Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con ministro

Las oraciones con ministro que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ministro en una frase. Se trata de ejemplos con ministro gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ministro en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • De este modo, se organizaba el fraude electoral de arriba abajo, bajo la coordinación del propio Ministro de la Gobernación .

  • El valido carecía de cargo o fi cial, pero actuaba como un auténtico primer ministro.

  • En ese contexto, el italiano marqués de Esquilache, que había servido a Carlos III durante su reinado en Nápoles y seguía con él en España como ministro y hombre de su total con fi anza, renovó la prohibición incumplida del uso de la capa larga y el sombrero de ala ancha, ya que permitían esconder armas y ocultar el rostro, facilitando la delincuencia.

  • Fernando VI: el Catastro de Ensenada Fernando VI pretendió implantar una reforma fi scal en Castilla, según un proyecto elaborado por su ministro el marqués de la Ensenada .

  • Finalmente mandó formar gobierno a Primo de Rivera, que decidió convertirse en dictador militar único, equivalente a presidente de gobierno y ministro universal, aunque contaría con la asistencia de un directorio militar integrado por generales.

  • La experiencia despertó el interés de Carlos III, que ofreció su patrocinio real a la Sociedad, y su ministro Campomanes animó con entusiasmo a que se crearan Sociedades Econó- micas de Amigos del País en todas las provincias.

  • La reacción del ejército fue inmediata: el ministro de Marina presentó su dimisión y el Consejo Superior del Ejército emitió un comunicado de repulsa por dicha legalización, aunque la aceptaba por sentido de la disciplina militar.

  • Para conseguir lo primero establece el Ministro en el art.

  • Para realizar la segunda condición, es decir, la seguridad, establece el Ministro que suscribe que las concesiones sean perpetuas, y que constituyan propiedades firmísimas, de las que bajo ningún pretexto puedan ser despojados sus dueños mientras que paguen las cuotas correspondientes.

  • Resultado de este fraude político es que las elecciones las hace el ministro de la Gobernación y de aquella fábrica de votos salen también las minorías.

  • Si Carlos III se ajustaba en gran medida al mo- delo ideal de monarca del despotismo ilustrado, con Carlos IV comenzó lo que algunos autores denominan despotismo mi- nisterial, ya que el verdadero poder lo ejercía el primer ministro, y no el rey.