Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

8 oraciones y frases con oficios

Las oraciones con oficios que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar oficios en una frase. Se trata de ejemplos con oficios gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar oficios en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Atenea también se encarga de los oficios de la lana y del trabajo de la madera: por ejemplo, inventó el carro.

  • El primero, señor, y el más dificultoso de conseguir, pero el mejor pudiendo ser, sería que V. Majd. favoreciese los de aquellos reinos introduciéndolos en Castilla, casándolos en ella y los de acá allá, y con beneficios y blandura los viniese a facilitar de manera que viéndose casi naturalizados acá con esta mezcla, por la admisión a los oficios y dignidades de Castilla se olvidasen los corazones de manera de aquellos privilegios, que por entrar a gozar de los de este reino igualmente, se pudiese disponer con negociación esta unión tan conveniente y necesaria.

  • En cambio, los oficios manuales o remunerados no gozaban, en general, de buena reputación, aunque los artistas eran admirados por sus obras.

  • Los que tienen afición a tales oficios, no los pueden ejercitar privadamente sin sujetarse al gremio; y eso retrae a muchos, que en las casas trabajarían acaso mejor; y esta concurrencia abarataría la maniobra, y estimularía a su perfección.

  • Pero la afluencia masiva de peregrinos a ciertas iglesias, en especial las del Camino de Santiago, hizo necesario buscar una solución que permitiese simultanear las visitas y culto a las reliquias con el desarrollo de los oficios litúrgicos.

  • Pero la iglesia románica no es solo una estructura arquitectónica, en la que se acoge a la comunidad de fieles y se celebran determinados oficios litúrgicos.

  • Su ubicación y características obedecen a un claro sentido escenográfico: situados a ambos lados del presbiterio de la iglesia, están en actitud orante y dirigen su mirada hacia el altar mayor, como si estuvieran asistiendo realmente a los oficios litúrgicos.

  • Todo es tradicionario y de poco primor en los oficios, por lo común.