Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

70 oraciones y frases con oposición

Las oraciones con oposición que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar oposición en una frase. Se trata de ejemplos con oposición gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar oposición en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «La primera y más importante consecuencia de los principios establecidos, es la de que la voluntad general puede únicamente dirigir las fuerzas del Estado de acuerdo con los fines de su institución, que es el bien común; pues si la oposición de los intereses particulares ha hecho necesario el establecimiento de sociedades, la conformidad de esos mismos intereses es lo que ha hecho posible su existencia.

  • A pesar de la dura represión política y policial, la oposición siguió creciendo y, aunque fue incapaz de derribar a Franco en vida, quedó claro que su régimen no sobreviviría mucho tiempo tras su muerte.

  • Acto seguido, Suárez mantuvo entrevistas personales con dirigentes de la oposición democrática, y contactos indirectos y secretos con Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comu- nista.

  • Al igual que hizo Anaximandro, esa oposición fundamental sirve a Heráclito para explicar el movimiento en la naturaleza: hay enfermedad porque hay salud, hay guerras porque hay paz, etc. «Preciso es saber —a fi rma— que la guerra es común; la justicia, contienda, y que todo acontece por la contienda y la necesidad».

  • Asimismo, adquirió atractivo el mente su oposición a los ideales burgueses y criticando la mediocridad social de los sistemas democráticos.

  • Culminaba así un proceso iniciado por la UCD, pero bloqueado principalmente por la oposición de Francia, que veía en España un fuerte competidor para sus productos agrarios mediterráneos.

  • De antemano se sabe quiénes han de componer la minoría, que en ningún caso como en este merece el gráfico nombre de oposición de S. M. ¡Si el gobierno la trae y la nombra poco menos que de real orden! [...

  • De esa materia procede la diversidad y pluralidad pues, al componerse de partes en oposición, la materia está sometida a un continuo proceso de transformación.

  • De hecho los campesinos fueron los grandes sacri fi cados de las reformas liberales, ya que no se reconocieron sus derechos sobre las tierras señoriales ni se les facilitó el acceso a las propiedades desamortizadas, lo que explica su oposición al régimen y el apoyo de algunos sectores a la causa carlista.

  • Derrida ha mostrado de forma reiterada su oposición a las interpretaciones fi losó fi cas globales.

  • Distinguiendo entre los seres finitos y el ser infinito, el de Cusa sostuvo que, debido a la perfección de Dios, en él se debe superar toda contradicción y oposición.

  • Durante mucho tiempo, el concepto de paisaje estuvo ligado a la idea de espacio natural, como oposición a espacio urbano, industrial o artificial de cualquier tipo.

  • El carácter de funcionario al servicio de la monarquía, nombrado por el rey y costeado por el municipio, otorgaba a la fi gura del corregidor un carácter impopular que explica la oposición de muchas ciudades castellanas a su existencia.

  • El existencialismo surgió en oposición a la preocupación por los problemas epistemológicos.

  • El motor de este proceso es su contradicción interna y su relación de oposición de unas cosas con otras.

  • El problema de la monarquía no fue tanto la oposición de republicanos o carlistas, como la ruptura de la coalición monárquico- democrática (unionistas, progresistas y demócratas).

  • En un principio, Felipe V fue aceptado sin oposición tanto en España como en Europa, salvo por parte del emperador de Austria, que no había reconocido el testamento de Carlos II y había iniciado las hostilidades en Italia.

  • En cambio, un amplio sector de la oposición, mayoritariamente republicana, recelaba de lo contrario y veía en él la reposición de la desacreditada monarquía, con la agravante añadida de venir impuesta por Franco.

  • En consecuencia, el valor de R es diferente para cada conductor y expresa la oposición que ofrece el conductor al paso de las cargas eléctricas.

  • En cualquier caso, el proyecto fracasó por la oposición de las Cortes de la Corona de Aragón, que recelaban de una monarquía a la que consideraban ajena y de una medida que iba en contra de lo establecido en sus fueros.

  • En cuanto a la Revolución francesa, Kant la justi fi có y coincidió con sus ideales de libertad, fraternidad e igualdad, pero mostró su oposición a los hechos violentos que se desencadenaron a lo largo del proceso revolucionario.

  • En de fi nitiva, la nueva ley no fue bien acogida ni por los sectores más reaccionarios del franquismo, que veían en ella un riesgo excesivo, ni por la oposición, que percibió la ley como una trampa: se pasaba de una censura previa de las ideas a una censura posterior, más peligrosa aún porque iba acompañada de sanciones.

  • En el ámbito católico, también hubo un rechazo inicial por parte de algunos, pero otros muchos no vieron ninguna oposición entre evolución y Creación.

  • En la zona de Tarifa (Cádiz) hay una fuerte oposición a la construcción de más parques eólicos.

  • En oposición a la división aviceniana entre Ser necesario y ser posible, Averroes sostuvo que estos atributos no pertenecen a la realidad, sino a la lógica, es decir, al pensamiento.

  • En oposición a los monistas —aquellos presocráticos que, como los que hemos visto, señalaron que existe un solo arjé o principio material de todo el universo—, durante el siglo v a. C. surgieron los pluralistas, para quienes hay varios arjés o elementos constitutivos, a partir de los cuales se explica la diversidad y multiplicidad de las cosas.

  • Entre ellos se produce una continua lucha u oposición, que permite el desarrollo de la materia.

  • Entretanto, la oposición democrática, sin oponerse abiertamente al contenido de la ley, la rechazaba por insu fi ciente y por considerarla una imposición del gobierno y no el fruto de una negociación.

  • Era el primer intento serio de aglutinar a la oposición antifranquista.

  • Era la estrategia defendida por la izquie- rda antifranquista y, en general, por la mayoría de la oposición democrática.

  • Es decir, se trataba de un acuerdo entre las fuerzas de oposición y las élites procedentes del franquismo para superar el pasado e iniciar una nueva etapa de reconciliación nacional.

  • Es una oposición por medio de la cual podemos sujetar firmemente cualquier cosa» (William Henry Bragg, Premio Nobel de Física.

  • Esparta encabezó la oposición a Atenas, que fue derrotada y perdió su anterior hegemonía.

  • Esta oposición entre dos realidades, con sus relativos niveles de conocimiento, uno preferible a otro, influirá decisivamente en algunos filósofos antiguos, sadores modernos, como Descartes.

  • Esta actitud propició una fuerte oposición nobiliaria que se organizó en torno a sus hermanastros, los hijos bastardos de Alfonso XI.

  • Esta exigía dos tácticas distintas: una para convencer a los grupos que pretendían la continuidad del régimen de la necesidad de la reforma; otra, para las fuerzas políticas de la entonces llamada oposición para convencerles también de que la reforma abriría los caminos de la libertad que ellos demandaban.

  • Esta oposición es la resistencia eléctrica.

  • Haz un comentario en el que la relaciones con el El pensamiento ockhamista se difundió con rapidez por las principales Universidades europeas; formó parte de la denominada vía moderna o nominal por oposición a la vía antigua, que sostenía una postura realista y tradicional.

  • Igualmente se decla- raba la intención de dialogar con todos los grupos políticos, incluidos los de la oposición.

  • Insistimos una vez más en que fue por encima de todo una actitud ante la vida, más que un estilo artístico propiamente dicho, en oposición a la fría racionalidad de la Ilustración y a la igualmente fría estética del Neoclasicismo.

  • La creciente oposición de republicanos y nacionalistas Los republicanos representaban la principal fuerza de oposición política al régimen, dentro de las Cortes y en el ámbito extraparlamentario.

  • La decoración plateresca es un ejemplo ilustrativo de la continuidad que se dio en España entre el arte gótico y el renacentista, sin ruptura ni oposición entre dos concepciones arquitectónicas tan distintas.

  • La Ley Española de Trasplantes dice: «La extracción de órganos de fallecidos podrá realizarse con fines terapéuticos en el caso de que estos no hubieran dejado constancia expresa de su oposición».

  • La metafísica se había fundamentado en la antítesis realidad-apariencia (noúmeno-fenómeno): había llegado la hora de eliminar esta oposición. y apariencia, porque la apariencia lo es todo; en otras palabras, la realidad del mundo consiste en su apariencia y no hay nada más allá de los fenómenos sensibles.

  • La oposición popular en el interior De muy distinta naturaleza fue la oposición popular en el interior, que se manifestó a través de tres cauces: la guerrilla, las huelgas y las actuaciones de partidos políticos y organizaciones clandestinas antifranquistas.

  • La oposición popular: los anarquistas Los anarquistas declararon a la República, como a cualquier otra forma de Estado, enemiga de la clase obrera.

  • La política laicista de la República, plasmada en la Constitución y la normativa legal, acentuó la oposición de la Iglesia hacia el nuevo régimen.

  • Los dispositivos diseñados específicamente para ofrecer una oposición apreciable al paso de corriente eléctrica se llaman resistencias .

  • Los troyanos, a pesar de la oposición del sacerdote Laocoonte, hicieron entrar el caballo en la ciudad aun teniendo que abrir un agujero en las murallas.

  • Los pitagóricos utilizaron el concepto de cosmos para referirse al orden y al equilibrio que reina en el universo, pues, aunque las cosas estén hechas de elementos contrapuestos, se presentan como una composición armónica y equilibrada que oculta externamente esa oposición constitutiva.

  • Nacido durante la Edad Moderna, está caracterizado por: La propiedad privada de los medios de producción (capital), en oposición a la sociedad artesanal, en la que los enseres pertenecían a los gremios de artesanos.

  • No pudiendo marchar bien el sistema sin oposición, el gobierno la fabrica con el mismo celo que pone en la construcción de la mayoría.

  • Oposición a las grandes corrientes filosóficas.

  • Para ello, primero se ofreció a colaborar con Franco, después trató de presionarle y, por último, acabó en una ambigua oposición.

  • Para este grupo, el gran descubrimiento de Hegel fue la concepción dialéctica de la realidad, hasta tal punto que pensaron que era necesaria una oposición al estado de cosas existente, para acelerar la evolución hacia formas nuevas de organización política y social.

  • Pero más allá de la mera cuestión dinástica, el carlismo defendía a ultranza el mantenimiento de las viejas tradiciones del Antiguo Régimen, en abierta oposición a una modernidad identi fi cada con la revolución liberal.

  • Pero en esta última etapa de su reinado, Fernando VII se encontró con una doble oposición : a La de los liberales, siempre opuestos al absolutismo.

  • Pero por su oposición a la monarquía de Isabel II, no participó nunca en su sistema político.

  • Por otra parte, la dictadura debió afrontar, desde sus mismos inicios, pero con más intensidad según se prolongaba en el tiempo, numerosas críticas, manifestaciones de oposición, e incluso pronunciamientos militares.

  • Se produjo en el interior de España una proliferación de partidos que, desde la clandestinidad, desarrollaron una labor sistemática de oposición al régimen.

  • Se trataba, en de fi nitiva, de aplicar la doctrina inglesa de la balanza de poderes, según la cual la estabilidad se basaba en el equilibrio de fuerzas opuestas de igual poder: Corona y Parlamento; partido gobernante y partido en la oposición.

  • Solo el Partido Comunista emprendió una importante labor de reorganización en el interior del país, que explica su claro protagonismo como oposición popular clandestina durante toda la vida del régimen de Franco.

  • Solo había sutiles diferencias de talante en el ejercicio del poder: los liberales eran más tolerantes con la oposición real (movimiento obrero o republicanos), mientras que los conservadores eran más propensos a la represión por la fuerza.

  • Su activa oposición al nuevo régimen político lo obligó a dimitir de su cátedra.

  • Su con fi rmación en el cargo decepcionó a la oposición democrática e, incluso, sorprendió a los reformistas del régimen, que le consideraban incapaz de llevar a cabo la mínima y necesaria renovación política.

  • También rechazó el cambio o devenir y, al mantener que existe una oposición entre verdad y opinión, devaluó la realidad sensible.

  • Tanto los sectores populares más radicales –los anarquistas principalmente, a veces secundados también por los comunis- tas– como la oposición conservadora –la derecha, la Iglesia y un sector del ejército– contribuyeron desde diferentes ámbitos a obstaculizar de manera sistemática la labor del gobierno.

  • Una parte de la jerarquía eclesiástica española se fue distanciando del régimen, y numerosos miembros de organizaciones católicas –y no pocos sacerdotes– colaboraron o militaron en los clandestinos partidos y sindicatos de la oposición, en especial el Partido Comunista y Comisiones Obreras.

  • Y [...] no encuentro ninguna oposición real con los datos reales de la ciencia».

  • Y aunque no fue pactada con la oposición, recogía en gran parte sus aspiraciones.