Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con paleocristiano

Las oraciones con paleocristiano que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar paleocristiano en una frase. Se trata de ejemplos con paleocristiano gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar paleocristiano en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Aunque cristiano, en mayor o menor medida, fue en lo sucesivo todo el arte occidental, en esta unidad nos limitaremos a dos estilos muy relacionados entre sí: el arte paleocristiano, el de los primeros seguidores de la nueva fe, hasta la caída de Roma; y el arte bizantino, que evolucionó y se desarrolló a partir de aquel en el sector oriental del Imperio, hasta el final de la Edad Media.

  • Bramante descartó la planta basilical del edificio paleocristiano de época de Constantino y optó, como en San Pietro in Montorio, por la planta centralizada, en este caso de cruz griega inscrita en un cuadrado.

  • Como en el arte paleocristiano, el aspecto exterior del edificio no preocupaba y solía ser de ladrillo, macizo y sin adornos.

  • Desarrolla brevemente el siguiente tema: Evolución de la iconografía, desde el arte paleocristiano al bizantino .

  • Desarrolla con brevedad, y limitándote a los aspectos arquitectónicos y urbanísticos, el siguiente tema: La Basílica de San Pedro del Vaticano, desde el arte paleocristiano al Barroco.

  • Destaca la ausencia de detalles secundarios, propia del arte paleocristiano.

  • El criterio adoptado mayoritariamente es el de considerar la última de estas fechas como su inicio, ya que hasta entonces es más propio hablar simplemente de arte romano o paleocristiano, según el caso.

  • El tema del Buen Pastor es uno de los más frecuentes desde los comienzos del arte paleocristiano, ya que toma como modelo al Mercurio protector de rebaños y le asigna un nuevo significado, como Cristo protector de la Iglesia y salvador de almas —el buen pastor que vela por su rebaño—. Se le representa de diversas formas, pero la más frecuente es con un cordero sobre los hombros.

  • En él se inserta el denominado «Siglo de Oro de la cultura bizantina», que corresponde al reinado de Justiniano (siglo VI ) y mantiene una clara continuidad con el arte paleocristiano occidental.

  • Por otra parte, el arte paleocristiano es ante todo un arte simbólico, en el que la calidad formal de la obra se supedita al mensaje que se pretende transmitir.

  • Se puede afirmar, por tanto, que el arte paleocristiano fue contemporáneo del arte romano del Bajo Imperio, con el que convivió en un intercambio mutuo de influencias.

  • Tanto los temas como su tratamiento nos remiten al arte paleocristiano, en el que interesaba más el mensaje que la corrección formal, como se aprecia en la tosquedad y desproporción de los motivos, que se adaptan a la forma del capitel.

  • Un relativo clasicismo que recuerda en cierta forma el arte paleocristiano de los siglos y .