Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

8 oraciones y frases con optimista

Las oraciones con optimista que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar optimista en una frase. Se trata de ejemplos con optimista gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar optimista en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Al mismo tiempo, una nueva visión del mundo y de la religión, más amable y optimista, se fue imponiendo paulatinamente entre la sociedad.

  • Así, las dos grandes consignas de este siglo xviii, expansivo y optimista, fueron el progreso y la felicidad popular, entendida esta en el sentido actual de bienestar social.

  • De todas estas circunstancias económicas, sociales y culturales derivó una nueva visión del mundo más optimista, que se tradujo en un paulatino cambio de actitudes: se recuperó el gusto por la vida y sus detalles agradables, frente al estricto rechazo de lo mundano característico del Románico; y se despertó un mayor interés por la naturaleza y el hombre, que empezaron a ser observados también como creaciones bellas de Dios, en concordancia con la nueva espiritualidad de los franciscanos.

  • De todas formas, Isaac Asimov, uno de los mejores y más prolíficos escritores sobre robótica, es más optimista: los robots de sus relatos están equipados con instrucciones irrevocables que los obligan a proteger y obedecer a las personas.

  • El arte gótico (siglos xiii xvi ) fue la manifestación de una nueva visión del mundo más optimista y de un nuevo espíritu religioso más amable, con un creciente interés por la naturaleza y el hombre como creaciones bellas de Dios.

  • El mundo ordenado y optimista del Renacimiento se empezó a resquebrajar y surgió un arte intelectual y efectista que se apartaba de las normas clásicas, reflejando a su manera la inquietud y la crisis de valores de la época.

  • Pero casi ningún ateo consecuente lo ve de forma tan optimista.

  • Por otra parte, sus pinturas y grabados son un magnífico testimonio de los conflictivos tiempos que le tocó vivir: el tránsito de la Ilustración dieciochesca, confiada y optimista, al convulso inicio del siglo XIX, que fue una auténtica encrucijada de la historia española, plasmada por él con lucidez y espíritu crítico.