Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

17 oraciones y frases con orientales

Las oraciones con orientales que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar orientales en una frase. Se trata de ejemplos con orientales gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar orientales en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «No es que pintara lo que veía en sueños, sino que el hambre me provocaba una especie de trance parecido al que experimentan los orientales».

  • Adoptaba, por tanto, el modelo de las Compañías de las Indias Orientales y de las Indias Occidentales inglesas y holandesas, que tan buenos resultados económicos habían estado obteniendo desde la centuria anterior.

  • Alejada de la in fl uencia de los colonizadores orientales (griegos y fenicios), el área celta estaba menos evolucionada en todos los ámbitos, aunque era muy heterogénea: los pueblos del centro y el oeste estaban tanto más desarrollados cuanto más próximos a los pueblos ibéricos; en cambio, los pueblos del norte (galaicos, astures, cántabros y vascones) presentaban el nivel más bajo de desarrollo por su aislamiento geográ fi co.

  • En segundo lugar, la escena presenta el ceremonial propio de la corte bizantina, caracterizado por la solemnidad, el protocolo y el distanciamiento casi divino de la monarquía, que acusa la influencia de las autocracias orientales.

  • Este culto al emperador tenía ciertas influencias orientales, ya que pueblos como los egipcios consideraban divinos a sus faraones.

  • Estos palacios eran estructuras abiertas y carecían de murallas, a diferencia de los rígidos y cerrados palacios orientales.

  • Imperio Bizantino de Justiniano (siglo ) Imperio Bizantino en el siglo Venecia Roma Constantinopla Constantinopla Trebisonda Tesalónica Atenas Sin embargo, esta situación no se pudo mantener durante mucho tiempo y el Imperio Bizantino se redujo de nuevo a sus territorios orientales, en cuyos límites nació en el siglo VII el Islam, nueva fuerza política y religiosa que constituiría en lo sucesivo su principal amenaza, por su pujanza y capacidad expansiva.

  • La civilización bizantina fue ante todo una fusión de la tradición imperial romana con el pensamiento cristiano, a la que se añadieron elementos culturales griegos –la lengua, entre otros– y ciertas prácticas orientales.

  • Las precipita ciones más intensas normalmente tienen lugar en las montañas cercanas al litoral porque el choque del viento de Levante con sus laderas orientales fuerza el ascenso del aire cálido y húmedo.

  • Los afloramientos más importantes se encuentran en las zonas orientales de los océanos tropicales como las de Canarias, California, Humbolt y Ben guela.

  • Los malos tiempos y la inseguridad empujaron a amplios grupos de población a buscar refugio y consuelo en estos nuevos cultos orientales, que ofrecían al hombre una espiritualidad y una esperanza de las que carecía la religión oficial.

  • No está claro si su origen está en la arquitectura visigoda o en modelos orientales independientes.

  • Pero aunque los contemporáneos pronto se percataron de que se había descubierto un nuevo mundo, Colón murió en la convicción de que había llegado cerca de las costas orientales de Asia, en las proximidades de Japón.

  • Por otra parte, durante el Alto Imperio, se habían extendido por Hispania, como por todo el mundo romano, diversos cultos orientales, entre ellos el cristianismo.

  • Recogía ideas de las religiones orientales y se caracterizaba principalmente por la creencia en la otra vida y en la reencarnación.

  • Si se piensa en la indiferencia del absoluto de Aristóteles, en lo impersonal de las deidades orientales, en lo temible que puede ser Yahvé o en lo trascendente (lejano) que resulta Alá, parece asombrosa la existencia de un Dios que se presenta como amor.

  • Tal extremo ha originado diversas posturas, como el gnosticismo, corriente filosófica y religiosa que mezcla creencias religiosas y orientales.