Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con penetrar

Las oraciones con penetrar que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar penetrar en una frase. Se trata de ejemplos con penetrar gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar penetrar en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El agua de lluvia arrastra los residuos tóxicos hasta los cauces de ríos y arroyos y puede penetrar por lixiviado en el suelo, contaminando los acuíferos con metales pesados, microorganismos y compuestos nitrogenados.• Fugas de conducciones y depósitos.

  • El aparato digestivo se encarga de ingerir los alimentos y de degradarlos mediante un proceso llamado digestión, hasta que se convierten en moléculas pequeñas, capaces de penetrar en las células.

  • El mundo real y el imaginario se funden en un espacio continuo que permite transitar de uno a otro: la realidad del espectador continúa en la del cuadro; y dentro de este, el paisaje exterior rompe el obstáculo del cristal y lo convierte en vehículo para penetrar en el interior.

  • Esto se debe a que la realidad, hasta cuyo meollo último quiere penetrar la filosofía, es misteriosa, adjetivo que no ha de entenderse como sinónimo de oscura o incomprensible .

  • Hacemos penetrar en la lámina de vidrio el fino haz de luz y al variar el ángulo de incidencia también varía el de refracción.

  • La inmunidad se basa en la existencia de tres barreras defensivas que tratan de impedir la entrada de gérmenes o microbios patógenos en el organismo y eliminan los que consiguen penetrar.

  • Las diferentes partes del templo disminuían en altura e iluminación según se avanzaba hacia el interior, y el acceso a ellas estaba en relación con la rígida estratificación de la sociedad egipcia: al pueblo no se le permitía pasar de la sala hípetra; solo unos pocos privilegiados podían penetrar hasta la sala hipóstila; y el santuario estaba reservado al faraón o a su sacerdote delegado.

  • Los averroístas parisinos del siglo xii atribuyeron a este fi lósofo la teoría de la doble verdad, que establece que si una verdad de fe y otra de razón entran en con fl icto, pueden ser simultáneamente verdaderas; la primera sería válida para el hombre inculto, mientras que la segunda pertenecería al fi lósofo, que es capaz de penetrar en las alegorías de la fe.

  • Se sitúa lejos de la orilla, en aguas abiertas, y se extiende desde la superficie hasta la máxima profundidad a la que puede penetrar la luz.

  • También pueden penetrar por lixiviado en el suelo y contaminar las aguas subterráneas con bacterias, metales y compuestos nitrogenados.

  • Y no podemos penetrar en la razón de esa conjunción, sino que observamos tan solo la cosa misma, hallando en todo momento que es por esa conjunción constante por lo que los objetos se unen en la imaginación.