Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

7 oraciones y frases con patronos

Las oraciones con patronos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar patronos en una frase. Se trata de ejemplos con patronos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar patronos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Asesinatos de prelados, ex gobernadores, agentes de autoridad, patronos, capataces y obreros; [...] rastreras intrigas políticas tomando por pretexto la tragedia de Marruecos, incertidumbre ante este gravísimo problema nacional, indisciplina social, que hace el trabajo ineficaz y nulo; precaria y ruinosa la producción agrícola e industrial; impune propaganda comunista, impiedad e incultura, justicia influida por la política, descarada propaganda separatista, pasiones tendenciosas alrededor del problema de las responsabilidades [...].

  • El desconcierto provocado por la guerra en los primeros meses, que supuso la pérdida del control político por parte de las instituciones legales de la República en favor de las organizaciones obreras, tuvo su correspondencia en el terreno económico: la República también perdió el control sobre la economía, que pasó a depender en gran parte de las organizaciones obreras, sobre todo en las empresas con fi scadas por la huida o el encarcelamiento de sus patronos.

  • Ello explica, en parte, que miles de ciudadanos ociosos vivieran del reparto gratuito de trigo por parte del Estado y de los donativos que, como clientes, recibían de sus patronos durante el saludo matinal.

  • Estos círculos fueron los precedentes de los sindicatos católicos, aunque en realidad eran más bien casinos populares, que contaban con el apoyo de los patronos y cuyo objetivo principal era apartar a los obreros de la taberna.

  • La agitación social y los efectos de la revolución rusa Durante la Primera Guerra Mundial, la necesidad de satisfacer la demanda exterior exigía mantener una producción ininterrumpida evitando las huelgas, lo que predispuso a los patronos más a la negociación con los obreros que al enfrentamiento.

  • Pero con la crisis económica de la posguerra se invirtió la situación: se produjo un crecimiento espectacular de la a fi liación a los sindicatos, y los patronos pasaron de la negociación al enfrentamiento contra la que consideraban una dictadura sindical.

  • Su fundamento ideológico era el principio fascista de que no existían –o no deberían existir– con fl ictos entre trabajadores y patronos, sino armonía social e intereses comunes entre todos los españoles, unidos en el afán de levantar la economía nacional.