Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

20 oraciones y frases con neoclasicismo

Las oraciones con neoclasicismo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar neoclasicismo en una frase. Se trata de ejemplos con neoclasicismo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar neoclasicismo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Como en la escultura, convivieron durante gran parte del siglo el Barroco y el Rococó, y en las décadas finales el Neoclasicismo tuvo su más valioso representante en un gran artista que eclipsó a todos los demás, en este caso el francés Jacques Louis David, al que algunos historiadores consideran más un romántico que un neoclásico, como se comentará más adelante.

  • Conviviendo con el Barroco y el Rococó, en un proceso similar al de la arquitectura, a partir de la segunda mitad del siglo se fue imponiendo a través de las Academias el Neoclasicismo, con su interés por la escultura antigua, en especial la griega, de «noble simplicidad y serena grandeza» en palabras de Winckelmann.

  • De ahí que las fronteras entre Neoclasicismo y Romanticismo no siempre estén claras, ni siquiera en algunos de los artistas más representativos, que han sido adscritos por diferentes historiadores a un movimiento u otro.

  • Del mismo modo, en el terreno específico del arte, el Romanticismo, gestado también a la sombra del Neoclasicismo dieciochesco, alcanzó su plenitud y encontró su ambiente más propicio en una época de exaltaciones revolucionarias de carácter liberal o nacionalista, que permitían canalizar con sentimental pasión los anhelos individuales y colectivos de libertad; sin que ello implicase abandonar por completo ciertos recursos del lenguaje clasicista.

  • Dentro del variado panorama arquitectónico dieciochesco limitaremos nuestro estudio a tres aspectos de especial interés: la arquitectura barroca española, que vivió un momento de esplendor al amparo del cambio de dinastía y la recuperación económica; la peculiaridad del Rococó en Francia, su lugar de origen; y algunos de los ejemplos más significativos de los comienzos del Neoclasicismo en Europa.

  • En cualquier caso, éstos fueron los factores que explican el origen del renovado interés por la Antigüedad que caracterizó al Neoclasicismo: El culto a la razón del pensamiento ilustrado, que necesariamente debía identificarse con un arte como el grecorromano, para el que la belleza era orden, proporción y armonía, todos ellos atributos de la razón.

  • En el ámbito de las bellas artes, se desarrollaron diversos estilos, como el rococó, el neoclasicismo y el prerromanticismo.

  • Eros y Psique es uno de los mejores ejemplos de escultura neoclásica, que refleja a la perfección los ideales estéticos de la Antigüedad, tal como los entendían Winckelmann y otros teóricos del Neoclasicismo: belleza idealizada, serenidad, composición equilibrada, tema mitológico de fuerte carga simbólica, y depurada técnica sobre mármol de color natural.

  • Esta misma visión tradicional es la que contrapone igualmente el Neoclasicismo a un Romanticismo posterior, ya decimonónico, de características opuestas.

  • Esto no significa que en muchas de sus creaciones no se puedan apreciar rasgos propios del arte de su época, tanto del Rococó como del Neoclasicismo y, sobre todo, del Romanticismo.

  • Igualmente significativos fueron los cambios en el mundo del arte, pues, si bien el Barroco pervivió durante gran parte del siglo, no es menos cierto que hubo de convivir con nuevas corrientes, como el Rococó, el Neoclasicismo o el Romanticismo, algunas de las cuales, incipientes aún, anunciaban ya las tendencias del arte moderno.

  • Insistimos una vez más en que fue por encima de todo una actitud ante la vida, más que un estilo artístico propiamente dicho, en oposición a la fría racionalidad de la Ilustración y a la igualmente fría estética del Neoclasicismo.

  • Pero antes de Villanueva no se puede hablar propiamente de Neoclasicismo español.

  • Por esta razón, el Neoclasicismo no representó una ruptura tan radical con la tradición anterior, como a menudo se ha pretendido.

  • Por esta razón fue injustamente considerado un pintor academicista y enemigo de las innovaciones, epígono del Neoclasicismo davidiano.

  • Realizada en mármol y de casi dos metros y medio de altura, es una de las obras más representativas del Neoclasicismo por su fiel imitación de la estatuaria griega, por el tema representado y por la solemnidad de su tratamiento, propia del interés de Thorvaldsen por la escultura del siglo v a.C., que le diferenció de Canova, más influido por el helenismo.

  • Se concreta en obras de muy diferente tipo (de literatura, pintura, música, cine, danza, etc.) y en distintos estilos artís-ticos (el modernismo, el neoclasicismo, el impresionismo, etcétera).

  • Sin embargo, a pesar de esta curiosa combinación, la obra posee una armonía y sencillez verdaderamente clásicas, por lo que se la considera una de las primeras manifestaciones del Neoclasicismo, realizada en pleno Antiguo Régimen, antes de que el nuevo estilo fuera adoptado como propio por la Revolución Francesa.

  • Sin embargo, este cuadro nada tiene que ver con los principios del Neoclasicismo europeo, ya que la luz y el color se imponen sobre los elementos lineales del dibujo, y la pincelada obedece a toques de gran libertad, con una gama cromática muy variada.

  • Su influencia se extendió hasta la arquitectura inglesa del siglo e incluso el Neoclasicismo del y el .