspectiva, los diversos métodos filosóficos se pueden considerar como juegos de lenguaje, cada uno, con su ámbito de sentido propio.

  • Desde la perspectiva cristiana, la clave del mundo es el don, pues todo —empezando por nuestra propia existencia— es un regalo que Dios podría no habernos dado y que no nos merecemos.

  • Desde una perspectiva evolutiva, podemos distinguir varios tipos de órganos: homólogos, análogos y vestigiales.

  • Desde una perspectiva cultural y social, la globalización ha supuesto un multiculturalismo enriquecedor en nuestras sociedades.

  • Destaca asimismo el empleo de la denominada «perspectiva aérea», que en su Tratado de la pintura definió como la disminución de la intensidad de los colores y la pérdida de definición de los objetos con la lejanía, por la interposición de capas de aire.

  • Domina la perspectiva aérea (pérdida de definición de los motivos con la distancia y tonalidades azuladas del fondo por la interposición del aire).

  • El fondo es plano, sin más referencias que la arquitectura del ábside, carente de perspectiva, y la puerta, que solo en su base insinúa un escorzo.

  • El tratamiento refleja su artificiosidad manierista: Se abandona la perspectiva central para situar el punto de fuga en el arco de triunfo de la parte superior izquierda del cuadro.

  • El análisis debería especificar cómo se resuelve el tratamiento de la profundidad espacial y qué tipo de perspectiva se aplica.

  • El creciente interés por representar la profundidad espacial y el paisaje de fondo, que incitó a dar los primeros pasos en la técnica de la perspectiva.

  • El estructuralismo se enfrenta a cualquier visión fi losó fi ca que se mantenga en la perspectiva empirista; a juicio de estos fi lósofos, las estructuras no son hechos, pues se encuentran más allá de ellos.

  • El filósofo adopta una perspectiva de globalidad: trata de descubrir las conexiones de unos problemas con otros; el objetivo último es satisfacer la necesidad humana de una cosmovisión en el plano de la existencia.

  • El marco arquitectónico, plenamente renacentista, obedece a las reglas de la perspectiva lineal con punto de fuga en la cabeza de la Virgen, como principal centro de interés.

  • El procedimiento seguido contra los acusados resulta escandaloso desde la perspectiva actual, pero no era muy diferente del que empleaban los tribunales civiles de la época: denuncias anónimas, confesiones por tortura, con fi scación de bienes, muerte en la hoguera e, incluso, transmisión de la infamia a los herederos.

  • El ser humano capta la realidad desde la perspectiva vital en la que se encuentra.

  • El Templo, de planta central y estructura renacentista, cierra una perspectiva de gran profundidad, acentuada por las losas del suelo y los escalones.

  • El universo de Aristóteles y Ptolomeo Hasta la Edad Moderna, la física y la astronomía estuvieron dominadas por la perspectiva aristotélica del universo, cuyas bases habían establecido los pitagóricos y los platónicos.

  • En cualquier caso, la pintura de El Greco, como la mayoría de los manieristas, manifiesta un escaso interés por la perspectiva y la verosimilitud espacial.

  • En la bóveda de la nave principal representó la apoteosis de San Ignacio y la labor de los jesuitas en el mundo, con espectaculares arquitecturas fingidas en perspectiva, que prolongan ilusoriamente las reales del edificio.

  • En cambio, en otras épocas se indagaron sistemas de perspectiva para crear una verosímil ilusión de profundidad.

  • En cambio, la pintura en general se presta mejor a la incorporación de escenarios y detalles, por lo que fue en esta disciplina donde más se experimentó la perspectiva.

  • En efecto, siempre que nos referimos a una acción desde la perspectiva de la moral, existe un sujeto que lleva a cabo o no esa acción.

  • En él Goya muestra su conocimiento de la pintura clásica (composición piramidal, dominio de la luz, perspectiva de abajo arriba por la posición elevada del tapiz), así como la influencia de la pintura galante del Rococó.

  • En el Medievo, la perspectiva dominante era la metafísica; es decir, pretendía una visión armónica que incluía a Dios, al hombre y al cosmos.

  • En ese sentido alcanzaron de forma empírica un absoluto realismo en la representación tridimensional del espacio, equiparable al que por las mismas fechas proponía el Renacimiento italiano mediante un estudio teórico y científico de la perspectiva.

  • En las bóvedas se aplicaba una perspectiva de abajo hacia arriba ( di sotto in su ), que requería grandes conocimientos de óptica y geometría.

  • Entre las preocupaciones de este pintor, estaba el tratamiento del espacio, que le llevó a indagar a fondo en la técnica de la perspectiva.

  • Esta es una de las diferencias entre la pintura flamenca y la renacentista italiana contemporánea: mientras los flamencos llegaron a la perspectiva de forma empírica, los italianos formularon un sistema científico de representación espacial.

  • Está perspectiva favorecerá la generalización de una nueva concepción antropológica: el ser humano tiende a concebirse como un instrumento o una pieza más en el proceso productivo.

  • Este juego de luces y sombras resulta más importante para la creación de espacio que las propias líneas de fuga de las arquitecturas en perspectiva.

  • Este sabe mirar las cosas desde una perspectiva diferente a la del resto de la gente: en él bulle la capacidad creativa que se encuentra en la entraña de Dios.

  • Estos elementos no se pueden comprender desde una perspectiva banal de la sexualidad (meramente física, fisiológica o lúdica).

  • Forzado a adaptarse a esta única perspectiva, crea un nuevo mundo a partir de su imaginación y su memoria; entonces descubre que hasta una vida en esas condiciones puede estar llena de familia, amor y amigos.

  • Husserl llega a extremar más su argumentación, hasta acercarse a la perspectiva idealista.

  • Incluso se ha definido a su estilo, quizás impropiamente, como «neogoticismo»: se despreocupó de la perspectiva y las proporciones humanas, sus figuras son estilizadas y curvilíneas, y acusa un marcado gusto por lo decorativo y la delicada belleza.

  • Incluyen las vistas principales del objeto y la perspectiva.

  • La fe cristiana asegura que lo entenderemos cuando alcancemos la perspectiva de Dios.

  • La ausencia total de naturalismo y perspectiva.

  • La disposición de las figuras en el espacio no parece obedecer a ninguna regla de perspectiva, pues el espacio es plano y la mujer desnuda parece suspendida en el aire.

  • La obra es, por tanto, una reflexión intelectual sobre el arte, que prescinde por completo de los incuestionables preceptos renacentistas: perspectiva para representar la profundidad espacial, luz y color como instrumentos de creación de volumen, imitación fidedigna de la apariencia real.

  • La perspectiva racionalista se centraba en el sujeto cognoscente —el yo pienso—, con el consiguiente olvido del objeto y la realidad.

  • La perspectiva y la profundidad desaparecen por completo.

  • La pintura románica comparte también con el relieve muchas de sus características (función didáctica, adaptación al marco, horror al vacío, tratamiento antinatural de las figuras, carencia de profundidad espacial y de perspectiva), pero a ellas habría que añadir algunas específicas de la pintura: Saint Savin.

  • La publicación de El origen de las especies, de Darwin, en la segunda mitad del siglo supuso un verdadero cambio de perspectiva en el modo de comprender los procesos naturales asociados a los seres vivos.

  • La razón histórica, según Ortega, nos ayuda a descubrir una nueva perspectiva para nuestra vida, llena de novedosas posibilidades.

  • La reflexión sobre cuestiones prácticas desde una perspectiva empírica.

  • La representación científica del espacio tridimensional, que llevó a la elaboración de la teoría de la «perspectiva artificial» o «lineal», basada en el principio de la pirámide visual, cuyas líneas confluyen en un punto de fuga único.

  • La sola perspectiva falsa es esa que pretende ser la única».

  • La suave luz que inunda todo el cuadro funde la figura con el paisaje del fondo, al que aplica la perspectiva aérea.

  • La ventaja de este tipo de perspectiva es que la proporción entre la altura, la anchura y la profundidad del objeto se mantienen en relación a las medidas reales, ya que los tres ejes forman el mismo ángulo entre sí.

  • La visión cristiana puede resumirse en estos tres aspectos: Un acontecimiento histórico concreto (esto es, «personal») transforma la perspectiva desde la que se interpreta el mundo.

  • Los artesones van reduciendo su dimensión a medida que se acercan al centro, acentuando así el efecto de perspectiva.

  • Marcel mantiene la perspectiva ontológica del existencialismo: la fi losofía busca conocer el ser, pero este se vislumbra en la existencia del individuo.

  • Marx adaptó la dialéctica hegeliana, pero aplicándola desde una perspectiva materialista.

  • Mediante una acentuada perspectiva, señalada por la mesa de billar y las líneas del techo, pared y suelo, nos muestra un espacio inquietante, en el que los intensos colores (rojos, verdes y amarillos), los halos de las lámparas (con sus características pinceladas circulares, que recuerdan el Neoimpresionismo) y el gran vacío de personas transmiten una fuerte carga emocional, no exenta de valor simbólico.

  • Muestran, sobre todo en las escenas del campo, el dominio de la simetría y de la perspectiva en los paisajes naturales.

  • O al menos esa es la impresión que se tiene en estos momentos, tal vez porque la proximidad en el tiempo nos impide tener la perspectiva histórica necesaria para distinguir con imparcialidad lo verdaderamente interesante, más allá de las modas y la valoración económica impuesta por el pujante mercado del arte.

  • Ortega defendió, entonces, que todos conocemos las cosas desde una perspectiva vital, desde un punto de vista particular, que es exclusivo de cada uno.

  • Para entender en qué consiste esta ayuda, es preciso que cambiemos nuestra perspectiva: los Mandamientos potencian la libertad.

  • Para Ortega, la verdad no es relativa, sino absoluta; la realidad, en cambio, es relativa, ya que está en relación con la perspectiva desde la que se accede a ella.

  • Pero desde la perspectiva de la geosfera, el mayor problema ambiental es deshacerse de los residuos radiactivos.

  • Pero Pozzo, además de gran pintor y arquitecto, era un teórico del arte y escribió un importante tratado sobre la perspectiva.

  • Pero, ante esta perspectiva, surge la angustia.

  • Perspectiva aérea en el paisaje de fondo.

  • Perspectiva lineal.

  • Perspectiva: conocimiento de las cosas desde un punto de vista vital, exclusivo de cada uno; respeta la multiplicidad y dinamismo de lo real, pero, a la vez, se ha de complementar e integrar para aproximarnos a la verdad total.

  • Podemos vivir intentando satisfacer únicamente nuestros deseos y sin abrir nunca nuestra perspectiva hacia proyectos más elevados; no obstante, todas las personas, independientemente de cuál haya sido su comportamiento, tienen una dignidad inviolable como seres humanos.

  • Por el contrario, cada ser humano capta la realidad de la vida desde una óptica concreta, personal y relativa, es decir, desde su propia perspectiva.

  • Por lo demás, «Las Meninas» es la más extraordinaria muestra de dominio de la perspectiva aérea, en la que la luz y el color no solo crean formas, sino también la más verosímil sensación de profundidad espacial mediante la captación del ambiente.

  • Por último, la perspectiva aérea y la pincelada suelta e inconexa son rasgos propios de la madurez de estilo de Velázquez, pero en esta obra llama además la atención la forma en que consigue representar el movimiento de la rueca con un suave difuminado.

  • Realizad un dibujo a mano alzada de la máquina en perspectiva conjuntamente a los planos (planta, alzado y per fi l).

  • Rompió con las leyes de la perspectiva, aceptadas desde el Renacimiento, combinando diversos puntos de vista y sin elementos indicadores de la profundidad espacial.

  • Se olvida, así, su dimensión trascendente y, en consecuencia, las cuestiones éticas o religiosas se consideran desde una perspectiva puramente cultural o histórica.

  • Se rechazaba la perspectiva, renunciando a representar la ilusoria profundidad espacial.

  • Se recuperaron el desnudo, el retrato o la estatua ecuestre, tipos frecuentes en el arte En el relieve, como en la pintura, se aplicó la perspectiva para representar las figuras y el espacio tal como aparecen ante nuestros ojos en la realidad.

  • Si en la pintura renacentista las figuras se distribuían en planos diferenciados y paralelos a la superficie del marco, recurriendo a la perspectiva artificial con sus líneas de fuga para crear la sensación de profundidad, en la pintura barroca se prefirió disponer las figuras no en planos, sino en zonas que se extienden de forma continua hacia el fondo.

  • Simula una amplitud y profundidad extraordinarias mediante el empleo combinado de dos recursos: por un lado, un perfecto sistema de perspectiva cuyo punto de fuga coincide con el centro de la composición, situado entre las dos cabezas de los personajes principales enmarcados por el arco del fondo; y por otro, la ya citada alternancia de luces y sombras en la mitad superior del fresco.

  • Sin embargo, aunque las arquitecturas representadas reflejan las nuevas concepciones, la perspectiva obedece a puntos de vista variables, como en el Gótico, en lo que Ghiberti denominaba «región del ojo».

  • Sin embargo, esto es el resultado de la observación atenta de la realidad por parte del pintor y de su capacidad de imitación de la misma, no de una aplicación rigurosa de las leyes de la perspectiva, ya que si se prolongan imaginariamente las líneas del pavimento, del techo, del alféizar y el dintel de la ventana, del aparador y del dosel de la cama, se observa que no confluyen en un solo punto, sino en varios, aunque próximos entre sí.

  • Su admiración por Rafael y la pintura clásica explica las características de su estilo: gran calidad del dibujo y aplicación rigurosa de la perspectiva.

  • Su situación en un lugar elevado explica la perspectiva adoptada, de abajo hacia arriba.

  • Supuso un retorno al espacio ilusorio tridimensional, combinando las arquitecturas fingidas del segundo estilo y los detalles ornamentales y los cuadros del tercero, en una acentuación de la perspectiva y el efecto teatral.

  • Sus modelos fueron Miguel Ángel, Rafael, Tiziano y Annibale Carracci, pero en esta bóveda desaparece definitivamente cualquier parcelación espacial y se crea un apoteósico rompimiento de gloria, con una magnífica perspectiva de abajo arriba.

  • También es un ejemplo de dominio de la perspectiva el magnífico escorzo de la mano de la Virgen.

  • Técnicamente, es un buen ejemplo de su estilo maduro y presenta las mismas características de la obra anterior: luminosidad, perspectiva aérea, primacía de la mancha de color, gama de colores fríos y gusto por el paisaje.

  • Todo conocimiento, por tanto, es relativo, ya que cada uno interpreta lo que percibe desde una perspectiva particular.

  • Todos los personajes se relacionan entre sí por grupos, en una composición flexible que resalta la figura de Cristo por diferentes medios: aparece enmarcada por el vano sobreiluminado a sus espaldas, los gestos de las manos de los apóstoles nos conducen a él, y su cabeza ocupa el centro geométrico del cuadro y en ella confluyen todas las líneas de fuga de la perspectiva aplicada.

  • Todos los recursos pictóricos se ponen al servicio de la expresión de este sentimiento: absoluto predominio del color (elemento sensitivo) sobre un dibujo casi inexistente; colores irreales y violentos que definen en sus curvas la agitación de la naturaleza; uso dramático de la perspectiva; y deformación espectral de la figura en primer término.

  • Un espacio carente de perspectiva, en el que el tamaño de las figuras no se corresponde con su situación más o menos lejana respecto al plano de representación.

  • Veremos a continuación qué caracteriza a la perspectiva filosófica frente al enfoque de las ciencias, tal y como se han configurado en la modernidad.

  • Y la fuente del primer plano presenta una rudimentaria perspectiva caballera.

  • Y en las de mayor calidad se aprecia un dominio de la perspectiva, así como de la luz y el color para dotar de volumen a las figuras, que no se superaría hasta el Renacimiento.