Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

20 oraciones y frases con pensamos

Las oraciones con pensamos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar pensamos en una frase. Se trata de ejemplos con pensamos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar pensamos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿O sucede más bien al contrario, de tal manera que el lenguaje solo serviría para transmitir a los demás un pensamiento sin palabras?Lo cierto es que no nos es posible hallar en nuestra propia experiencia un pensamiento puro, que no esté mediado por las palabras; pensamos con palabras, como si el pensamiento fuera un diálogo con uno mismo.

  • Cada vez que tratamos de poner en orden lo que pensamos, salen al paso palabras y más palabras.

  • Cuando pensamos en hacer una acción, en nuestro cerebro se activan pequeñas corrientes eléctricas que se concentran en distintas zonas del cerebro.

  • Cuando pensamos o decimos —oralmente o por escrito— la proposición «El ser humano es racional», no pensamos ni decimos que el término «ser humano» sea racional, sino los individuos representados o signi fi cados por ese término.

  • El escepticismo Duda de que haya una verdadera realidad y afirma que, aun en el caso de que exista, nunca estaremos seguros de que sea tal como la pensamos.

  • El lenguaje nos permite, en cierto modo, materializar nuestro pensamiento, que es inmaterial y hace posible la comunicación de lo que pensamos a otras personas.

  • Esto es lo que decimos, pero cuando nadie nos oye, no lo pensamos exactamente así.

  • Estos juicios adoptan la forma hipotética del tipo «Si llueve, la tierra se moja», que es un juicio sintético, porque el predicado «la tierra se moja» no está incluido en el sujeto «llover»; y, simultáneamente, es a priori, porque pensamos que hay una conexión necesaria entre llover y el hecho de que la tierra se moje.

  • Las creencias, por el contrario, no son fruto de una argumentación: ya están ahí cuando pensamos o actuamos sobre algo.

  • Las relaciones sociales se mani fi estan en los usos, es decir, aquello que pensamos, decimos o hacemos porque se piensa, se dice o se hace.

  • Pensamos que, por medio de ellos, captamos el ser inmóvil, que supuestamente se encuentra tras las apariencias.

  • Pensamos que existe una realidad suprema, fundamento incondicionado de todo, pero no tenemos experiencia de ella.

  • Pensamos que hay sustancias exteriores a nosotros, realidades en sí, que explican nuestras experiencias externas, pero lo único que conocemos son los fenómenos.

  • Pero Picasso no pretende mostrar en esta obra la apariencia real, sino la verdad intelectual (lo que pensamos sobre algo, no cómo lo vemos).

  • Se diferencia de este en que es un conocimiento algo confuso, pues cuando abstraemos no podemos saber con certeza si aquellas cosas que pensamos existen o no existen fuera de nuestra mente.

  • Según el filósofo escocés, la imaginación produce la idea de causalidad porque habitualmente percibimos juntos dos objetos y pensamos que siempre será así.

  • Sin embargo, por ser espiritual, el alma tiene un conocimiento intelectual de sí misma que nos permite no solo pensar, sino también pensar que pensamos.

  • Sin embargo, si pensamos en un polígono de in fi nitos lados inscrito en una circunferencia, resulta que ambos conceptos coinciden; así, el in fi nito matemático es la coincidencia de los opuestos.

  • Vivir es relacionarse con la realidad, así que lo que pensamos acerca de ella influye en la manera en la que planteamos nuestra vida.

  • Y así, cuando pensamos que el caballo está corriendo o que los centauros son seres imaginarios, estamos considerando algo más que simples esencias: también advertimos su ser propio, su entidad específica, diferente en cada caso, pero siempre parte de la realidad, de lo que es u ocurre.