Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

106 oraciones y frases con paz

Las oraciones con paz que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar paz en una frase. Se trata de ejemplos con paz gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar paz en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Es posible alcanzar la paz social si no reina la justicia?

  • «Así, la ciudad terrena, que no vive de la fe, apetece la paz terrena y fija la concordia entre los ciudadanos que mandan y los que obedecen en que sus quereres estén acordes de algún modo en lo concerniente a la vida mortal.

  • «Una cultura de paz es un cuerpo creciente de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida compartidos, basados en la no violencia y el respeto de los derechos y libertades fundamentales, en la comprensión, la tolerancia y la solidaridad, en la coparticipación y la libre circulación de la información, así como en la plena participación y fortalecimiento de la mujer.

  • Además del bienestar material, la sociedad necesita la paz.

  • Además la situación de guerra casi permanente exigía soluciones urgentes e inmediatas, y obligaba a aplazar unas reformas que requerían tiempo y paz para su realización.

  • Además, la presión exterior ejercida por Castilla obligó a los reyes granadinos a practicar una política que basculaba entre la guerra y la paz; esta última a cambio del pago de parias y el reconocimiento de vasallaje al rey de Castilla.

  • Ahora bien, mientras que unas pasiones, como el deseo de conservación y satisfacción, se encuentran en el origen de esa guerra de todos contra todos, otras apremian a alcanzar la paz.

  • Al igual que hizo Anaximandro, esa oposición fundamental sirve a Heráclito para explicar el movimiento en la naturaleza: hay enfermedad porque hay salud, hay guerras porque hay paz, etc. «Preciso es saber —a fi rma— que la guerra es común; la justicia, contienda, y que todo acontece por la contienda y la necesidad».

  • Al mismo tiempo, pensó que la finalidad de esa ciencia debía ser eminentemente práctica y que debía consistir en dotar al ser humano del dominio sobre la naturaleza para prolongar su vida y vivir en paz.

  • Analiza este documento y explica qué se en tiende en él por «cultura de la paz» y qué condi ciones exige.

  • Aunque siempre existirá la excepción del que no es coherente con sus creencias, la religión ayuda a las personas a ser buenos ciudadanos, ya que fomenta valores positivos para la convivencia democrática, como la honradez, la paz o la solidaridad.

  • Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

  • Carta de las Naciones Unidas y los compares con las ideas de Kant acerca de la unión entre Estados y su relación con la paz mundial.

  • Cartel de la "paloma de la paz", realizado por el escritor español Rafael Alberti para Amnistía Internacional.

  • Con él llegó la paz y Roma volvió a su antigua grandeza, por lo que su gobierno se convirtió en símbolo de una edad de oro romana en el plano político, cultural y artístico.

  • Con la excusa de la garantía de la estabilidad social y el mantenimiento de la paz, la soberanía del monarca no tenía ningún límite.

  • Considera que este implica una transacción: una mutua de lograr la paz.

  • Consiste en una actitud y en un esfuerzo continuado —personal y social— por contrarrestar las tendencias agresivas tendentes a romper la paz social y a atentar contra los derechos de los demás.

  • De la construcción de la red viaria se encargaban las legiones, que poseían sus propios equipos de arquitectos, ingenieros, obreros, herreros y carpinteros; de este modo las legiones también estaban ocupadas en tiempos de paz.

  • Defensor de la paz en sus últimos escritos, desaprobó la ejecución del rey, Luis XVI, de un elevado número de aristócratas y de centenares de miles de personas, a causa de las terribles disputas políticas.

  • Desde entonces sus habitantes fueron fieles al Imperio y hubo una paz eterna, ya por el ánimo de los habitantes que se mostraban más incitados a la paz, ya por las medidas de César quien, temeroso del refugio seguro que les ofrecían las montañas, les obligó a vivir y a cultivar el terreno de su campamento, que estaba situado en la llanura.

  • Discutía sobre el uso de impuestos, recibía a los embajadores extranjeros y decidía sobre la paz o la guerra.

  • Edicto de ‘Abd al-‘Aziz ibn Musa ibn Nusair a Tudmir ibn Abdush [Teodomiro, descendiente de godos]. Este último obtiene la paz y recibe la promesa, bajo la garantía de Dios y su Profeta, de que su situación y la de su pueblo no se alterará; de que sus súbditos no serán muertos, ni hechos prisione- ros, ni separados de sus esposas e hijos; de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que le imponemos.

  • El anhelo de paz, sin embargo, lleva a los hombres a la estipulación de un contrato entre los miembros de la sociedad por el que todos renuncian a su deseo de poseerlo todo.

  • El bien común no está constituido por la suma de los bienes individuales, sino que es un bien específico que comprende valores que no puede realizar un solo individuo, como el orden o la estructura de la propia actividad social, el derecho, la autoridad, el régimen político, la unidad nacional de un pueblo y la paz social.

  • El nuevo sistema se basaba en la rivalidad latente entre los Estados, que se aliaban formando bloques opuestos, pero de igual poder, lo que garantizaba la paz mediante un inestable equilibrio entre ellos.

  • El pacifismo es un movimiento social que promueve la cultura de la paz.

  • El piso principal del cuerpo central lo ocupan el Salón de la Paz y el de la Guerra, en los extremos, y entre ellos la Galería de los Espejos (tercera imagen), una de las estancias más espectaculares de todo el palacio, con diecisiete ventanales abiertos al parque, a los que corresponden otros tantos espejos en la pared de enfrente.

  • El pueblo ejerce la soberanía nacional para defender los deberes y los derechos de todos los ciudadanos y, así, poder garantizar la paz y la convivencia.

  • El registro superior, en el muro occidental, a ambos lados de la puerta de acceso, muestra escenas relacionadas con los orígenes de Roma; en el muro opuesto, personificaciones de Roma y la Paz; y en los muros laterales, el cortejo encabezado por Augusto en la ceremonia del sacrificio, realizado en aquella ocasión sobre un altar de madera.

  • El tema clave de la fi losofía siguió siendo el conocimiento humano: solo si se sometía a este a un profundo análisis, se alcanzarían criterios morales seguros y cabría establecer una organización social y política que garantizase la concordia y la paz, tan necesarias en aquellos tiempos.

  • Empero, la ciudad celestial, o mejor, la parte de ella que peregrina en este valle y vive de la fe, usa de esta paz por necesidad, hasta que pase la mortalidad, que precisa de tal paz.

  • En España, son instituciones importantes Cáritas, Manos Unidas, y Justicia y Paz.

  • En la Educación del príncipe cristiano, escribió numerosos consejos para la formación del príncipe Carlos, futuro Carlos V. En ellos subrayó las virtudes propias para el gobierno, y la necesidad de mantener la paz y evitar la guerra.

  • En cuanto a las formas de gobierno, el de Aquino recogió la división aristotélica que distinguía tres buenas —monarquía, aristocracia y democracia respetuosa de la ley— y tres malas —tiranía, oligarquía y democracia demagógica—. El peor sistema es la tiranía y el mejor, la monarquía, porque da unidad y conduce a la paz.

  • En ellos se refugió Descartes, pues allí encontró apoyo económico, mayor libertad y más paz para escribir.

  • En la capital, a principios de marzo, el coronel Casado, apoyado por la mayor parte de los socialistas y anarquistas, se rebeló contra el gobierno de la República –partidario de resistir hasta el fi nal– e intentó, también inútilmente, negociar la paz con Franco.

  • Es cierto que limita la libertad de los individuos, pero se compensa con mayores ventajas, como la paz, el orden o la administración de justicia.

  • Es seguro que en su presencia encontrarán paz en sus corazones y un camino para acercarse a la conversión.

  • Esta falta de paz y concordia sería el fruto del individualismo y el egoísmo de los seres humanos.

  • Esta norma expresa una actitud ponderada para vivir felizmente y en paz con los demás.

  • Esta paz ha de fundarse en tres principios: el respeto a la libertad, la tolerancia y la solidaridad o cooperación entre las personas e instituciones políticas y civiles.

  • Estaba dotado de un gran respeto a la religión y era muy distinto de su padre en costumbres, pues el padre era irreligioso y muy inclinado a la guerra; él era piadoso por la fe y preclaro por la paz; aquel dilataba el imperio de su nación con el empleo de las armas, este iba a engrandecerlo más gloriosamente con el trofeo de la fe.

  • Estado de naturaleza: situación del hombre primitivo, que vivía aislado, libre y en paz con sus semejantes, ejercitando dos pasiones buenas: el amor de sí y la compasión.

  • Este nuevo sistema garantizó una relativa paz en Europa, con guerras menos frecuentes y menos devastadoras, emprendidas por ejércitos profesionales.

  • Finalmente se firmó un tratado de paz.

  • Fragmento de Sobre la paz perpetua (I).

  • Fragmento de Sobre la paz perpetua (II).

  • Godoy recibió el título de Príncipe de la Paz.

  • Inmediatamente, un sentimiento de paz lo inundó.

  • La intención no lo justifica todo: no se debe hacer el mal para lograr el bien (matar a un inocente para lograr la paz), ni una buena intención convierte en buena una acción mala («Hablé mal de él para que creciera en humildad»).

  • La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.

  • La estratagema funciona: los hombres finalmente firman la paz con los espartanos.

  • La libertad y la paz.

  • La montaña es, además, el sitio al que Jesús se suele retirar a orar, un lugar con una atmósfera de paz y belleza.

  • La nueva dinastía borbónica consiguió un relativo saneamiento: a La pérdida de las posesiones europeas tras la Paz de Utrecht supuso la eliminación del gasto continuo que había arruinado a los Austrias.

  • La ONU es una asociación de gobiernos que facilita la cooperación en asuntos como el derecho internacional, la paz y la seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos.

  • La Paz de Utrecht no se limitó a poner fi n a la Guerra de Sucesión española, también acabó con la hegemonía ejercida por Francia en la segunda mitad del siglo xvii e inauguró un nuevo orden internacional, basado en el equilibrio entre tres grandes potencias rivales –en torno a las cuales se agrupaban, según las circunstancias de cada momento, las demás naciones europeas: a Francia, que conservaba su primacía en el terreno intelectual, pero estaba agotada por el esfuerzo bélico impuesto por Luis XIV.

  • La paz no está sólo amenazada por actitudes militaristas.

  • La paz perpetua de Kant.

  • La paz que trae Jesús está estrechamente unida a la filiación divina: saberse hijo de Dios y tratar a los demás como a tales, son actitudes que llenan de paz a uno mismo y al mundo.

  • La paz y los derechos humanos El respeto a la ley, a la dignidad y a los derechos de las demás personas, es el fundamento de la paz social.

  • La restauración del orden social La Liga de la Santa Hermandad en Castilla Para restaurar el orden y la paz social en Castilla, Isabel retomó una práctica surgida en la Baja Edad Media por iniciativa propia de algunas ciudades, que consistía en la organización de milicias locales o hermandades para protegerse de bandidos y delincuentes en sus respectivos territorios.

  • Las ideas de Kant acerca de la sociedad, el derecho y la política, se hallan en Metafísica de las costumbres y en varios ensayos, entre los que cabe resaltar Sobre la paz perpetua .

  • Lo único que quiere es que lo dejen en paz.

  • Los guardianes, un grupo más numeroso, deberán velar por la paz social interna y externa, cultivando especialmente la virtud de la valentía, asentada en el alma irascible.

  • Los nuevos tiempos habían traído paz y prosperidad, y el comercio, por mar o por las numerosas vías que recorrían el Imperio, floreció en todas partes.

  • Los que trabajan por la paz.

  • Mientras duraban los juegos, se suspendían las guerras, con la finalidad de que los deportistas pudieran desplazarse hasta Olimpia para participar en los juegos y, después, regresar a sus ciudades en paz.

  • Mientras que existan estructuras permanentes de injusticia, la paz será solo aparente.

  • Ordena la siguiente frase: o la justicia, / como son la paz / que el estado ha de asegurar / También son comunes aquellos bienes inmateriales / pero que hemos de construir entre todos / imprescindibles para la convivencia.

  • Osiris, hermano y esposo de Isis, reinaba en el antiguo Egipto con paz, armonía y sabiduría.

  • Para poder vivir en paz y progresar como personas y como sociedad es necesario saber convivir cívicamente con aquellos que, por un motivo u otro, vemos diferentes de nosotros.

  • Para superar una situación tan difícil, habría sido fundamental, como advirtieron muchos contemporáneos, una acertada actuación política en un clima general de paz.

  • Paz: ausencia de guerra entre Estados; Kant propone algunos principios fundamentales para lograr una paz duradera.

  • Pero ¿por qué, entonces, el conocimiento produce conceptos que repre el lenguaje surge del deseo de los seres humanos de vivir en sociedad y en paz, consiguiente, un producto de la sociedad, mediante el cual se imponen unos usos lingüísticos unitarios y válidos para todos.

  • Por tanto, en nombre de nuestro Rey Fernando VII, y de toda la nación española, declaramos la guerra por tierra y mar al Emperador Napoleón I y a la Francia mientras esté bajo su dominación y yugo tirano, y mandamos a todos los españoles obren con ellos hostilmente [...]; y declaramos que hemos abierto y tenemos franca y libre comunicación con la Inglaterra, y que con ella hemos contratado y tenemos armisticio y esperamos se concluirá con una paz duradera y estable.

  • Por eso, es necesario crear una cultura de la paz presidida por la tolerancia, es decir, el respeto a las formas de pensar, vivir y sentir diferentes a la nuestra.

  • Por lo tanto, sin justicia y sin respeto a los derechos de los demás, no puede haber verdadera paz.

  • Por su parte, Atenea, de una lanzada, hizo brotar el olivo, símbolo de la paz.

  • Protegen el valor de la solidaridad humana y constituyen el contenido de la ciudadanía global (derecho de las generaciones futuras a un medio ambiente adecuado, a la paz, al desarrollo de los pueblos, etcétera).

  • Quienes alimentan estas afirmaciones favorecen las actitudes abiertamente racistas que ponen en peligro la paz y la cohesión social, porque siempre hay personas que se dejan arrastrar por prejuicios racistas y xenófobos.

  • Se lee en hebreo «La paz en Israel».

  • Se hace la paz, la razón la aconseja, los hombres de sereno juicio no la discuten; pero ella significa nuestro vencimiento, la expulsión de nuestra bandera de las tierras que descubrimos y conquistamos; todos ven que alguna diligencia más en los caudillos, mayor previsión en los Gobiernos hubieran bastado para arrancar algún momento de gloria para nosotros, una fecha o una victoria en la que descansar de tan universal decadencia y posar los ojos y los de nuestros hijos con fe en nuestra raza; todos esperaban o temían algún estremecimiento de la conciencia popular; solo se advierte una nube general de silenciosa tristeza que presta como un fondo gris al cuadro, pero sin alterar vidas, ni costumbres, ni diversiones, ni sumisión al que, sin saber por qué ni para qué, le toque ocupar el Gobierno.

  • Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Orihuela, Baltana, Alicante, Mula, Villena, Lorca y Ello.

  • Se suelen considerar como elementos del bien común el (...), la paz, los bienes culturales y, sobre todo, y del (...).

  • Se suelen considerar como elementos del bien común el bienestar, la paz, los bienes culturales y, sobre todo, Dios como fin último del universo y del hombre.

  • Si se respeta este derecho, se promoverá la paz perpetua entre los Estados.

  • Sin embargo, la felicidad de los estoicos es distinta de la aristotélica, ya que estos consideran que no son necesarios los bienes de fortuna y que la sola virtud asegura la armonía interior y la imperturbable paz del alma.

  • Sin justicia ni libertad, la paz social se pone en peligro, ya que las personas pueden exigirlas con violencia y provocar así graves tensiones dentro de la sociedad.

  • Son limitaciones: el respeto a la verdad y a la moral; el acatamiento a la Ley de Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundametales; las exigencias de la defensa nacional, de la seguridad del Estado y del mantenimiento del orden público interior y la paz exterior; el debido respeto a las Instituciones y a las personas en la crítica de la acción política y administrativa; la independencia de los Tribunales, y la salvaguardia de la intimidad y del honor personal y familiar.

  • Su reinado fue un paréntesis de paz bien aprovechado para restaurar la potencia naval española y emprender la construcción de importantes obras públicas (puertos, canales, caminos).

  • Su mal no les deja a sus miembros ni un punto de paz ni de sosiego.

  • Sus competencias incluían los asuntos más importantes, como la política exterior, declarar una guerra o fi rmar la paz, y todo lo relacionado con las grandes cuestiones de Estado.

  • También se aprovechó la paz para restaurar la potencia naval española, que se convirtió en la tercera más importante de Europa, por detrás solo de Inglaterra y Francia.

  • Tiene la misma raíz que salam (‘paz’), pues quien se somete a los designios de Dios, alcanza la paz.

  • Un Estado debe asegurar ese mínimo orden que permita la búsqueda del bien común y, por tanto, la progresiva adquisición de una paz más profunda basada en la justicia.

  • Una paz sin justicia es precaria y, antes o después, degenera en violencia.

  • Una política exterior pacifista El reinado de Felipe III supuso también un cambio de rumbo en la política exterior, pues se interrumpió la tendencia belicista del siglo anterior y se vivió un breve período de paz.

  • Valorar las acciones encaminadas a la consecución de la paz y la justicia en todo el mundo.

  • Vinimos en son de paz, en nombre de toda la humanidad.

  • Vivir como cristiano es una bendición, porque por la gracia se encuentra la paz de esa inquietud radical: hemos sido hechos para Dios.

  • Y así incita a todos con semejante terror, y algunas ciudades que habían quedado, viéndose forzadas, piden la paz, y persuadiendo o burlando con astucia a algunos, no del modo acostumbrado, concede lo pedido.

  • Y como, finalmente, los gastos ocasionados por el ejército permanente llegan a hacer la paz aún más intolerable que una guerra corta, acaban por ser ellos mismos la causa de agresiones, cuyo fin no es otro que librar al país de la pesadumbre de los gastos militares».

  • Y entonces, aunque estábamos afligidas en el fondo, os preguntábamos sonriendo: «¿Qué decreto referente a las treguas de paz habéis hecho inscribir en las estelas en la asamblea de hoy?» «¿Y qué te importa?», decían nuestros maridos, «calla».

  • Y sin libertad no puede haber verdadera paz.