Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

22 oraciones y frases con músculo

Las oraciones con músculo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar músculo en una frase. Se trata de ejemplos con músculo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar músculo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A veces, para volver a esa posición inicial se contrae otro músculo, que es antagonista del anterior (realiza un movimiento en sentido contrario).

  • Algo parecido es la distensión muscular, aunque en este caso afecta al músculo.

  • Arteriopatías periféricas Músculo cardíaco y válvulas cardíacas.

  • Dado que el diafragma es un músculo con forma de cúpula, esto equivale a una contracción, que provoca su descenso.

  • De esta forma las fibras musculares se encogen y el músculo disminuye de longitud y se hace más ancho.

  • Después de cultivarlas durante tres semanas en un medio proveniente del propio enfermo, para evitar la contaminación y el rechazo, se inyectaron los mioblastos en el músculo infartado mediante un catéter.

  • En general, al contraerse el músculo, uno de los huesos en los que está inserto permanece inmóvil, mientras que el situado en el otro extremo se mueve.

  • En la salida presenta un músculo anular, el esfínter, que regula su abertura.

  • En los extremos del músculo las prolongaciones de todas las membranas conjuntivas se unen y forman los tendones, mediante los cuales se unen fuertemente a los huesos.

  • Enfermedades cardiovasculares Órganos que afectan Ejemplos Enfermedades coronarias Vasos sanguíneos que riegan el músculo cardíaco.

  • Es el que forma el músculo del corazón o miocardio.

  • Esto equivale a la relajación del músculo.

  • Los se deben a que la mayoría de funciones del cuerpo humano (como los latidos del corazón o el movimiento de cualquier músculo) están controladas por pequeños impulsos eléctricos que circulan por nuestro sistema nervioso.

  • Músculo del brazo por delante.

  • Ordena en función del tamaño, de mayor a menor, los siguientes elementos: fibra muscular, miofilamento, fascículo muscular, músculo y miofibrilla.

  • Para contraerse, el músculo necesita la energía que le aportan las moléculas de ATP.

  • Por ejemplo, un músculo puede mover una pierna, y otro músculo, la mandíbula.

  • Si después de una contracción un músculo que mueve una articulación se relaja, esta recupera su forma inicial.

  • Si estas placas –llamadas placas de ateroma– afectan a las arterias coronarias, pueden provocar un estrechamiento que impida la llegada de una cantidad suficiente de sangre al músculo cardíaco y originar una angina de pecho.

  • Una neurona motora que lleva el impulso nervioso hasta el efector, generalmente un músculo, que realiza la respuesta.

  • Una neurona motora que transmite el impulso nervioso hasta el efector, generalmente un músculo, que lleva a cabo la respuesta.

  • Una vez realizado el movimiento, los iones de calcio salen de la célula muscular, las moléculas de actina y miosina vuelven a su posición primitiva y el músculo se relaja.