Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

8 oraciones y frases con pasear

Las oraciones con pasear que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar pasear en una frase. Se trata de ejemplos con pasear gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar pasear en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Aún así, producen madera, regulan el ciclo del agua, absorben CO, son lugares agradables para pasear y dan calidad estética a los paisajes.

  • Aun así, producen madera, regulan el ciclo del agua, absorben CO, son lugares agradables para pasear y dan calidad estética a los paisajes.

  • Dedicaban la tarde ( hora septima ) a actividades lúdicas: pasear por las movidas calles de la ciudad o por jardines tranquilos; charlas en grupo a la sombra de los pórticos; los juegos de azar, como los dados o las tabas, en los que a veces apostaban grandes sumas de dinero, aunque estaban prohibidos, y sobre todo, visitar las termas.

  • La vida en comunidad, al seguir un régimen de clausura, requería un patio en el interior de los monasterios (claustro) para pasear.

  • Los baños también tenían galerías porticadas junto a las palestras, que permitían a los usuarios pasear tranquilamente.

  • Los actos humanos son los que se realizan con inteligencia y voluntad (por ejemplo, leer un libro o salir pasear); frente a estos, los actos del hombre no dependen de su libertad (como la digestión).

  • Los que tenían tiempo libre podían escoger entre frecuentar los gimnasios y las palestras; pasear por las tiendas y por el ágora, la plaza pública en la que actuaban magos, malabaristas y todo tipo de artistas de calle; ir al barbero a arreglarse el cabello, la barba y las uñas de manos y pies, mientras charlaban y se informaban de noticias y rumores, o practicar juegos de azar, como el de los dados, a los que los griegos eran muy aficionados.

  • Por ejemplo, si las leyes nazis disponían que los judíos no podían pasear por la misma acera que los demás, lo «justo» sería que, efectivamente, cuando un judío fuera por la calle (supuesto de hecho), lo hiciera por una acera distinta a la de los demás (consecuencia jurídica).