Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con patricios

Las oraciones con patricios que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar patricios en una frase. Se trata de ejemplos con patricios gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar patricios en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Asimismo, los patricios eran los encargados de ir a la guerra y de proteger a la población.

  • Durante la República, la sociedad romana estaba dominada por los patricios, unas cien familias que se consideraban descendientes de los compañeros de Rómulo.

  • Enn esa época ya se perfiló la división entre libres y esclavos : patricios y los plebeyos .

  • Eran quince, entre los cuales tres eran flámenes mayores, que tenían que ser patricios: el de Júpiter, el de Marte y el de Venus.

  • Fue una etapa de expansión militar más allá de la península Itálica, de agudos y profundos conflictos sociales entre patricios y plebeyos, y de una reorganización política profunda con el fin de adaptarse a las nuevas circunstancias.

  • La categoría de ciudadanos romanos la integraban no solo los descendientes de los antiguos patricios y plebeyos de la ciudad de Roma, sino también los individuos (y sus descendientes) de cualquier territorio del Imperio que hubieran obtenido el privilegio de la ciudadanía romana.

  • Los patricios utilizaban su pater para legitimar sus privilegios; entre estos estaba el derecho a poseer las tierras y los rebaños, y el de ocupar los cargos de las magistraturas.

  • Los cultos domésticos los celebraban básicamente los patricios y se fundamentaban en la creencia en la inmortalidad del alma.

  • Los patricios eran los descendientes de los «padres» fundadores de la ciudad de Roma y tenían un rango social superior.

  • No tenían tantos derechos como los patricios.

  • Se convirtió en la segunda residencia de los patricios romanos y, durante la época imperial, muchas familias romanas se desplazaron hasta allí y realizaron construcciones, como el templo de la Fortuna Augusta y el edificio de Eumaquia.

  • Su mayor complejidad técnica y coste económico, así como su brillantez y colorido, se corresponden con la nueva etapa de aristocratización de la Iglesia, que se reflejó tanto en la calidad de las obras –se abandonó la tosquedad inicial de la pintura– como en el tratamiento de las figuras –a Jesús y a sus discípulos se los representaba con la apariencia y dignidad de patricios romanos.