Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

21 oraciones y frases con obrero

Las oraciones con obrero que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar obrero en una frase. Se trata de ejemplos con obrero gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar obrero en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Comenzaba así la escisión del movimiento obrero español entre socialistas y anarquistas .

  • Dentro de los partidos republicanos, pero con una marcada identidad propia, seguía creciendo el Partido Socialista Obrero Español, cada vez más dispuesto a participar en el juego político parlamentario, sin renunciar por ello a la revolución social.

  • El movimiento obrero, aunque dividido entre marxistas y anarquistas, se fortalecía numérica e ideológicamente y adquiría un protagonismo social creciente, en un proceso de lucha constante por la conquista de derechos y unas mejores condiciones de vida de los trabajadores.

  • En lo sucesivo, mediante el seguro conocido como «retiro obrero», el trabajador, a cambio de una cotización durante su vida laboral activa, podía jubilarse con derecho a una pequeña pensión.

  • En cambio, elevó al obrero a la categoría de nuevo héroe.

  • En cuanto a las condiciones del jornalero agrícola, eran aún peores que las del obrero: salarios de hambre, paro estacional y carencia absoluta de tierra propia.

  • Entre sus características destacan las siguientes: a Se establecía una avanzada declaración de derechos indivi- duales : derecho de todos los ciudadanos a la participación política; sufragio universal masculino; libertad de imprenta; libertad de culto, aunque la nación se obligaba a mantener el culto y a los ministros de la religión católica; derecho de reunión y de asociación, reconocidos por primera vez y de gran importancia para el desarrollo del movimiento obrero; etc. b Se proclamaba solemnemente la soberanía nacional, resaltando que todos los poderes emanaban de la nación.

  • Este gobierno presentaba en su composición varias novedades sin precedentes: a Era el primero de la historia de España presidido por un sob Era el primero de los gobiernos de Europa occidental en que cialista y dirigente obrero.

  • Junto al indeseable que en unos pocos meses se había convertido en millonario figuraba el obrero que por el producto de una pesada jornada de diez horas no podía comprar pan para alimentar a sus hijos.

  • La ciudad perfecta no hará ciudadano a un obrero.

  • La diferencia entre el salario recibido y lo producido por el proletario, la plusvalía, quedaba en propiedad del burgués, que aumentaba sus beneficios en perjuicio del obrero.

  • La Escuela Moderna, por tanto, fue la primera experiencia pedagógica vinculada al movimiento obrero y se expandió con éxito por Cataluña y Andalucía fundamentalmente, principales zonas de in fl uencia anarquista.

  • La dictadura de Serrano contra el movimiento obrero El Gobierno de la República ha anunciado ya que su principal propósito es asegurar el orden y mantener en pie los fundamentos de la sociedad española, minada hasta hoy por predicaciones disolventes y locas teorías.

  • La Internacional Comunista y la división del socialismo El triunfo de la Revolución rusa supuso un estímulo para el movimiento obrero, pero también una nueva división ideológica dentro de las fi las del socialismo.

  • Lo consiguió con un pequeño grupo de la sección madrileña, que constituyó la Nueva Fede- ración Madrileña, en la que estaba el tipógrafo Pablo Iglesias, futuro fundador del Partido Socialista Obrero Español.

  • Los partidos republicanos y los grandes movimientos sociales, como el movimiento obrero y campesino, los regionalismos y los nacionalismos, quedaron excluidos, en mayor o menor medida, del sistema político de la Restauración, que, incapaz de integrarlos, no fue más allá de ofrecerles algunas tímidas concesiones.

  • No será posible practicar la virtud política llevando vida de obrero, de asalariado.

  • Por eso, el empresario establece una diferencia entre el salario que ofrece al obrero y el precio al que vende sus mercancías.

  • Por otra parte, en sintonía con la división del movimiento obrero internacional, en España se fueron con fi gurando las organizaciones socialistas y anarquistas por separado.

  • Solo había sutiles diferencias de talante en el ejercicio del poder: los liberales eran más tolerantes con la oposición real (movimiento obrero o republicanos), mientras que los conservadores eran más propensos a la represión por la fuerza.

  • Un sindicalismo estatal: los sindicatos verticales Para controlar el aparato productivo del país, se estableció una organización sindical – fi scalizada por el Estado a través del Movimiento Nacional –, en la que se encuadró de forma obligatoria a empresarios, técnicos y obreros, agrupados por ramas o sectores de producción: sindicato del metal, de la construcción, de banca, etc. La denominación de sindicatos verticales deriva precisamente de este criterio de agrupación por ramas, que integraba en un mismo sindicato al patrón y al obrero de un mismo sector productivo.