Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

21 oraciones y frases con moralmente

Las oraciones con moralmente que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar moralmente en una frase. Se trata de ejemplos con moralmente gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar moralmente en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Ahora bien, aunque toda acción libre es moral, no todas las acciones libres son moralmente buenas.

  • Busca un ejemplo en el que una acción es útil para la mayoría y, sin embargo, es, en sí misma, moralmente mala.

  • Conciencia: voluntad instruida por la razón, que juzga de manera infalible sobre lo que es bueno o malo moralmente.

  • Deber: necesidad de una acción por respeto a la ley; determina a la voluntad a actuar moralmente.

  • El acto moralmente bueno es aquel cuyo objeto, fin (intención) y circunstancias son buenos.

  • El ser humano debe ser autónomo moralmente y liberarse de imposiciones éticas o religiosas, pues su destino solo depende de él mismo.

  • En cambio, si fuese veraz porque es lo que debe hacer, sin un interés egoísta, entonces su voluntad estaría movida solo por el deber; por tanto, sería buena moralmente y merecedora de alabanza.

  • Estas técnicas no son moralmente lícitas.

  • Este modo de obrar es el único que hace a la voluntad moralmente buena, es decir, meritoria y digna de alabanza.

  • Frente a lo verdadero, lo falso; frente a lo moralmente justo, lo moralmente injusto; etc. El antivalor es una cualidad de signo negativo opuesta diametralmente al valor positivo.

  • Igual que realizando actos de fumar uno se convierte en fumador, también con actos moralmente buenos (de lealtad, valentía, clemencia…) uno se vuelve leal, valiente, etc. Estas predisposiciones no eliminan, por lo tanto, la voluntariedad ni la libertad de los actos que se realizan, sino que las potencian.

  • La eutanasia La Iglesia nos recuerda que el ser humano no es dueño de la vida que ha recibido de Dios y que, por lo tanto, «la eutanasia es una grave violación de la ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana.

  • La rlación ntr l fin los ios Si los medios son moralmente malos, la bondad del fin no justifica o convierte en buenos esos medios.

  • Los actos moralmente buenos han de unir a su buen objeto una buena intención (por ejemplo, auxiliar a alguien herido con el propósito de ayudarlo).

  • Para que la conciencia dictamine de este modo, es necesario que esté formada moralmente, aunque tiene un claro acceso natural a las reglas objetivas de la moral, que se conocen como ley natural (no se debe mentir, robar, maltratar a los padres, etcétera).

  • Para un cristiano, el límite del poder político lo tiene que marcar el bien del ser humano, querido por Dios y su propia conciencia, dado que no siempre todo lo que un Estado considere legal será moralmente válido.

  • Para vivir moralmente es imprescindible, en primer lugar, desarrollar la capacidad de saber juzgar las circunstancias concretas en las que se desarrolla la acción, de manera que se pueda elegir con acierto.

  • Paternidad/maternidad responsables: denominación que se suele aplicar a la apertura del matrimonio a la vida y a la regulación, con justas causas, de los nacimientos con métodos moralmente lícitos.

  • Por este motivo, las acciones que atentan contra la dignidad de la persona, como la esclavitud o la violencia, son siempre moralmente malas.

  • Un acto es moralmente bueno cuando supone, al mismo tiempo, la bondad del objeto en sí mismo, el fin que persigue y las circunstancias que lo rodean.

  • Un buen amigo es, en sí mismo, amable y puede resultar, además, útil (porque sabe conducir y nosotros no, etc.); o ayudar a asearse a un leproso puede ser muy desagradable y, al mismo tiempo, algo moralmente excelso.