Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

23 oraciones y frases con nito

Las oraciones con nito que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar nito en una frase. Se trata de ejemplos con nito gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar nito en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A fi rmó, por el contrario, que lo verdaderamente real es precisamente lo fi nito; lo infi nito (el espíritu y el pensamiento) deriva y encuentra su fundamento en la naturaleza, no al contrario.

  • Al haber a fi rmado un mundo in fi nito semejante a Dios, algunos consideraron que sus ideas eran panteístas, pero el de Cusa a fi rmó expresamente que Dios no se identi fi caba con el universo.

  • Aunque creyó, como su maestro, que el arjé era in fi nito, lo identi fi có con el aire, un elemento material determinado.

  • El número par representa lo in fi nito o ilimitado, porque resulta in fi nitamente divisible, mientras que el número impar viene a ser lo fi nito o limitado, ya que no se puede dividir.

  • El sentimiento religioso se fundamenta, así, según Feuerbach, en la conciencia de lo in fi nito, es decir, en la conciencia que el ser humano tiene de esencia in fi nita de la especie humana.

  • El universo, en su conjunto, pone de mani fi esto a Dios ya que, al ser uno, no está limitado espacialmente por ningún otro universo ni está determinado temporalmente; es, por lo tanto, in fi nito.

  • En el fondo, es darnos cuenta de que nuestro entendimiento es eterno, ya que es parte del entendimiento in fi nito de Dios y concibe las cosas como él las concibe.

  • Est Esta segunda idea innata aparece con claridad y distinción en en mi espíritu, porque mi conocimiento de lo fi nito e impe perfecto solo es posible si poseo una idea de lo in fi nito y má máximamente perfecto con la que pueda comparar tal impe perfección.

  • La existencia se con fi gura como la autosuperación del vivir fi nito e histórico.

  • Para explicar estas ideas, Nicolás recurrió a las matemáticas, en las que los conceptos que se contradicen en el plano de lo fi nito, se identi fi can, sin embargo, en el plano de lo in fi nito.

  • Para referirse a él, Anaximandro acuñó el término griego ápeiron, que consta de la partícula negativa a y la palabra péras, que signi fi ca ‘límite’; por tanto, se puede entender como lo que no tiene límite o es in fi nito, de modo que todo lo que existe, a pesar de las diferencias, puede encontrar en él su origen y fundamento.

  • Por consiguiente, nuestra idea de lo in fi nito no puede tener otra causa que una realidad infi nita.

  • Pues el mundo es por su realidad distinto de Dios, y solo porque Dios es espíritu in fi nito puede Dios, no obstante, estar en todo».

  • Según su opinión, el universo es in fi nito, ya que no tiene límites físicos; Giordano lo de fi ne como un conjunto de seres que se transforman incesantemente y que forman un organismo vivo, inagotable e in fi nito.

  • Señaló que no podemos conocer perfectamente la esencia divina, porque Dios es in fi nito, aunque sí es posible saber algo de ella partiendo de la relación de las criaturas con el Creador.

  • Si el entendimiento humano es fi nito, no nos es posible conocer la esencia divina.

  • Sin embargo, Dios es in fi nito e increado, de modo que no pueden darse en él distinciones ni oposiciones.

  • Sin embargo, si pensamos en un polígono de in fi nitos lados inscrito en una circunferencia, resulta que ambos conceptos coinciden; así, el in fi nito matemático es la coincidencia de los opuestos.

  • Spinoza ahondó en el racionalismo cartesiano e identi fi có lo real con Dios y con nuestras ideas, re fl ejo fi nito del Dios in fi nito.

  • Su concepción de un universo indeterminado e in fi nito anticipó la idea moderna de naturaleza.

  • Un sistema de control de lazo cerrado funciona de forma continua siguiendo un bucle nito .

  • Vía afirmativa o de eminencia: consiste en atribuir a Dios, en grado máximo e in fi nito, todas las perfecciones que se descubren en las criaturas.

  • Y así se podría seguir hasta el in fi nito.